..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Yastamos a 31 de Diciembre


Nunca pensé que llegaría a… no, no quiero decir a viejo… jeje… Hablo de este blog, de mi-vuestro blog… Quiero decir, hasta aquí, hasta estas fechas, eso es lo que quería decir. 

Y decía que nunca pensé que llegaría a estas fechas, porque ya cuando Aldi me publicaba en su blog algunas “cosicas” mías, me decía que me hiciera el mio propio, y yo no me veía, mira tú por donde. Total, que al final me decidí. Y un Martes, 8 de Abril de este años que se nos marcha, publiqué, en el apartado de poemario, un poema que cree hace años y que se llama Gatorama. Lo publique, según quedó reflejado, a las 0,42 h. 

Mi-vuestro blog: toda una victoria contra la informática. Y Aldi me lo festejó por todo lo alto, hasta con cava… jeje Pues como iba diciendo, aquel Martes 8 de Abril Guillermo nació para dicha y desdicha de los que, en mayor o menor medida han puesto su pequeño o su gran grano de arena para que continuara. Pero, si por algo tengo que estar agradecido, verdaderamente agradecido por haber creado mi-vuestro blog, es precisamente a vuestros blogs. Y no digo “vuestros-mis” con conocimiento de causa. ¿Por qué?, pues por la parte de enriquecimiento personal que me están aportando. Y es que, uno se enfrasca y se enfrasca en ir de allá para acá, de uno a otro blog… y quisiera leer y leer, y tener mil setecientos cuarenta y cuatro… o más…por lo menos… de blogs apuntados en mis “Luces para ver”, para seguir y… y es que uno no da pa más… 

Y no solo eso. Es que uno empieza publicando todas las noches y… y es una locura, sobre todo, porque la vida familiar me demanda su tiempo, el necesario, pero suyo, que no mío. Y es entonces cuando hay que ir pensando en bajar el listón y…y se pone más bajo: pasamos a publicar tres veces por semana… y a veces programando para que salga el día D a la hora H. 

En este último día del año que nos queda, quisiera compartir una uva con tod@s vosotr@s Sí, sí habéis leído bien: una uva, solo una… No, nada, es que yo nunca me tomo las 12, si acaso 1, por la tradición. Eso sí, de cava, lo que caiga… yuhuuuu!...y cuanto más seco mejor (tonto ques uno… ja!) … Vaya, veis?… ahora son las 03:24 h del día 31… Lo dicho, el tiempo. Pues nada, lo dicho… Una uva con vosotros esta noche, al sonar la última campanada, y cava a raudales (ay!, mi hernia de hiato… y es que, no estamos pa muchos trotes… los justos, y si nos pasamos… pues omeprazol doble y doble de almohada) 

Ah!, Guillermo es mi nombre verdadero… bueno, a decir verdad, es el tercer nombre… delante de él está el nombre de una de mis agüelicas (en mi, en masculino, claro) de segundo nombre el de uno de mis agüelicos y el tercero es Guillermo… bueno, no lo digo por guardar el secreto familiar…. Jajajaja… Sí, sí… tres nombres… igualico que en las telenovelas… aaaaaaaaag!!!, pero todos me llaman por mi apodo andaluz, desde la cuna… Vamos que… Lo dicho, besibrazos para tod@s... Gracias por estar aquí.

Gracias Aldi. El Caballero, El Colega y Guillermo, os saludamos con un afectuoso y cariñoso Besibrazo, y nos vemos el año que viene... Va por todos. ¡Feliz Año!

lunes, 29 de diciembre de 2008

El Secreto Mejor Guardado



Tengo un secreto 
tan bien guardado, 
que lo tengo escondido 
en una caja de regalo. 

Quién iba a pensar 
que mi gran secreto 
iba a estar 
tan bien custodiado. 

Cuatro paredes de cartón, 
con su fondo y tapadera; 
no hay mejor manera. 

Es una caja preciosa, 
de un rojo brillante, acharolado, 
que lleva un precioso lazo, 
pomposo y de raso. 

Y lo gracioso, del caso, 
es que a la vista está 
delante mismo de todos,
para quien quiera poseerlo, 
para quien quiera mirarlo. 

Mas, ahí,
¿quién iba a mirar? 

No hay secreto mejor callado,
que el que no se protege 
con cadenas ni candados.

.....ooOoo.....

Que esta caja tb. sirva de portadora de vuestros mejores deseos para el próximo año... Pero, abridla, eh?

viernes, 26 de diciembre de 2008

Mi Alma Llena de Tí



No quiero quererte 
en el universo infinito, 
sino en la pequeña luz 
que penetra por nuestra ventana, 
casi imperceptible, 
en el amanecer temprano. 

No quiero amarte en el océano, 
sino en la gota que resbala 
por la roca 
hasta saciar la flor. 

No quiero amarte 
en la eternidad, 
sino, en el día a día, 
ofrecerte lo que soy 
para ganar tu cariño. 

No quiero quererte 
hasta la muerte, 
sino vivir eternamente 
el sabor de tus besos. 

Y quiero,
que nuestros cuerpos 
sean testigos, 
al final de nuestras vidas, 
del amor que nos tuvimos,
nos tenemos,
y nos seguiremos teniendo. 

No quiero quererte 
en amor apasionado, 
sino amarte apasionadamente 
en amor sosegado. 

No te amo porque sí.

Te amo por los días y los años 
que juntos llevamos,
porque estamos envejeciendo juntos. 

Y así quisiera seguir,
mil años más. 

No te amo en la retina 
de mis ojos, 
te amo 
con los ojos de mi corazón,
con el alma llena de ti, 
consciente de tu amor por mí.

.....ooOoo.....

miércoles, 24 de diciembre de 2008

lunes, 22 de diciembre de 2008

Duerme Mi Dulce Niño (nana-villancico)




Campesinos y pastores, 
van camino de Belén, 
y el niño llora en su cuna 
grandes ansias por crecer. 

Duermete mi dulce niño, 
duermete, mi dulce bien, 
que ya vienen los pastores, 
caminito de Belén. 

Tres grandes reyes se acercan, 
desde Oriente hasta Belén: 
Melchor, Gaspar y Baltasar, q
ue al niño van a adorar. 

Duermete, mi dulce niño, 
duermete, mi dulce bien, 
que vienen los Reyes Magos, 
caminito de Belén. 

Al niño incienso le ofrecen, 
oro y mirra también. 
El gran Rey ya ha nacido, 
en el Portal de Belén. 

La Virgen, ruborizada, 
no se lo puede creer. 
De Oriente han venido tres reyes, 
por ver a su hijo nacer. 

San José está nervioso, 
tambalea y da un traspiés. 
Le pisa el rabo a la mula 
y el buey casi le pisa un pié 

--Tranquilo —dice María— 
El niño duerme, ¿no ves?; 
con tanto ruido que haces
va a llorar otra vez. 

Duermete, mi dulce niño, 
duermete, mi dulce bien, 
que ya despierta la aurora, 
tras los montes de Belén. 

Duermete, mi niño duerme, 
dulce niño, duérmete. 
Que se apagan las estrellas 
y se alejan de Belén. 

Ya se marchan los pastores, 
los campesinos también. 
Bailaron danzas al niño 
que ha nacido en Belén. 

Duermete, mi dulce niño,
duermete, mi dulce bien; 
te espera la dulce espera: 
la cruz gloriosa a tus pies. 

Rey del amor, tu no tardes, 
te espero en Jerusalén. 
Tu Palabra será mi vida, 
tu muerte mi renacer. 

Duermete, mi dulce niño, 
duermete, mi dulce bien.

.....ooOoo.....

jueves, 18 de diciembre de 2008

El Post del Rock & Post. (no sé, porque se me ha venido a la cabeza)



Aquella mañana Juana 1538/MU/30205 despertó como tantas otras mañana. Sus cabellos enmarañados, como su corazón, disfrutaban enloquecidos entre aquel jolgorio de enredo. Su cerebro le martillaba la razón y el sentimiento: “él ya no te quiere. Tu vida es un desastre y no tiene sentido”. 

...

Hacía un par de semanas que su vida era un auténtico infierno. Los vio juntos por la avenida principal, paseando agarrados del brazo, los siguió y fueron a parar a la Plaza del Ciudadano Modélico, nº34. Esperó y esperó hasta que se aburrió y volvió sola a casa. A las 03:30h apareció Manolo2269/SE/11256, su esposo, que ni siquiera tuvo la decencia de ducharse antes de meterse en la cama. Olía a un perfume que no era el suyo. Olía a otra... Y para colmo, aquella llamada anónima poniéndola sobre aviso de la posible infidelidad de su marido. 

Manolo2269/SE/11256, le ponía los cuernos con Encarna... no sé qué numeros.

La verdad es que nunca les fue muy bien a Juana 1538/MU/30205 y a Manolo2269/SE/11256 en el matrimonio, pero… es que, ellos siempre hablaban, y  tanto de la fidelidad y de que en su matrimonio reinara la verdad y el respeto y... Y para colmo, estaba Manolito 2270/SM/11301. Ya, cuando nació, no eran tiempos muy buenos económicamente y, la verdad, deseado, no fue muy deseado. Y es que encima, trabajaban los dos, y trabajando los dos, la educación de Manolito 2270/SM/11301 fue, hasta los siete años un desastre, ya que la guardería estatal se encargaba casi totalmente de la educación del niño y... para colmo, recién cumplidos los siete años y tres meses, se lo llevó el Estado al “Campamento”... 

A los quince años se lo devolvieron educado, correcto, con el certificado de los estudios obligatorios estatales... y la chapa acreditativa de FMGVE (Fiel Miembro Guardián de los Valores del Estado), que siempre la debería llevar colgada al cuello, como signo de fidelidad en aquellas creencias que había aprendido durante los siete años y medio de “Campamento” 

...

Aquella mañana, como digo, Juana 1538/MU/30205 se levantó perturbada y asqueada de la vida. Se dirigió a la cocina a prepararse un café bien cargado. Allí estaba Manolito 2270/SM/11301 tomándose un colacao. Nada más ver a su madre, y cuando pasó ésta por su lado medio sonámbula, le dijo: “Joder, mamá, parece mentira la pinta que llevas, pareces una puta. Más te valiera salir de tu cuarto algo más decente y mejor arreglada” Juana 1538/MU/30205, conforme pasaba por su lado y al oírlo, le propinó un revés no muy fuerte, pero con tan mala suerte que le clavó la piedra que llevaba engarzada en el anillo, haciéndole sangrar el labio, a la vez que le arañaba el ojo conforme subía la mano, provocándole una pequeña herida en el párpado. Sin mediar palabra, Manolito 2270/SM/11301 se levantó de la silla, miró a su madre con ira y le dijo: “Te vas a enterar” 

Pasaron dos días. Un miércoles, a las 10,20 de la mañana, llamaron a la puerta. 

--¿Juana 1538/MU/30205? 

--Sí

--Brigada Social de la Salud Pública. Venga con nosotros. 

--¿Qué pasa? --Su hijo le ha puesto una denuncia por malos tratos físicos, con agravante de sangre 

--Pero, es que yo... 

--Venga con nosotros. 

Juana 1538/MU/30205 fue juzgada y sentenciada. De nada sirvió su historia de infidelidad en su matrimonio. No lo pudo demostrar; su marido lo negó todo. Pasó tres meses en prisión y pérdida de sueldo y empleo durante un año. El Estado sufragaría los gastos de manutención de Manolito 2270/SM/11301 durante ese tiempo, equivalente a la mitad del sueldo de la madre. Todo estaba previsto por el Estado Tutelar. Una suerte tener un Estado que se encargue y preocupe tan acertadamente del ciudadano... ¿Cómo era esa frase...? Ah!, sí: “Todo para el pueblo pero...” 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 

Ya han pasado muchos años. Juana 1538/MU/30205 tiene ahora cerca de 67 años. Vive en la residencia “Feliz Reencuentro con la Vida/3389765” una de tantas residencia en las que el Estado se encarga de que los últimos días de los mayores, sea de máxima felicidad, sin preocupaciones, sin... sin vida propia. Eso sí, con todos los medios profesionales a su alcance, que ya quisieran muchos hace años. De allí no saldrá hasta los 68, y no precisamente andando. Un día, en el fondo del cajón de la “coqueta” de su habitación, encontró una libreta con escritos de su abuela. ¡Su abuela Juana!. A su abuela Juana le gustaba escribir “cosicas”. La abrió por una hoja al azar y empezó a leer: 

“Al final, el estado se convertirá en la mamá y en el papá de los hijos: Nada más nacer nuestros hijos, el estado se los llevará a una isla paradisíaca y los educará como clones a su antojo. Niños-perfectos-servidores... perros cuidadores del sistema... esclavos fieles del gobierno reinante... Y nos los devolverán a los 15 años ya "educados"... Y nuestros hijos se convertirán en nuestros propios gobernante, en nuestros educadores, nuestros opresores, y a los 66 años, nos llamarán viejos inservibles y nos recluirán en una isla paradisíaca geriátrica, donde nos irán matando lentamente con la alimentación, sin sufrir... Después, nos incinerarán.”

lunes, 15 de diciembre de 2008

El Caballero VI.- (Amor en Grandada).- Carta a su amigo Juan.




Sabed, mi buen y fiel amigo Juan, caballero y noble donde los haya, compañero de mil y una andanza, que el retraso en mi respuesta a vuestra pregunta de saber de mí, no ha sido otro motivo que el de amores. 

Que sepais quiero, amigo mio, de mi aventura amorosa que, por desventura, terminó no a gusto mio, como bien yo hubiera querido que acabara. Así pues, leed, leed y sabreis de aquello que me aconteció.




Fue en nuestra última despedida que, en llegando allá por Granada camino de cruzar el Estrecho hacia Tánger, en mis andanzas por encontrar nuevas aventuras, ¿recordais?, encontreme a una bella mora. Su nombre, no importa ahora. 

Era esta dama moruna,
de clase culta y refinada, 
hija de un acaudalado comerciante. 
Era una golondrina enjaulada 
entre barrotes de porcelana. 
Un destello de oro en una cajita de plata. 
Era, una brisa fresca y perfumada 
en las mejillas ajadas 
de este viejo caballero. 

Ocurrió por vez primera un día, 
ya anocheciendo, 
que vi una litera transportada 
por cuatro eunucos. 
Eunucos bellos, fuertes, bronceados 
y brillantes al reflejo de un candil. 
Y la vi a ella, 
vi su rostro asomarse 
por entre los velos del palanquín. 
¡Y me miró! ¡ 
¡Y resplandeció la noche! 
Y quedé preso de la belleza de ese rostro, 
del cálido mirar de sus ojos. 

Absorto, la seguí 
por las callejas arriba y abajo de Granada, 
llegando hasta una calle ancha, 
adornada con flores en guirnaldas, 
donde encontrabase un palacete 
anidado entre fuertes 
y altos muros: 
La casa de la dama. 

Pero tenía guardián celoso. 
Tenía dueño. 
Tenía esposo. 

Desconsolado por no tener acceso 
a mi dulce dama, 
por sus estancias presa,
pasaba en vigilia las horas muertas, 
tanto en la noche como en el día, 
vigilando la salida de la casa. 

¡Mas llegó el momento! 
Solo un día, entre más de una veintena,
que parecieron cientos. 
La vi y, mi corazón, alborozado,
estalló en mi pecho. 

No me pregunten cómo 
ni dónde pudo pasar, 
pero la vi. 

Mis ojos la vieron, 
mis manos la acariciaron, 
y nuestros labios se juntaron 
en un beso apasionado. 

Por lo demás, 
un caballero no puede hablar.

Pero tenía dueño. 
Pero tenía miedo 
y el miedo la apartó 
y alejó de mi lado. 

Pasaron días, muchos días, 
más de una treintena, 
que me parecieron cientos sin vernos. 

Una noche silenciosa y sin estrellas, 
ya mi pasión, sin freno, 
salté el muro amparado 
por lo oscuro. 
Solo pude contentarme con verla 
tras su ventanal, guardado por celosía.

¡Y mi corazón ardía!, 
y mi corazón …moría,… 
y su mirar, a mi mirar correspondía. 

Fue entonces cuando con pasión y tristeza, 
le recité estos versos de amor desconsolado: 

Vos sois, mi amor, 
el único amor que a este caballero enamora. 

La noche en que os vi, 
paróseme la vida misma, 
la misma que es para vos. 

Desconsolada ahora, mi alma,
desearía morir, 
pues sé, a verdad, 
que vuestro amor 
es solo quimera para mí. 

Cuando cante la aurora 
la alborada al nuevo día, 
será ese mi canto para vos en despedida 
Y partiré lejos llevándoos en mi pecho, 
como escapulario tatuado, 
a sangre y fuego. 
Mas, mi alma y mi vida, 
en vuestras manos las dejo. 

Así pues, mi señora, 
seréis mi eterno amor.

Vos seréis mi patria y mi estandarte, 
mi valuarte. 
Mi reina, mi Dios y mi rey. 

  Ya sabeis, mi amigo Juan, el porqué de mi tardanza en responderos.

viernes, 12 de diciembre de 2008

El estrado azul.- (No lloreis por los desheredados)



Aquel día llegó con una sonrisa en los labios… La cara iluminada, que parecía un ángel… un ángel sin alas ni aura. No, aquel día no se puso bajo el árbol, sino junto al kiosco. Sacó unos cables, un portátil que puso sobre una mesa alta, de éstas de consumición de pie, hizo unas conexiones y comenzó a hablar… Al final del discursito, nos puso el tio, con todo el morro, un video de YouTube.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 

Si ves el video, no te apenes por ellos. No sufras por la indigencia, el hambre, las guerras, la desesperación de las almas… Mírate a ti y da gracias de que, tal vez, a pesar de que a lo mejor no te guste la Navidad, vas a pasar un tiempo de vida plena, como lo estás viviendo ahora mismo, como lo has vivido hace unos días, unas semanas, unos meses, años.

¿Enfermo, enferma tal vez? Ya, sí, pero con los tuyos y sin grandes males colaterales… ¿tal vez escasez económica?, ¿la cercanía de la muerte?…¿que has estado a punto de palmarla? Piensa que ellos, los desheredados de la tierra, conviven con la parca diariamente…Sí, con ella, con la muerte como principal aliada de sus vidas. Constantemente acariciándoles la cara, hurgando en sus entrañas. Besándoles la boca en un acto de amor para la eternidad… para toda la eternidad. 

Por todo lo anteriormente expuesto es por lo que, A vosotros, mortales del asfalto gris, y a mí mismo me digo, que demos gracias a… sí, al dios que sea, al propio hombre si quieres, a la humanidad entera… a quien te de la gana, pero agradece la vida que tienes… agradezcamos la vida que llevamos por muy mala que pensemos que lo estamos pasando, y seamos… bueno, vamos a dejarlo en, procurar… Pues eso, procuremos ser felices y ver la vida con optimismo, con alegría porque, todo lo demás, es matarnos a nosotros mismos.

Claro, no hace falta otro para ello… nosotros mismicos podemos acabar con nuestra propia existencia sin echarle la culpa a nadie… porque no tendríamos derecho a hacerlo. Seamos conscientes de que, a pesar de no creer en la Navidad, se puede ser feliz y ver la vida de otro color, aunque sea solo en estas fechas…

No hablo de consumismo, sino de la bondad humana… Y si eres feliz todos los días del año… ¡joder!.... ¡¡enhorabuena!!... ¡¡¡felicidades!!!... Quién pudiera. 

Es la hora de que dejemos las masas aborregadas, porque el problema no se fundameta en la grey, sino en el caldo de cultivo que ella misma puede crear y, porque para hacer masa, hay que ser muy sincero y honesto con uno mismo y muy respetuoso con los demás; tanto, como individualmente o más. 

Trabajemos en silencio por los desheredados, por los marginados, por los pobres, por los disidentes, por todos aquellos que, de no tener, no tienen ni lágrimas para llorar… No gritemos hoy ni pancarteemos libertad, justicia e igualdad, y nos olvidemos mañana. Tanta necesidad tienes de gritar, pues vete tú solito o tú solita a la plaza mayor de tu pueblo o ciudad. No vas a estar equivocado o equivocada por estar solo o sola... Ves, como no te tienes que refugiar en las masas. Gritemos hoy en nuestros corazones y que perdure en nuestros actos cotidianos. Y que el ansia de justicia se mantenga por siempre en nosotros. Pero no la justicia que doblega y explota, que clasifica, que acobarda y margina. No la justicia que se crea como autodefensa; sino la que por derecho nos corresponde a todos por igual… a todos por igual… a todos, por igual. 

¡Y que viva la Navidad!



  Y mientras nosotros veíamos el video, el jodio se tomaba una cañita mientras conversaba con el dueño del kiosco.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Todos Los Días Para Amarte (Hasta que vuelvas te seguiré queriendo)



Hoy es un día, 
como tantos otros, 
para amarte. 
Para recordar 
nuestro primer encuentro, 
nuestro primer hola 
y nuestro primer 
mirarnos a los ojos. 

Hoy, 
como tantos otros hoy, 
aun en esta distancia egoísta 
que para ella sola quiere esta soledad, 
te sigo queriendo. 

Hoy, 
como siempre, 
sigo enamorado 
del recuerdo de tus ojos al mirarte. 
Del tacto suave de tus manos 
al rozarme. 
De aquel beso infantil 
que escapó de tus labios. 

Hoy, 
el recuerdo de tu cuerpo 
junto al mío me hace daño, 
y trato de olvidarlo para apartar mi pena. 

Hoy, 
el alma se me achica 
y empobrece 
porque me falta tu presencia. 

Hoy, 
la soledad quiere hacérseme dueña. 

Pero hoy, 
como tantos otros hoy, 
peleo, me resisto; 
y a mi alrededor construyo una muralla 
con el dulce recuerdo de tu sonrisa,
para hacer frente a esta agonía, 
hasta que tu vuelvas. 
Hasta que de nuevo estés junto a mí. 

……….ooOoo……….

viernes, 5 de diciembre de 2008

Sin Tí No Existo



Amor, 
dame de tus besos tiernos 
que saben a caramelo 
y a romero del monte. 
Dame los poros de tu piel a mi piel 
y que derramen sus cálidos sudores. 
Que nuestros cuerpos,
se unan en un abrazo sin fin. 
En una lucha por supervivir, 
donde el “tu” sin el “yo” no existe. 
Donde el Yo se hace Tú. 
Porque sin Ti, No Existo. 

Guíame con suspiros enamorados 
hacia tu voluptuoso delta, 
enciende mi amor bravo 
y que en ti penetre 
como oleaje en su vaivén a tu estuario. 
Y que ganemos los dos 
en nuestra lucha de amor.
Que al final, el sosiego y la paz 
duerman en nuestro lecho 
arropados por el susurro 
de nuestras caricias y besos.

.....ooOoo.....

miércoles, 3 de diciembre de 2008

El Estrado Azul (Mi Mundo Feliz--"sogatira"--Mi Mundo Feliz)



Aquella mañana gélida, pisaba las finas capas heladas de escarchas, con sus botas camperas. Crujían como pequeños vidrios rotos. A él le gustaba pisarlos y oír aquel crujir. Las gentes que lo conocían ya sabían a donde se dirigía. Lo siguieron y algunos cuantos, menos de una docena, se apiñaron a su alrededor. Bajo su árbol, colocó el cajón azul, sacó un folio doblado del bolsillo trasero de los vaqueros, lo desdobló, se subió a su estrado azul, y comenzó a leer. 

Título: Mi Mundo Feliz---“sogatira”---Mi Mundo Feliz

Empiezo... (ejemmm): 

El mundo desprecia a los que no son su igual y pretende igualarlos a él. Pero, ¿quién es el mundo? ¿Acaso somos nosotros? ¿Vosotros sois el mundo? Tal vez yo sea de los vuestros y no lo sepáis. ¿Lo sé yo? ¿Acaso vosotros sois como yo? ¿Lo sabéis?. ¿Quién es quién? 

Y seguimos navegando en lo profano de nuestras vidas buscando un “algo” o un “alguien” que en el día a día nos aliente a abrir los ojos al mañana… qué digo al mañana… a mañana mismo, sí, al día siguiente. Y cuando en ese día siguiente abro los ojos y te veo, y veo que no eres como yo deseo, no entiendo cómo es posible que no seamos... como yo. No entiendo cómo es posible que pienses distinto que yo, que actúes diferente a mí. No entiendo cómo no entiendes que estás equivocado y que, si sigues por ese camino, acabarás mal. No entiendo cómo tu intolerancia, sobrepasa los límites de la estupidez. Claro, así será imposible cambiar tu actitud. Pero no perdamos la esperanza, siempre debemos ser optimistas frente a la vida. Aun puedes acercarte a mí. 

Ven, hagamos un mundo mejor. Aun puedes cambiar tu actitud. Sí. Ven, dame la mano. Cambia. Ven hacia mí.

Y mientras en arrogante disputa se afanan las riveras, uno u otra, por prevalecer, entre medio discurre alegremente la corriente, el agüita clara del río, -que es la vida- y a poquito a poco, lentamente, las desgasta en su correr. Y ellas, dale que dale, sin entender. 

--Y qué nos quieres decir con esto? –preguntó un caballero anciano de porte elegante- Lógicamente, hablará ud. con sarcasmo, no? 

--Amigo, hace bastante fresquito, y por hoy hemos terminado, me voy al kiosco a tomarme un cafelito. Si quiere le invito y charlamos. –y dirigiendose a los demás, se despidió- Un saludo, queridos paisanos y paisanas. 

Y así, aquellos dos personajes, marcharon juntos a pasar parte de su mañana en el kiosco del parque, acompañados de unos cafelitos y una buena charla. 

.................................................................................. 

  A quien pudiera interesar: Mi primera publicación del estrado azul, donde hago una breve descripción del personaje, al final del todo (y en letras mayúsculas… aviso para los que odian leer en MAYÚSCULAS), es en el blog de mi amiga Aldabra, http://congoyyo.blogspot.com en fecha 12 de Febrero, Martes. Y así, quien no conozca el blog, puede echarle un vistacillo.

lunes, 1 de diciembre de 2008

La máquina de vender



Piripiripiripiripiri... piripiripiripiripiri... piripiripiripiripiri... piripir (o algo así. Es que ya no hacen “ring”) 

Desperté y descolgué el teléfono ante su insistente y pertinaz sonido. Estaba durmiendo la siesta tumbado y despatarrado en el sofá. 

--¿Sí? –dije medio adormilado a modo de pregunta para que se me identificaran. 

--¿Señor Espósito? –era una voz dulce y cordial, de varón. Su acento le delataba. Era argentino... como mi sobrino político Jorgito- Me presentaré: Mi nombre es Armando y le llamo de... –dijo tan rápido el nombre de la empresa, que ni lo cacé- ... para comunicarle que vos ha sido agrasiado, mediante un sorteo selebrado ante notario, para ser una de las personas que, en su siudad, les puede tocar un magnífico carro... perdón, digo, coshe. 

--Estupendo, ¿y qué tipo de coche?... Me refiero a marca, modelo... esas cosas. –yo ya me iba imaginando por donde venían los tiros... Pero bueno, de todas formas, lo siento pero hay un err... 

--Lo interesante en todo esto, señor Espósito, -me interrumpió- es la gran suerte de que, a demás de haberle tocado el coshe... 

--Un momento, caballero –interrumpí- ¿Pero me ha tocado o estoy dentro de los que les puede tocar mediante un sorteo? 

--Bueno, mire señor Espósito... -Y dale con machacar el nombrecito. 

--Sí, dígame –dije entre condescendiente y un poco hartito. 

--Pues como le desía, señor Espósito, -y dale, otra vez con el nombrecito- lo interesante, lo genial de que yo esté hablando con vos en estos momentos, es la gran oferta literaria... 

¡Libros!... Si ya lo decía yo… ¿Se lo pueden imaginar?: Recién despertado a media siesta, y teniendo que aguantar a aquella máquina de vender... 

Poco a poco mis constantes vitales comenzaron un declive sin freno, hasta que mis párpados empezaron tb. poco a poco, a traer la oscuridad a mi cerebro... Un ronroneo de “bla,bla,bla” a modo de nana, me arrulló por un momento, perdiendo casi el consciente. De repente, un sonido alegre y cantarino, su voz, me sacó de mi sopor. 

--¿Y qué le paresió, señor Espósito, toda mi esposisión? 

--Bueno, pues – me pilló fuera de juego, pues casi me había dormido de nuevo- Qué quiere que le diga... supongo que perfecto... Bien, me parece bien, pero hay un detalle que a usted se le ha saltado y yo querría... -No me dejor terminar la frase. 

--Bien, señor Espósito. y ahora, si me lo permite, le voy a pedir unos datos personales para que, en unos días, se pase un compañero o una compañera a su domicilio para ampliar la informasión y conformar el contrato. 

--Vale, pero es que hay un pequeño problema que quiero comentarle... 

--No se preocupe, señor Espósito, cualquier problema se lo resolvemos. 

-- ?!

A pesar de aquella valentía en la osadía de querer resolverme cualquier problema, me armé yo tb. de valor y algo mal humorado le repliqué: 

--Por favor, ¿Me deja hablar de una vez? 

--Dígame, señor Espósito, ¿algún inconveniente? –contestó la voz algo extrañada y atenta. 

--Que yo-no-soy-el-señor-Expósito. 

--¿Que no sos vos? Vasha, metí la pata. ¿Tal ves el señor Expósito sea su papá? 

--No, no, no es mi papá. 
s--¿Su hijito tal vez?

--... No, por Dios, no. Tampoco. -dije un poco, como agotado. 

--Bueno, algún señor Espósito vivirá en ese domisilio, ¿no? 

--A menos que mi mujer se haya cambiado de nombre sin yo saberlo, no. 

--Siento haberle molestado, señor Es... 

--Repito: No-soy-el señor-Expó-sito. 

--Ya, ya me di por enterado. Pues bien, señor, Perdone las molestias. 

--No se preocupe, de verdad, lo entiendo, gajes del oficio. Buenas tardes. 

--Muy buenas tardes... Esto... a vos, ¿no le interesaría la oferta...?

--Buenas tardes.

--Buenas tardes y que siga bien. -clik... piiiiiiiiiiiiiiiiiiiii 

 Y seguí durmiendo la siesta.
........................................................................................................................
Un afectuoso cariño a todas aquellas personas de buen corazón que, las necesidades, le hicieron salir de su patria y de su hogar, dejando tras sí parte de su alma y familia.

domingo, 30 de noviembre de 2008

Solo eternos (de MadrugadaS de PapeL)

((Como todos los domingos, hoy publico poemas de mi amiga Madrugadas))
¡Ay de nosotros! que nos perdimos en los mil recodos del amor secreto. El universo entero era nuestro sin paciencia que apaciguase aquel ardiente deseo y nos perdimos en el requiebro de una góndola pasajera cuando probamos la delicia de aquel nuestro primer beso. Sin horizontes, sin fronteras, sólos TY y YO en el centro de la TIERRA. Nada nos frenaba para amarnos en silencio. Para siempre, desde siempre. TU y YO, sólo eternos.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Dos Cometas Sin Cordel




Y ahora... todos a volar!