..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

lunes, 12 de mayo de 2008

Podría yo ser tú?


Quien como yo, o quien como tú. Que podría parecer una pregunta, pero no es una pregunta. Es una afirmación.

¿Podría yo ser, aunque solo fuera por unos instantes, tus pensamientos, tus alegrías o tus penas? ¿Me dejarías? ¿Podrías prestarme tu piel y tu estatura, tu pelo, tu físico, tu historia, tu vida, tu persona, y que yo soñara, aunque solo fuera unos instantes, ser tú?

Déjame que me desnude de mi persona, de mi razón, de mi ego. Déjame que escriba algo sobre ti, de porqué estás así, de porqué ríes o lloras. Déjame soñar por un instante, los avatares que te han avocado a esa situación. Déjame soñar por ti. Ya sé que puedo equivocarme y que, a lo mejor, no ríes por lo que ríes. Que a lo mejor, no lloras por lo que llorar, pero déjame que al menos ponga mi corazón en ello.

¿Te conozco? A lo mejor sí o a lo mejor es un sueño, o simplemente te he visto pasar por la calle y tu cara me ha hablado, o tus manos, o todo tu cuerpo. A lo mejor solo has suspirado un “¡Ay Señor!”, y ese salir del alma ha inundado como un perfume todos mis sentidos y me has invitado, sin tú querer, a conocerte.

Y ahora, si te apetece, puedes preguntarme algo.



¡Ah, la gran cuestión!...

¡Y yo qué sé!... Y ojalá lo supiera... o no, ¡qué más da! Llegar llegará, pero aquí, donde estamos, si me preguntas sobre la vida o la muerte, te responderé: “la muerte”, pero no como tal. Porque sentir la muerte es sentir que estás vivo. Sentir la muerte es agarrarte a la vida. Sentir la muerte es mirarla cara a cara sabiendo que, algún día, llegará y que tendrás que prepararte para ese momento. ¡Déjate, déjate de mortajas! No me refiero a eso ni a féretros ni a caballitos blancos y caballitos negros. Te digo con esto, simplemente, pues eso, “mirarla cara a cara” y ver el sufrimiento que emana de los demás, saber que está ahí, y que por desgracia, o por suerte, nacemos y morimos con él. Y no volver la cara, sino pisar firmemente sobre el duro de esta vida y “tirar palante”. Ya creas en la bondad de las personas o en el mismo Dios.

No, no quiero moralizar ni decirte lo que tienes que hacer, solo que me dejes hacer, que me dejes escribir algo de ti, aunque me equivoque, que todos tenemos derecho a ello, pero en cuestión de sentimientos, no de verdades ni siquiera a medias, los sentimientos son lo que cuentan, aunque te equivoques, aunque me equivoque.

Por favor, no me prives de ser tú o que pueda sentir por ti. Si, ya se que en la mayoría de las veces estás en desamor, que la vida no te depara muchas alegrías, pero sabes que no siempre. Y que siempre hay una esperanza, una ilusión, aunque sea pequeña, por la que vivir: “el amor”, en todas sus facetas.

Ah!... Déjame vivir la noche, que bastante tiene el día con sus colores para despistarme. Déjame vivir la pasión de la noche: la noche negra, la noche oscura, la noche del “ser”, donde el “yo” se sincera con él mismo o con los demás… ¡Pues claro que el día es bello!, pero la noche es la puerta por donde se escapa el alma encarcelada. Donde aflora la pasión. Donde los amores furtivos, sigilosos, suben por las escalas. Donde un buen libro. Donde el alma se sosiega... Sí, ya se: y donde los niños lloran, los ladrones roban... donde tantas y tantas otras cosas ... Vale!, pero la noche, es la Noche!.

¿Y por qué te cuento esto? Quizás porque estoy en tus adentros o tal vez sea que tú estás en mis adentros. No lo sé, la verdad. Solo sé que cuando miras, si me encandilas, es como si yo mirara. Que no hay en esta vida nada como sentirse vivo. Y que escribir, es vivir. Y que vivir es ir descalzo por la vida sintiendo el tacto del camino en las plantas de tus pies, sentir el tacto suave de la arena, el refresco del agua que, en llegando a la orilla, calma tus pies cansados. También vivir es sentirte abrasado por el calor del asfalto para salir corriendo y resguardarte a una sombra... Sí, también eso es vivir.

¿Y por qué te cuento esto? Porque eres ficción y eres realidad, y porque a pesar de eso, quiero que sientas lo que por ti yo siento, cuando no estás a mi lado.
(Y cuando estés a mi lado, también)


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Dicen que esta carta se la encontró el funcionario de turno en el correo para repartir, y sin sobre… Que conocedor de su responsabilidad, todos los días la da a leer a las gentes por si, acaso, alguien pudiera ser el destinatario

10 comentarios:

  1. ¿Nos entenderiamos mejor (los humanos) si fuese posible? De lo que estoy segura es que mia no es. Besos

    ResponderEliminar
  2. Vale, sol... categórica y rotunda. Bien!... pero, el buscar a su destinatario, como que da igual. Todos somos libres de meternos en el pellejo de los demás, sin su consentimiento... ya sabes, con cariño y buenos sentimientos, y sabiendo jugar con la fantasía del momento... No se trata de jugar, como he dicho por ahí, a los divanes, si no de dar rienda suelta a la fantasía literaria... que es un decir.

    Vale?!... jejejeje
    Besicossss

    ResponderEliminar
  3. Es que todos tenemos de todos un poco, te presto mi cuerpo,espíritu y mente.

    Que me llego al buzón!!! jajaja


    Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Wychy... demasiado generosa de tu parte.
    Besicossss

    ResponderEliminar
  5. Pues que honor cuando me lo de a leer a mi, mira... igual hasta le digo que soy yo la destinataria y me lo quedo :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. creo que es imprescincible eso de intentar meterse en la piel de los demás, para llegar a comprender un poco la verdadera medida de los demás.

    besitos,
    Aldabra

    ResponderEliminar
  7. Puestos a fantasear te cedo mis alas, pero cuidadín.. ya sabes lo que le pasó a Ikaro.
    (Son alas de mariposa, no de polilla).
    Besines alados.

    ResponderEliminar
  8. Wychy... claro que sí... pero con tiento.
    Besicos

    Belén... Pues mira, para honores, los mios por tus... honores.
    Besicos

    Sol...Bonica!
    Besicos.

    Aldi...Sabes que sí. Y con cariño, sabiendo lo que haces.
    Besicosss

    Mariposa... Sí, lo sé, pero puestos a vivir la fantasía, imaginemos que eres una MariposaFenix... Solucionado el problema... no te parece.
    Besicos

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.