..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

sábado, 5 de julio de 2008

Y tú, ¿por qué me quieres?

Antes de nada, deciros a todos los que me veis-leeis, os veo-leo, que a partir de hoy, la cosa va a estar algo de trasiego entre la playa y Cartagena… vamos, que me voy a la playita. Eso no quiere decir que no pase por aquí de vez en cuando… pienso que por lo menos una vez a la semana.. Bueno, pues eso, que nos vemos, y que, a pesar de todo, me seguiréis aguantando por aquí estas vacaciones… Besicos. Os dejo un diálogo de una parejita de novios que creé hace algún tiempo.

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = 

Dos novios. Él, medio serio y contrariado, pero a la vez cariñoso con ella por la no respuesta dada el día anterior y como diciendo: “ven, ven que me vas a dar explicaciones ahora de lo que no quisiste darme ayer” Ella, divertida por la situación que sabe que ha creado. Se ríe, socarrona, como jugando con él cariñosamente, (sin que se dé él cuenta... por supuesto)



= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = 

--Espera, niña, espera, que voy a ponerme fino para preguntarte una cosa. Vamos allá. 


--Qué haces 


--Sacar, sacar el papel, que ayer noche apunté una cosa para que no se me olvidara. 


--¿El qué? 


--Pues una cosa que te voy a decir yo a ti y que tú no sabes.


--¡Ya! 


--Sí, para que no se me olvidara. 


--¡Ya!


  --Atenta.

--Atenta y ansiosa estoy por oírte, corazón mío.


-Menos chunga, y escucha: 

Ayer dijiste que me querías, 
y yo te pregunté el por qué. 
Tus pupilas traicionaron tu silencio,
y tus mejillas tiñeron de sonrojo 
aquel momento. 

--¡Uy!, qué bonito... ¡ja, ja!


--Calla, calla, que sigo: 
Mudo el silencio, 
de nuevo, solo unos segundos bastaron 
para que el bello mecanismo 
de tu loca cabecita, 
en frenética carrera, 
lanzara a través de tus labios 
esta respuesta: “No, por nada” 

--Esto último, no tiene mucha rima, que digamos.


--Tampoco me contestaste ayer, cuando te pregunté que por qué me querías.

--Si quieres, te puedo contestar ahora.


--¿Si quiero, si quiero?...¡Venga! ¡Dime! Es lo que estoy esperando.

--Pues... No, por nada.


--¡Eso!, ¡eso mismo! Lo mismito, mismito que me dijiste ayer, y ¿sabes lo que te digo? 


--Tú dirás.


--¡Pues que no, que "por nada", no se quiere!. Que "la nada", aunque por ser nada, es algo, también es cierto, que nada es, en estos menesteres que hoy nos ocupan... ni en los demás de la vida cotidiana.

--Por Dios, qué lio! Si quieres, nos ponemos a sofar ahora mismo... si el señorito quiere.

--Cá.... Menos cachondeito, y... no trasiegues de aquí para allá nuestra conversación. Respónde a mi pregunta, que por si acaso se te ha olvidado, te la repito: a ver, dime: ¿Por qué me quieres? 


--No, esa no fue la pregunta. Tu pregunta fue muy escueta. Simplemente,”¿Por qué?”... Y lo acabas de leer en esa cursilería de poema.


--Buenoooo! Mira, mira, no me torees, que para corridas, los toros. Que esto es muy serio.

--Pues hijo, no hay una razón... digamos... concluyente. Pues porque me atraes... Tampoco hay que calentarse mucho la cabeza. 

--No se quiere a nadie por atracción. En todo caso, se puede desear. 


--¡Que te lo has creído tú!


--¡Pues, a pies juntillas!

--Vaaale. Para que te enteres. ¿Quieres saber por qué te quiero? 

--Estoy esperando desde hace un buen... ratito, tanto, que me voy a encender un... cigarrito.


--Vaya, una rimita. Y... ¿No habías dejado de fumar?

--¡Quieres ir al grano!... y no es una pregunta. 

--Atento, que no repito.


--Soy todo oídos. 

--Ven, ven para acá tonto, ladrón de mis sentidos y escucha lo que te digo.:

“Te quiero, porque sé que eres mío, y de nadie más. Te quiero, porque sin palabras, puedo pasarme el día entero contigo, solo sintiendo el contacto de tu cuerpo junto al mío. Los latidos de tu corazón. Porque tu nombre se me rebosa por la comisura de mis labios en cada palabra que digo al cabo del día. 
Tus ojos, clavados en mi alma, me duelen de amor, desde que sale hasta que se pone el sol. 
Te quiero, no porque sepa que me puedes hacer feliz. Te quiero, porque sé que puedo hacerte feliz, y quiero hacerte feliz”
¡Ale!, ¡contento el señorito! 

--¡Joooder! 


--¿No sabes decir otra cosa?... Y ahora, respóndeme: Y tú, por qué me quieres?


--...No... por nada.

  --¡Lo sabía! 

= = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = = =

6 comentarios:

  1. Pásalo bien y no te apures, es normal que baje el ritmo de publicaciones y apariciones :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. Uyy clap clap!!!!!

    Todo mundo sale de vacacciones por alla, que cosas bueno que te la pasaes maravillosamente bien y que no te muerda una jaiba juar juar juar!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Belen... Claro... y sí trataré de pasarlo bien... Por lo pronto vengo de un jolgorio gaiteril en casa de uno de la banda, donde hemos tocado, bebido y comido... ah!, y hemos corrido los sanfermines con los nuevos. Yuhuuuu!!!.. Guay!
    Besicos.


    Wychy... Que sepas, que aun no me he ido... será hoy domingo por la tarde... Y que sepas tb., que el Callinectes sapidus (gracias Wikipedia)... tb. llamado cangrejo azul, no es foraneo del Mar Menor... En todo caso me picaría una medusilla... jejeje.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Mis felicitaciones "por todo"... por tus vacaciones (mmm.....al lado del mar) y por tus letras, tan esperadas y admiradas.
    Mis deseos de que disfrutes plenamente, se te echará de menos.

    Besines alados.

    ResponderEliminar
  5. Mariposa... ya sabes... al lado del mar estoy todo el año... y encima, trabajo justo justo al lado del mar... jejeje... vaya empacho.
    Bueno, puede que en semana cuelgue algo... ya veremos.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  6. diviértete mucho en la playita... Congo y yo iremos esta tarde, todavía no la pisamos...

    y escribe mucho

    bicos,
    Aldabra

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.