..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

miércoles, 30 de abril de 2008

Nada De Nada

Nada, 
como la Nada, 
como que el que en la Nada, nada. 
Como el que navega sin rumbo 
por la mar llana. 

Nada, 
como dejarse llevar por las olas, 
por las olas mansas, 
como haciéndose el muerto 
o como estando muerto. 

Nada, 
como la ardiente arena 
para andar ligero. 
Nada, 
como un buen amigo 
para hacer camino. 
Nada, 
como querer, queriendo, 
que en determinados momentos 
la vida sea, un encanto, un cuento. 
Nada, 
como contarle a un niño un cuento. 
No hay cuento, 
si no se cuenta a un niño el cuento. 

Nada como despertar a la nada, 
sin nada de nada. 
Ni siquiera lo puesto. 

Nada, 
como soñar en la nada; 
como cerrar los ojos cara al viento 
y sentir su lamento. 
Nada, 
como abrir los oídos 
al silencio que te llama. 
Nada, 
como romper el silencio 
con palabras calladas y besos. 
Nada, 
como enterrar tu cuerpo 
bajo el cálido abrazo 
de una piel amada. 
 Nada, como ese beso. 
Como el que das. 
Como el que en tus labios llevas preso. 

Nada como el brasero 
y la falda de camilla 
para las tardes de invierno. 
Y unos buenos amigos, 
y un libro. 
Y la familia. 

Nada como esa tenue luz
de las tardes de otoño,
que regresa a casa, cansada, 
y se cuela por entre las pequeñas
rendijas de tu ventana.

Nada
como correr a un encuentro. 
Como encontrar 
lo que antaño dabas por muerto. 

Nada, 
como morir en un sueño, 
como morir por un sueño. 

Nada, nada,… nada. 
Nada de nada. 

Nada como la misma Nada, 
sintiendo su propia Nada. 
Como volar a las estrellas, 
de papel de plata, 
fundiendo cuerpo y alma 
con la Nada, 
para sentirte... Nada. 

Nada, como lo que nada perdura, 
porque todo lo llena; 
como el grano de mostaza, 
como la sal en el puchero. 
Más aún, nada, 
como nuestras propias vidas. 
Nada como tu vida, 

Nada ni nadie, 
como tú!

 .….ooOoo…..

martes, 29 de abril de 2008

Si volviera a nacer querría nacer...


Si volviera a nacer querría nacer artista.

(Perdonad mi osadía... pues Artista,
se escribe con letra redondilla
y en mayúsculas)

Y naciendo artista, me gustaría aprender a serlo, pues ahora, lo que soy, es un burdo imitador y aprendiz que garabatea palabrería. Y por músico, cual chimpancé que arremete
y golpea todo aquello que se me ponga por delante,
o sopla o rasguea... o... Eso sí, empeño, lo que se dice empeño... le pongo, que se traduce en ruido... mucho ruido.

Artista! Yo, Artista!... De lo que fuera, fuese… o seriese: Músico, Poeta, Literato, Rapsoda, Actor, Pintor, Fotógrafo, Bailrín, Bailaó... Saltimbanqui, Payaso... ¿Payaso?... Sí, ¡Payaso!

¡Qué bonito ser Payaso e ir repartiendo besos, cariños, abrazos, sonrisas... felicidad!

¡Cuánta falta hace, hoy en día, un payaso en cada esquina!:

"Te cambio un beso, por un abrazo" Y si no te apetece, te doy el beso y el abrazo, a cambio de nada... Anda" ¿Anda?... ¡Anda!, ¿es que no te ves la cara? ¿Quieres mi nariz colorada? ¡Te regalo mis labios!...¡tachánnnn!... llevan incluida mi sonrisa, sí, mi sonrisa para ti... pero no para ti para siempre, sino a condición de que la compartas con los demás... No seas roñica, sí, también a ellos les hace falta... ¿Qué?,  No, lo siento, no tengo flores, perooo... yo te enseño a crearlas con la mirada... No, tampoco tengo mariposas pero..., si aleteas tus pestañassss...

¡Mira!: ¿Ves como vuela aquel beso perdido, desperdiciado, y va a estrellarse contra aquel muro? Pues mira también y date cuenta cómo éste cede y se derrumba ante el choque implacable del amor.

Anda, ven, deja que te bese... aunque sea en la frente. Ven que te abrace, pero ten cuidado y no me pises mis grandes zapatones, y sintamos nuestro mutuo calor y, después, nos miramos muy, muy fijos a los ojos, a ver quien aguanta más sin reír... y el que primero ría... ¡ese gana!, aunque, en mis juegos, tooooodos ganan...

“Jueguen señores... hagan juego!!! Siempre toca, siempre toca, si no un pito, una pelota!!!...

Y claro, como siempre, ganarías, y de regalo te daríaaaaa... (redoble de tamborrrrrr)... ¡Un paseo en mi monociclo!... Sí, sí, sobre mis hombros, al son de esa canción que tanto te gusta... Tarí rorariro rariiiii, tararí, tararí, tarariiiirooo..., acompasada por las palmas de aquellos que nos miren al pasar. ¿Vale?... ¡Hecho!”

Ven, riamos los dos... amemos los dos... seamos Artistas Payasos pero, el Tonto... Sí, eso, seamos el Tonto, tonto de remate, que el Clown, aunque sea Artista y Payaso, me resulta, a veces, demasiado sesudo"

...

Si yo fuera o seriese Payaso, tendría un Circo... Sí, sí... en cada plaza, ya he dicho que hace mucha falta, y no habrían dos o tres sesiones, que habría una sola, las veinticuatros horas del día.

Si alguien se quiere apuntar a mi circo de Amor, no es necesario que contacte conmigo via e-mail o cosillas así. Simplemente, algo más sencillo: que junte alma, corazón y mente, y lo desee con todas sus fuerzas... Sí, solo eso... habéis visto que fácil. Y yastá!... ¿Sueldo?: La sonrisa del Mundo. Es que no podría pagarte más ni mejor. Es justo el salario, ¿verdad?. Pues eso.

lunes, 28 de abril de 2008

Sentirte Al Amanecer



Mi paz,
mi felicidad,
son tus labios
al besarme.

Dulce sensación,
cálido y húmedo
deseo,
nuestros cuerpos
al juntarse.

Y al amanecer,
tu calor entre sábanas
suaves.

.....ooOoo...

domingo, 27 de abril de 2008

Locos De Amor

Calla y no digas no
ni siquiera un sí por respuesta.
Calla y siente mi presencia
como siento yo la tuya.

Calla, y no digas no.
Enmudece tus labios
a mis labios unidos,
en un beso apasionado.

Hagamos nuestra pasión
tan cursi como podamos;
con lacitos color de rosa,
con encajes y bodoques.
Hagamos de nuestro amor,
una tartita de fresas,
y en medio, un corazón
con un “Te Quiero” muy grande.
Y que se ría el mundo entero de lo nuestro.
Que se rían de nuestro amor
y que así dure por siempre.

Que por siempre sea de caramelo,
de caramelo de almibar,
hecho al calor de nuestros besos.
De caramelo dulzón,
dulce, como el mirar de tus ojo bellos.

Sea nuestro amor,
como en las historias de antes,
en las que los amantes
el uno por el otro moría.

Sea nuestro amor, en fin,
el aire mismo que respiremos.
Nuestro sustento diario.
Sea el sol y la luna.
Sea nuestro firmamento.
Y que la tierra entera no tenga,
cabida para acogerlo.

Que las gentes, al vernos,
nos tomen por lo que somos:
dos locos de amor, enamorados. 

Y que murmuren y critiquen
sin poder entenderlo,
pero que en el fondo deseen,
un amor como el nuestro.

Y cuando nuestros días anochezcan,
amortajen nuestros cuerpos
con el tierno recuerdo
de nuestros abrazos y besos.


..........ooOoo..........

sábado, 26 de abril de 2008

No Puedo, Por Más Que quiera, Dejar De Quererte

No puedo, por más que quiera, 
dejar de quererte. 

No puedo, por más que quiera, 
dejar de besar tus labios blanditos, 
acariciar tus blancas caderas. 
Recorrer, de tus senos bonitos, 
sus suaves laderas. 
Y no puedo, por mas que quiera, 
dejar de besar, muy despacito, 
el cándido mirar 
que desprenden tus ojitos. 

Tu cuerpo, 
bajo mis dedos se estremece. 
Tus besos cálidos, 
me prenden. 
Tus poros 
a mi sudor se abren. 
Y un canto incesante, 
inunda la estancia. 

Un volcán interior arde 
implotando a la vida su magma; 
y mientras, las mariposas mimosas, 
con sus frágiles alas 
graban amores en nuestras espaldas. 

 ………ooOoo………

jueves, 24 de abril de 2008

Diario Infantil

(un día cualquiera) 

Querida mamá: Despues de varias veces que he querido empezar este diario por fin lo empiezo hoy. 

Pronto sera tu cumpleaños y voi tachando los numeros del calendario todos los dias hasta que llegue al tuyo. Ya falta poco. Tengo un regalo para ti. Sí, un bonito y precioso regalo que te he hecho yo sola sin la ayuda de papá. Dice papá que es muy chuli y que seguro que te va a encantar. Si vieras como nos cuida papá a Susana y a mí. Por la mañana antes de irse al trabajo nos deja los desallunos preparados y deja la labadora puesta. Cuando llega de trabajar se pone a cocinar la comida que ha hecho la noche anterior y tiende la ropa que nosotras hemos sacado antes de la lavadora. También hacemos las camas antes de irnos al cole. Mamá, todo esto tú ya lo sabes, son cosas tontas, cosas para pasar el rato hablando contigo, cosas para no olvidarme de ti. 

Estoy triste como una luna sin estrellas y pronto será tu cumpleaños.

(Día siguiente) 

Papá me ha regañado, algo le pasa porque otras veces cuando he dejado el cuarto de baño como una selva después de ducharme, no se ha puesto asi tan fiera conmigo. Pero bueno, despues me ha pedido perdón y me ha dado un beso. Pero le pasa algo. Hoy ha estado toda la tarde tristón y me a pedido que le explicara el inglés a Susana. Se ha encerrado en  vuestro dormitorio y ha estado un largo rato escuchando esa música que tanto le gusta, la del burro de la noche de verano que me llevasteis a ver y que bailaban, pues todavía me acuerdo de aquella niña gordita dando saltos. Vale mami ya se, gorditos o flaquitos, todos bonitos. Perdona si no escribo bien las comas o los puntos, pero ya verás que pronto aprenderé. ¡ Jo! mamá, cuando te escribo no consigo estar un ratito tranquila, enseguida me vienen los recuerdo y me pongo triste y me dan ganas de llorar y no quiero. Papá me dijo un día que yo estaba llorando porque me acordaba de ti, que llorar era bueno y que los hombres tambien lloran y que el tambien llora a veces cuando se acuerda de ti, pero yo no lo he visto llorar. Bueno sí, aquel día que todos lloramos. Me voy a dormir que mañana tengo un control de lengua. He estudiado vastante, con un poco de suerte sacare buena nota pero lo que pasa es que después me quitan puntos por las faltas. 

(Día siguiente) 

Mami, el control de rechupete. Me van a poner un 8 o un 9. Bueno, ya veremos las faltas. He estado un rato parada mirando el diario y pensando que escribirte, un rato grande. Papá me ha dicho que me duerma pronto, que mañana nos vamos temprano a la playa pero yo prefiero quedarme en casa de la abuela, por lo menos allí le hago compañía y me cuenta historias tuyas y me enseña fotos, lo que pasa es que en segida se pone triste y llora y al final lloramos las dos pero casi siempre despues de llorar nos vamos a dar un paseo a la calle y nos comemos un pastel que lo compra en la confiteria del paseo. Susi no tiene problema con la playa. A ella le gusta ir al parque y montarse en los columpios con papa porque se lo pasa guai. Los otros dias vino Javi Gutierrez el de mi clase con unos pelos de punqui y me preguntó si me gustaba. Yo le dije que estaba orroroso y se enfado con migo. 

Mamá ya estoy llorando otra vez y perdona los borrones. No quiero llorar aunque papá diga que es bueno. No quiero llorar, porque llorar por ti no es lo mismo que llorar por que me duele la cabeza o porque me enfado con papá. Llorar por ti es como si yo misma me muriera y no viera mas a papa y a Susana o como si se murieran papa y Susana y me quedara sola con la abuela. Cuando la abuela se muera tambien llorare mucho, pero creo que menos que con tigo. Tengo que cuidar a papá y a Susana, nos tenemos que cuidar los tres aunque Susana no creo que pueda cuidarnos a papá y a mi. Ay una cosa que quiero decirte y es que a mi me gustaria cumplir los años el mismo dia que Susana porque ella los cumple el mismo dia que tu. 

Ya no voy a escribir mas en este diario porque me hace llorar y si escribo de otras cosas siempre pensare que te he escrito cosas aquí y volvere a llorar. Pasadomañana te llevare el regalo. Creo que esta noche no voy a poder dormir mucho pensando en ti. Papa dice que estas en el cielo y que no se dice en los cielos. Papá dice que por las noches siges cantandonos a Susana y a mi nuestra cancion, como cuado estabas con nosotras. Papa dice que sigues con nosotros, pero a mi me gustaría tocar tu pelo y abrazarte y que me beses por las noches y oir la cancion de buenas noches que siempre nos cantabas, que no la oigo. Bueno si pero como la canta papa no es lo mismo. Cada vez me acuerdo menos de tus palabras de cómo suenan y eso me da pena y tristeza. Cuando pongo el video me acuerdo, pero no es lo mismo y papa no quiere que lo pongamos. Quiero mucho a papa porque es como si el fueras tu tambien. Pasado mañana iremos a verte y te llevare el regalo Ahora quiero llorar, antes no queria pero ahora si porque me da sentimiento de que ya no voy a escribir mas en el diario pero prefiero llorar ahora mucho que un poco todos los dias que escriba Te quiero mucho mama. Un beso muy GRANDE. Es ya muy tarde. 

 Fin para siempre en este diario. Que poquito que has durado diario, solo tres dias.

FIN

miércoles, 23 de abril de 2008

Llanto de Violín

Estaba yo esta tarde caminito del curro y escuchando RNClásica, cuando se me acurrucó aquel sonido... de tal forma adentro de mí...

 :::::::::::::::::::::::::::::::: 

 Hay un llanto de violín 
abrazado a mis entrañas. 
A mis entrañas del alma. 

Sus notas, grises y lánguidas, 
se clavan en mi corazón 
como espinas de amor inacabado. 
Y esto me duele, 
y me hace daño, 
cuando el ¡ay! 
se alarga intemporal en el espacio. 

Y este llanto, huidizo y temeroso, 
a cobijarse se adentra 
entre mis brazos. 
Y es que, parece, 
que como un niño naufragado 
entre manantiales de abrazos, 
ha venido a pedir amor en mi regazo. 

Y yo lo mimo, 
y lo acuno; 
y a sus oídos, muy cuito, 
una nanita le canto; 
para que se olvide de las penas, 
para que se olvide del llanto. 

 .....ooOoo.....

martes, 22 de abril de 2008

Vuela Sus Sueños

Vuela sus sueños 
entre polillas fascinadas 
por la luz de una farola. 

Ilusionada, vuela sus sueños 
por entre perfumes baratos, 
mientras el frío de la noche 
va empaquetando recuerdos 
con papel de estraza 
y grises lazos. 

Bajo el tintineo brillante del oro falso, 
un cuerpo busca la vida. 
Y la propia vida la consume 
por las esquinas, 
entre oficinas móviles, 
y ventanillas únicas.

--¡Maldita la pena negra, que me arrastró a la calle! 
¡Maldita la calle negra, que me arrastró a esta pena! 
¡Quién fuera mariposa en primavera, 
o hada, o princesa!

Marioneta, polichinela, 
corazón de trapo y alma bella. 
Mariposa provocativa 
derramando sonrisas entre tapicerías rodantes, 
mientras las lágrima te atraviesan, 
hacia dentro, 
tus pupilas. 

La noche, cansada de estrujar las almas, 
se retira a su covacha. 

 El día bullicioso se abre paso malicioso 
apretujando a las gentes en sus calles, 
camino del trabajo. 

Mientras, un cuerpo de vidrio descansa roto 
entre sueños de algodón. 
(de algodones dulces con olor a feria. 
Con olor a fresa… 
como le gustan a ella)

      …..ooOoo…..

Que Me Sientas A Tu Lado

Podría ser amor o amistad? El amor encadena y la amistad es libertad? Si consideras que es amor, amor será. Si por el contrario amistad, será amistad. Yo, que lo cree, tengo la respuesta para mí. Solo para mí.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::


No quisiera yo,
a mi manera, 
solucionarte la vida. 
Que tu vida es solo tuya 
y en custodia la pretendes como propia. 
Tan solo quisiera hacer presente 
mi persona a tu persona 
y sentir que me sientes  
junto a ti. 

 Ya lo sabes. Aquí estoy y aquí me tienes, 
doliéndome tú, cuando tú te dueles, 
 y sintiendo como mías tus alegrías. 


 No pretendo, ya lo sabes, 
ni andar senderos que son tuyos
ni dirigir tus pasos. 
Solo quiero que me sientas a tu lado.


 ..........ooOoo..........

domingo, 20 de abril de 2008

Algunas pocas cosas de mi agrado y mi disgusto

No me gustan 
los rincones a la fuerza, 
ni las esquinas salientes y arrogantes. 
No me gustan esas rectas sinuosas, 
ni las curvas que se esfuerzan 
por ser rectas. 

Me gusta el bien hacer 
de las buenas cosas, 
el mirar, con la mirada 
cara a cara. 
Me gusta, 
el equivocarme sin conciencia 
y pensar que, en el mundo, 
hay mil y una formas.

Saber que tu no eres yo, 
porque somos dos,
me gusta. 
Verte como eres siempre, 
sin disfraces, 
me gusta. 
Dar de lado a los problemas importantes, 
por un abrazo, 
me gusta. 
Abandonar todo 
por las lagrimas de un ser desamparado, 
me gusta. 

El orgullo, 
que asesina siempre al alma, 
no me gusta. 
Las miradas hacia abajo 
y de soslayo, 
no me gustan. 
La prisa justiciera, 
el arrebato, 
no me gusta. 
Y en todas sus facetas, 
el abuso de poder, 
no me gusta. 

Hay tantas cosas que no me gustan... 
Hay tantas cosas que sí me gustan... 

Me gusta lo sencillo y nada lo retorcido,
(aunque yo, a veces,
sin quererlo,
pueda resultarlo.
Sí, eso, retorcido)

Y me gusta que se caigan los niños 
y les salgan moratones en las piernas, 
y se hieran en los brazos.

Que se caigan... que aprendan. 

(Que esto, es un decir, 
porque lo que quiero decir, 
es que aprendan de la vida. 
Que en las cajitas: los algodones 
y los algodones, 
“pa” las heridas). 

Y me gusta escuchar 
a las gentes humildes, 
porque en sus palabras se adivina 
la sabiduría de las cosas sencillas.

No me gusta el pedante estirado
que habla para sí mismo.
Que también,
en una leja hecha de alcornoque,
se pueden almacenar libros 
que contengan mucha sabiduría. 

Y me gusta tener dudas. 
Saber que no soy perfecto. 
Reconocer que soy quien soy, 
y decir de mi mismo: 
“No hay mas que esto” 

Me gusta el dos y me gusta el tres, 
y así sucesivamente. 
No me gusta el uno ni me gusta el cero...
 y aquí me quedo, 
pues, por continuar, 
esto sería el cuento de nunca acabar. 
Aunque, claro,
Tú, si quieres,
sí que puedes continuar.

 ……….ooOoo……….

sábado, 19 de abril de 2008

Quisiera Ponerte Los Ojitos De Cristal

Y siguen las mujeres sufriendo el razonamiento bestial (de bestia, animal) de la fuerza por parte del hombre. Es un poema que tiene su tiempo. Algo he modificado para publicarlo ahora... muy poco, unos 4 nuevos versos incorporados. 2 por medio y otros 2 por el final. No estoy diciendo con él: "pobrecita tú, mujer"... Va para tí, hombre, y que saques tus propias conclusiones.
 :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 

Quisiera ponerte los ojitos de cristal, 
para poderlos pintar, 
de mirada de esperanza. 

Quisiera coser tus labios carnosos, 

y dibujarte una sonrisa de frescura, 
entre comisuras. 

Tus manos, de tacto suave, 

cortar por las muñecas 
y dejarlas siempre quietas. 

Cercenar tus dos orejas 

a ras de la cabeza, 
y ponerte dos antenas 
para que captes 
y comprendas mi amor por ti. 

Aplastar tu respingona nariz, 

y... en fin, romperte el pecho, 
desgarrar tu carne y penetrar 
por tus costillas, 
asiéndote el corazón 
entre mis dedos, 
y moldear, a mi antojo, 
tus entrañas. 

Desfigurar tu ego quiero, 

beber tu sangre, 
hasta que no quede gota de ella. 

Libar tus lágrimas saladas por adentro. 

Que no mojen tu preciosa cara; 
que así, sequita, 
me gusta mucho más. 

No seas ni pienses mi amor. 

Yo seré y pensaré por los dos. 

Mía eres y serás 

por toda la eternidad.

Y ahora,

anda, ven, tontita,
qué harías tú sin mí.

 ..........ooOoo...........

viernes, 18 de abril de 2008

A Tu Cocina Blanca

Hoy hablé con alguien esta mañana, y pensaba dedicarle un poema, un pequeño poema que parecen dos haikus encadenados, y digo, parecen. Pero recordé este poema y a la vez él, me evocó otros tiempos no muy lejanos. Yo, entonces, apenas si la conocía, tan solo lo que escribía. Y escribía sencillo, valiente, sentido y bonito, como sé que sigue escribiendo todavía. Lo titulé, “A tu cocina blanca”... y tan siquiera sabía de qué color era. Tan solo entonces sabía, de sus poemas en prosa y que decía, que escribía en la cocina. Y yo me imaginé, por el lugar, por lo que expresaba y de la forma que lo hacía, que sus musas vestirían delantales mimosos. Que debieran relucir más bellas y bonitas que las flores en primavera... y tan frágiles!... como las amapolas... Me imaginé una luz blanca, intensa, que todo lo llenaba. Y a partir de ahí, verso a verso, se creó y se formó, él solo, este poema. ((No, no acerté con el color... físico, me refiero… cachis en la mar!)) :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


A tu cocina blanca, 
de luz imaginaria, 
 donde las musas bailan 
con delantales de nanas. 

A la nana nana, 
sueña la niña. 
A la nana nana, 
con sus ilusiones. 

Cacharritos de escarcha
y sartenenicas de plata, 
pa fogones encendios 
con la pasión de tu alma. 

A la nana nana, 
de las tardes grises, 
soñando entre mariposas 
de alas tristes. 

Un cálido papel enamorado 
inunda tu cocina de pasiones, 
al sentir, sobre su blanco cuerpo, 
besos de tinta enamorada. 

Y mientras la tarde, cansada, 
resbala su anochecer tras los cristales, 
se deslizan por entre tus dedos, 
recetas de amor y desamores. 

 ..........ooOoo...........

miércoles, 16 de abril de 2008

Amigo Mío!

Ay!, amigo mío:

Tu correo de ayer me hace recordad tanto! Y esas mismas cosas son las que quiero hacerte recordar a ti en estos momentos. 

Recuerdas? Llegó. Tenía que llegar. Aunque nadie la esperara y menos tú. Llegó sin anunciarse o por lo menos nadie pensó, y menos tú, que aquellas sombras tendrían como caldo de cultivo tu propia vida. Porque, avisar, lo que se dice avisar, avisa, pero no te percataste de sus señales o no quisiste percatare o no le diste importancia.

Chulito eras un rato, eh? Decías: “A mí?...Esas cosas?... Con el carácter que yo tengo, vamos, anda ya!”… Bueno, es solo la realidad de quien desconoce sus efectos. Ahora, a tiempo pasado, recuerdo que me comentabas la llamada de aquella ventana... La oías hasta pronunciar tu propio nombre y salías del despacho a pasearte por la acera arriba y abajo... y aquella opresión en el pecho y esa sensación por brazos y piernas que también me contabas… Sí, amigo, sí, pero no nos lo creemos. Son... No, tonterías, no, pero, qué se suele decir en esos casos?: “Yo lo solucionaba de un plumazo”. “Tengo tanto que hacer, que no tengo tiempo para pensar en esas cosas” “Cuento, tú lo que tienes, es cuento”... Eso es lo que solemos decir. Y “ella”, viene ya vestida de furtiva, con el vestido de camuflaje que le hemos puesto nosotros mismos, y se te engancha a todo tu ser como una sanguijuela, que te va chupando la propia vida. Y entonces llega un día y dices: “No puedo levantarme...” Y no es que no puedas por algún impedimento físico pues, las piernas las tienes bien y la complexión física bien... todo tu esqueleto y tu musculatura está en perfecto estado de tono muscular... Pero no puedes. Y la cuestión no fue solo esa, que si viniera solo ella, sin compañía… pero viene con la otra, con la que no te dejaba respirar, la que te cerraba las mandíbulas hasta dolerte las muelas y dientes de tanto apretar. Que yo te decía cuando te visitaba, recuerdas: “Te noto, como apretao” Pues sí, venía la otra, la que te hormiguea las piernas y los brazos, acompañado de una molesta sensación de ingravidez muscular que me decías que te repelía. Y el aire se te volvía denso e irrespirable... Tres meses de pastillas es el tiempo que estuviste sin ir a trabajar. Y yo, jodido haciendo tu trabajo y el mío... Bueno, jodido por la cantidad de trabajo, pero preocupado por ti. 

Recuerdo que me decías que las mañanas se te hacían pesadas, tristes... “Y si el techo se cayera sobre mi cabeza?” , me comentaste un día... Me asustaste entonces, creeme. “Da igual” terminaste diciendo. 

La melancolía se aposentó en tu vida... Vivías porque... bueno, porque por lo menos, respirabas y te alimentabas. Tu sensibilidad era tan extrema, que tus sentimientos navegaban de tal forma por tus venas, que bien se diría que se veían a través de la piel. Por no apetecerte, ni leías, que ya te lo decía yo que leyeras algo para distraerte... 

Las visitas al especialista se sucedieron con un periodo aceptable para controlar tu situación... Parecía que, poco a poco, se la iba controlando. De los tres meses que duró, pasado el mes y poco, la mutua correspondiente, necesitó controlar ella misma la situación, y como resultado de la primera visita al especialista impuesto, el diagnóstico fue: 

--Bueno, ya sabe usted, que tiene un carácter depresivo, y tiene que aprender a vivir con él. 

Por lo menos eso es lo que me contaste que te dijeron, y que al salir de la consulta dijiste: “ Y una mierda!”... Después, al cabo del tiempo, cuando me lo contaste, te reías porque una señora pasaba por tu lado y te miró asustada; aunque, cuando llegaste a tu casa, reconociste que el diagnóstico no iba mal encaminado. Si es que, hijo... eras un auténtico llorón... ¡Es que lloriqueabas por todo!... Recuerdo que al principio, uno de los días en los que te visitaba estaban poniendo un programa de no sé qué, de niñas chinas en orfelinatos y se te saltaron las lágrimas... “¡Acho, tio!”, -te dije- ya sé que eres algo emotivo, pero...” En ese momento, yo quería ayudarte, pero comprendí que la mejor ayuda era darme un punto en la boca... Tú te secaste aquel par de media docena de lagrimones, te sonaste los mocos y me comentaste como la cosa más natural del mundo, que, estabas hecho un llorica sentimentaloide, que todo te afectaba más de lo normal... Después empezaron a hacerte efecto las pastillas...   Bueno, a lo que vamos... Y llega un día que te planteas la situación, y me llamas al trabajo para decirme: 

--Prefiero ser un llorón sin pastillas a ser un pastillero políticamente correcto

--Olé tus “güevos -te dije.

Luego continuaste diciéndome que habías llegado a esa conclusión, después de haber comprobado el efecto que te producían las pastillas, de que, aparte de cortarte el grifo lacrimal y "otros grifos", te “enmascaraban” tu propia personalidad. “Soy así y no hay más que esto”, terminaste diciendo. Parecías enfadado y me colgaste el teléfono. Después, en otras charlas, me comentabas que empezaste a comprender muchas cosas desde aquel día. Cosas que le pasaban a los demás y hasta entonces no comprendías. 

Y saliste del túnel. Viajaste hacia la luz. No viste seres blancos y bellos, no, sino que volviste al mundo de lo grotesco, a la piel, al hueso y a la carne que sufre siente y padece, para seguir viviendo. Y te digo que volviste, como si hubieras regresado al propio paraíso... Bueno, que es un decir, porque sigues siendo el mismo burro de antes, pero por lo menos, ahora llevas ronzal y te dejas poner una mantita al lomo. Y eso, por lo menos en ti, ya es un logro. 

Amigo mío, a tu historia no quiero darle un final feliz ni casarte con ninguna princesa celeste. Simplemente recordarte, que encendiste una gran luz sobre aquella oscuridad que se cernía sobre ti. ¿Se te gastaron las baterías? 

No, amigo mío, no quiero entrar en lo fácil de aconsejarte... Flaco favor te haría. Somos virgueros,  solucionamos la vida a los demás, sin apenas saber solucionarnos la propia. Recordarte, tan solo, aquella gran victoria. Recordarte que ya has salido de esta situación. No te puedo decir que vayas a salir de nuevo... eso te lo tienes que decir a ti mismo. A mí me enseñaste algo muy importante y eso debería de servir para ti también, en estos momentos. Siempre me tendrás a tu lado, como me tuviste hace años. Lo sabes bien. Bien lo sabes. Este fin de semana saldré para París y me quedaré unos días contigo... déjame que organice en estos tres días el trabajo, y marcho para allá. Un fuerte abrazo, Amigo Mío!

martes, 15 de abril de 2008

Tras los Pasos de mi Entierro

También, hace años, yo escribía cosas tristes... este poema es de los pocos que conservo de aquel tiempo. 

Rumores incoherentes, 
que se adhieren 
a mis paredes craneales. 

Velo de sombra 
que desgarra mi cerebro 
con sus afiladas uñas, 
con sus afilados dientes. 

Preámbulo del entierro, 
de un muerto viviente. 

Locura de soledad, 
negrura creciente… 

¡Pasos en el silencio…! 
¿Los oís?... 
Sus ecos perforan mis tímpanos 
dañando mi cordura. 
Diciendo: " ... "
Diciendo nada. 

Eco sonoro y mudo. 
Ensordecedor, estridente… silencioso. 

Mano que aferra mi mente, 
sin dejarme disfrutar de lo sencillo. 
Cascos de caballos 
que en la noche, 
pisotean mis entrañas, 
mis ojos, mis oídos… mi alma. 

…Ningún reproche. 

Y en este pozo sin fondo, 
siento, poco a poco, 
fluir la sangre de mis venas 
a la tierra; 
y allí, sobre una pequeña piedra, 
chapoteando en el rojo fluir 
de mi líquido elemento, 
bailotea el diablo de mi tormento, 
de mi desesperación, 
de mi lamento. 

Lo miro y no dice nada. 
Nada dice, 
solo ríe y danza, 
los pasos de mi entierro.

 .....ooOoo.....

lunes, 14 de abril de 2008

Sentir que vives

La tristeza, 
tangencial a la alegría, 
enreda finos hilos 
de llanto perfilando a la sonrisa, 
y ésta, invadida y enojada, 
despierta a la carcajada 
que pinta en arco iris 
las paredes del alma. 

El alma, 
que de vida esta labrada, 
a veces sucumbe lentamente 
en espiral hacia la nada. 
Mas este alma, que a la vida se promete, 
a veces sufre y a veces ama 
hasta la muerte, 
con delirios de pasión. 

Sentir la alegría y sentir el llanto. 
Sentir, 
como si la vida te fuera en ello, 
que un pequeño beso 
se te hace inmenso. 
Que un gran abrazo, 
se te hace pequeño. 

Sentir. 

Sentir el desprecio 
porque estas vivo. 
Sentir, que de puro vivir, 
todo vive en ti. 

Amar, 

¡Amar hasta la muerte! 
porque no estas muerto. 

Y en el blanco y negro de esta vida, 
se mueven los cuatro vientos. 
Se mueven todos los vientos 
por suaves laderas, 
por escarpadas sierras, 
por la mar brava, 
por la fina arena. 

La alegría, 
tangencial a la tristeza, 
enreda finos hilos de risas, 
perfilando al llanto, 
y éste, invadido y desconcertado, 
se deja llevar de la mano 
como primerizo enamorado, 
encandilado por el fuego del amor. 

 .….ooOoo…..

domingo, 13 de abril de 2008

Alma Libre

¿Por qué te empeñas en seguir mis pasos, 
si por la veredita abajo 
resbalan tus pies mojados? 

¿Por qué te empeñas en ser mi espejo, 
y cuando río, lloro o frunzo el ceño, 
no aciertas en tu empeño? 

¿Por qué cincelas mis sueños, 
si tus ojos están ciegos? 

¿Acaso conoces el secreto de las almas? 
¿Y las miserias del hombre? 
¿Conoces acaso, su grandeza? 
¿Descubriste los tesoros que un corazón esconde?

Entonces, 
no aseveres sobre mi alma, 
por mi alma, no. 
Que yo de nadie soy,
y a todos y a nadie pretendo. 
(tan solo en el derecho concedido, 
que me otorgan mis sentimientos)

Volar como las aves es mi deseo. 
¡Libre! 
Surcar los cielos. 
Y si atarme, 
tan solo, 
a quien yo quiero.


.….ooOoo…..