..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

miércoles, 15 de abril de 2009

Vitoriano II



Bueno, pues mientras hablaban de que si sí o si no le dejarían a Vitoriano quedarse en el centro de acogida, llegaron en un "plis-plas"

--Vamos, Vitoriano, baja del coche y ten cuidado no te golpees la cabeza. ¿Necesitas que te ayude?

Lentamente, el anciano bajó él solo del coche con apenas esfuerzos, Guillermo pulsó el mando y cerró el coche. Ambos se dirigieron a la puerta de la residencia. Una vez allí, llamaron al timbre. Serían la una y algo de la noche.

Una puerta de cristalera flanqueba un paso ámplio, de algo más de 2 metros. Se abrió y una cabeza femenina , asomó la cabeza.

--Buenas noches -dijo una mujer de entre 40 a 50 años, de pelo corto y peliteñida.

--Buenas noches, contestó Guillermo.

Vitoriano estaba apartado de la puerta, hacia un lado, junto a la pared. Parecía como si no quisiera saber nada, o que ya daba todo por perdido antes de llegar.

El relato de la conversación de cuando llegaron al centro de acogida, no merece ni tiene mucha importancia, tal y como corren los tiempos hoy en día, de desamor. Si pudiéramos hacer un pequeño resumen diríamos que, Guillermo y Vitoriano, se fueron por donde habían venido. Había orden del presidente del centro de que no se admitiera más al anciano, porque no había aceptado irse a una residencia que le habían buscado los servicios sociales. Resulta que, aquel pequeño viejecico, era un hombre libre y no le gustaba estar atado; y mucho menos que le dirigieran su vida. 

--Es que, después de dos meses aquí, en el centro de acogida, me han dado una residencia en Yecla, y yo la quería en Elche. Es que, en Yecla no conozco a nadie, y en Elche conozco a gente.

--Ya, Vitoriano, pero podías haber ido simplemente a probar qué tal te iba, y a lo mejor te hubieras adaptado al sitio y hubieras conocido a gente y te hubieras conseguido amigos. 

Desgraciadamente el sistema funciona así. ¿Qué otra cosa se le podía decir a un anciano de 79 años, sin un pedacico de familia que llevarse a los brazos? 

--No, yo ahora estoy negociando el irme a Elche... -Vitoriano paró en seco de hablar y...- Oye, que si no te importa, dejas el coche aparcao y yo me echo en el asiento de atrás, porque al raso no pienso dormir. 

--¡Chacho, no!; cómo vas a hacer eso. ¿Y si pasa la policía y te ve?. En todo caso me quedo contigo. 

--¿La policía?... ¿Ahí detrás, echao?. ¡Qué va a verme! 

--Mira, vamos a hacer una cosa. Vamos a ver si encontramos a la policía y ellos seguro que te encuentran un sitio para dormir esta noche... a lo mejor ellos, como polis, tienen la autoridad que yo no tengo para que duermas en el centro de acogida. ¿Te parece bien? 

--Bueno. 

Una de las opciones barajadas por Guillermo era que, o los dos dormían en el coche y al amanecer se iban... otra vez a buscar la casa de su amigo al lado del Samaritano, o se lo llevaba a su casa si la poli no se encargaba de él. Por otro lado, el que la poli se hiciera cargo de Vitoriano, supondría que, tal vez, si lo llevaban al centro de acogida donde no quisieron acogerlo, lo acogerían ahora, sin más narices, yendo con la “autoridad competente”.

Comenzaron una nueva odisea: Tratar de encontrar un poli urbano. Y es que, como la ciudad estaban de procesiones, pues todos estaban por el centro y el centro estaba vallado, cortado, jodido de pasar. 

Vueltas, y más vueltas, por direcciones prohibida, por... ¡por hasta las narices estaba ya Guillermo de no encontrar ni un pajolero poli siquiera, que le multara por las infracciones! 

--Mira Vitoriano, estos tíos son la leche, cuando los necesitas no están, y cuando no los necesitas... 

--Claro, están todos viendo la procesión. 

Ya cansado de dar vueltas, Guillermo pensó en llevarlo al cuartel del 092 que estaba a la salida de la ciudad, en el otro extremo de donde estaban. Total, con las vueltas que habían dado, no importaba, y la ciudad tampoco era tan grande que digamos. De pronto, parado en un semáforo vio cómo un 092 se estacionaba a unos metros atrás suya. Tocó el claxon, puso los cuatro intermitentes y saltó el semáforo en rojo, parando junto a la acera en la curva que se iniciaba para entrar en la rotonda. Bajó del coche y los agentes ya iban para él, pues con señas tb. les había alertado. Una poli y un poli le atendieron cortés y educadamente 

--Buenas noches. 

--Buenas noches, agentes. Tengo en mi vehículo a un anciano que... Y relató todo lo ocurrido: Que hacía más de dos horas y media que buscaba la casa de su amigo. Que se había caído dos veces. Que en el centro de acogida no lo acogían... etc, etc

--Buenas caballero. ¿Puede salir usted solo? –Dijo el agente a Vitoriano una vez abierta la puerta del coche, y le ayudaron a salir. 

--Se llama Vitoriano –les informó Guillermo. 

--Vitoriano, ¿tiene familia? -interrogó el policía.

--No. 

--¿De dónde eres? 

--Soy de “TAL PUEBLO” 

--¿Tienes documentación? 

--No. Me valgo con mi persona. –y se señalaba con toda la mano abierta, de arriba abajo- 

Ante tal respuesta, los agentes y Guillermo se miraron unos a otros y sonrieron. 

--Puede usted marcharse, que ya nos ocupamos nosotros –dijo el poli- 

--Gracias –respondió Guillermo y se despidió del viejecico dándole la mano- 

--Vitoriano, amigo, buenas noches.

--Adiós –se despidió Vitoriano.

Guillermo subió a su vehículo y marchó para casa, donde contó todo lo ocurrido. 

 Mientras iba para su casa, Guillermo no podía dejar de pensar en aquel pequeño naufrago social que sobrevivía sin apenas chaleco salvavidas, pero con dignidad. A su manera, pero con dignidad. –sin más comentarios-
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::.
Yasí, sin querer hacer juicios de valor, me he limitado a exponer esta pequeña historia que ha llegado hasta mis oidos y que aconteció en una pequeña ciudad del sureste, un lunes de Semana Santa de 2009.

18 comentarios:

  1. Pues sí, esperar al miércoles ha valido la pena.
    ejeje

    Es cierto que algunas de estas criaturas prefieren vivir en la calle porque no quieren que les controlen la vida, como podría pasar en los centros de acogida, no?
    Hay muchos casos así.
    Tb hay muchos casos en los que no tienen más remedio que apañárselas cada día para vivir, para comer, para dormir...

    Entrañable tu historia, Guillermo.
    Muy tierna, aunque muy triste, a la vez.

    Besos-Besicos!!!

    ResponderEliminar
  2. No hace falta hacer emitir juicios de valor de ningún tipo, tienes razón, y yo te doy las gracias por compartir esta pequeña historia, gracias Guiller.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Lourdes... Estas cosas, para saber de ellas, hay que vivirlas... Que no nos toque.
    Besicosx2000

    María... Niña... siempre gracias a vosotros que compartís vuestro tiempo conmigo.
    Esta historia?... bueno, hay historias y situaciones peores, por lo menos a Vitoriano la poli de daría cobijo... a lo mejor en el mismo centro donde no lo quisieron acoger... Quién sabe. :)
    Besicos.

    :::::::::::::::::::::::::::::

    Buenas noxes.

    ResponderEliminar
  4. Es una historia tierna y con moraleja... a mi también me ha parecido muy digno Vitoriano...

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. muy tierna y profunda esta historia!!!!!!!
    seguiré paseando por tu casa, permisooooooooooo..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Impresionante la historia de Vitoriano, lo jodido es que hay muchos Vitorianos que no tienen como tu dices, un trocico de familia". ¿Y que mas le daba a los servicios sociales dejarle en Elche que es donde tiene amigos?. Un beso Guillermo

    ResponderEliminar
  7. Habermelo dicho que yo en elche tengo enchufe y le podia haber buscado allí la residencia...

    Preciosa historia de humanidad, que lastima que saber que hay personas asi dejadas de la mano de Dios...

    Besitosssssssssssss

    ResponderEliminar
  8. Belén... Sí, El pequeño gran Vitoriano, todo un personaje... ya ves: para qué DNI, si con su sola persona se bastaba?... Si, todo un personaje... Y las vueltas que pudieron dar... jajaja.
    Besicos. ;)

    Adri... Agradecido por tu visita. Bienvenida siempre que pases por aquí.
    Besicos.

    Isabel... pues eso, tal vez, la poli lo llevó de nuevo a al centro de acogida y, por ser eso, "la autoridad competente", posiblemente lo acogieran esa noche.
    ?!
    Besicos.

    Mar... Viste que tengo el fire fox???... hayyayayyyyyy!!!... jejeje
    Y vaya!... quién lo sabía, que tenías conocidos en Elche??? ;)
    Besicos.
    :::::::::::::::::::::::::::::
    Y ahora... Buenas noxes.
    :::::::::::::::::::::::::::::

    ResponderEliminar
  9. Pues sí que has dibujado un personaje que refleja dignidad y cordura. Aunque sin nada... posee mucho.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Genialmente relatado... yo también conozco un caso parecido y el susodicho, ha elegido vivir a cielo raso... una pena.

    Besos, niño

    ResponderEliminar
  11. Adr... No es un dibujo... es un escaneo :)
    Un abrazo.

    Silvia... Los hay que prefieren su liberad, con todas sus consecuencias.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  12. bueno, pues por desgracia así son las cosas y así nos las has contado... la vida es muy jodida, guiller, mucho... es una pena llegar a viejo y aún por encima verse solo y sin nadie que te eche una mano...

    UNA PENA ENORME.

    bicos,

    ResponderEliminar
  13. Realmente valio la espera muy buena historia! Gracias por compartirla!!

    Besitos de chocolates:)
    Guille que tengas un bello finde:)

    ResponderEliminar
  14. Aldi... Sabes?... la experiencia nos demuestra que, mientras nosotros sufrimos por alguien, o pensamos: "pobretico, qué lastima"... esa persona, si no feliz, porque la felicidad es palabra mayor, si puede estar viviendo conforme a sus ideas.
    Bueno, una de las verdades de la vida es que, "en este mundo traidor / nada es verdad ni es mentira / todo es según el color / del cristal con el que se mira. :))
    Lo que no quita para que todos apostemos y luchemos por un mundo mejor... Verdad???
    Besicos.

    Pato... Chocolate puro, o con leche???... jeje.
    Gracias por el sabor.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  15. Cumpa es muy triste "no tener un pedacico de familia que llevarse a la boca".

    Rescato igualmente la nobleza de Guillermo (será que todos los Guillermos son buena gente) :)

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  16. Esta acción es un pequeño grano, pequeño, de arena, en comparación con la gran labor que hacen otras personas... Eso sí, si todos actuáramos "siempre" así, tal vez, tal vez, nuestras conciencias tendrían una bese más sólida... no todo se quedaría en palabras... porque, Guillermo, tiene mucho que aprender todavía.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Sabes? estas personas nos enseñan a valorar y agradecer lo que tenemos y a no lamentarnos. Cuántos Vitorianos habrá por ahí? Desgraciadamente, muchos más que Guillermos. Son muchos los necesitados y muy pocos los que empatizamos con ellos. Hermosa historia, ya te veía durmiendo en el coche con Vitoriano, un beso.

    ResponderEliminar
  18. Mision... jeje... pues no creas, que así me veía yo, pero ya te digo, con los municipales, por lo menos ellos sí podrían hacer presión para que por lo menos, Vitoriano durmiera esa noche.

    Besicos.

    PD: Vaya, esto de vernos-llernos en abril del 2009, es como si viajásemos en la máquina del tiempo.
    ... De qué me suena a mí ésto... Te lo he comentado ya antes???... Esto de viajar en el tiempo, trae estos problemas, que después no te acuerdas bien de ciertas cosas... jeje

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.