..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

viernes, 31 de julio de 2009

Del cuento "Poncho y sus amigos".- Cap. 16: "La decisión de Poncho"


Os presento parte de mi cuento que terminé en el 2006 y que no ha visto la luz, como tal... como cuento. .. Bueno, la verdad es que terminar, lo que se dice terminar "en bruto", fué como un año antes... o antes de antes... jeje... Yo qué sé. Lo mismo Aldi se acuerda, yo es que para ciertas cosas no llevo cuentas ni fechas. Recuerdo que el primer capítulo nació como algo independiente, sin ánimo de continuidad

Al principio, el primer caìtulo nació como algo independiente, sin ánimo de continuidad, como diversión, pero al terminarlo y ver cómo quedaba, pues me decidí a continuarlo, y creaba un capítulo por día, que iba publicando en un foro literario... en el cual, Aldi y yo nos hicimos amiguicos virtuales... Y, poco a poco empezó a tomar forma y terminé creando el cuento... Por esas fechas salió una película, creo que se llamaba Magallanes, de animales... y...jeje... sí, pero yo primero.

En el 2006, con mis limitaciones literarias, intenté pulirlo y dejarlo medio decente... y hasta hoy, que me decido a haceros partícipes de un cachico, porque los tiempos que corren, que me corren, sin yo querer, en algo se asemejan a lo que os relato hoy de Poncho.
Son 4 personajes: Poncho... Un gorila macho de espalda plateada, buscando la libertad, con todas sus contradiciones... y algo más. Bhara (Bhari para Poncho)... Una leona independiente, cansada de trabajar para los machos, que le gusta gastar bromas. Menaro... Un perezoso saltinbanqui, nada tradicional Magallanes... Una gaviota. Algo loca, delicada, sentimental... tierna... que no aparece en este trozo de relato.

Cuatro personajes que se van encontrando, en los primeros capítulos y que, después de algunas peripecias de pasar hambre y alguna que otra penalidad, sin quererlo, y de sopetón, se "zambullen" en una aventura para salvar a otros animales de las "garras" del hombre.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


... Aquel “¡Vamos!”, corrió por mi cuerpo de pies a cabeza. Una mano interior sacaba al exterior mis entrañas por la boca. La cólera y la rabia danzaban frenéticas en mi mente. Un sentimiento de violencia incontrolable bullía en mi mente. De repente, algo nubló mis sentidos. Sentí como si una losa pesada y contundente golpeara mi frente, y por un momento no pude pensar nada. Un tremendo vacío se apoderó de mi cerebro, y algo parecido a una mano metálica aprisionaba mi corazón. Algo estaba pasando en mi interior. Un sentimiento totalmente distinto a la rabia que había sentido la noche anterior, distinto al coraje y la violencia que se habían apoderado de mí segundos antes, ahora invadía todo mi ser. Yo mismo no podía entender aquella contradicción de sentimientos que corría por todo mi cuerpo. 


--¡¡No!! –grite inconscientemente, como si alguien hubiera puesto esa palabra en mi boca. Todos se quedaron perplejos, y como asustados ante aquel “no” tan agresivo. Tan agresivo, como pudiera haber sido la expresión de mi fuerza bruta contra aquellos hombres. 


--¡Qué dices Poncho! –dijo Bhari sobresaltada. Yo, algo más consciente de la situación, y dirigiéndome a los tres, volví a decir: 


--¡No!. No quiero seguir así. ¿Por qué?, ¿por qué siempre peleando, luchando, agrediendo, infligiendo dolor a los demás? ¿Por qué siempre peleando para conseguir las cosas? ¿Por qué golpear para parar el golpe?... Estoy cansado, amigos, cansado de violentarme a causa de la violencia de los demás. Cansado de estar cansado, a causa de emplear la fuerza contra los que la emplean como único sentido en sus vidas para prevalecer sobre los demás. Estoy cansado de pelear. No quiero pelear. No quiero luchar de esta forma, para conseguir las cosas. Así, ¡no! 


--Se trata de ayudar a los demás, Poncho. Se trata de utilizar tu fuerza, para hacer un bien –intervino Bhari 


--¿Un bien, a costa de hacer daño a quien lo provoca? –contesté 


--¿No crees que se lo merecen? –intervino Menaro. Además, somos animales. Es nuestro privilegio. 


--¡Renuncio a ese privilegio! –dije invadido por la tristeza. 


Por un momento se me pasó por mi cabeza la posibilidad de que pudieran pensar que tenía miedo a enfrentarme de nuevo al hombre, y más, teniendo éstos armas de fuego. Me daba igual, yo era consciente de lo que decía. Era consciente de mis sentimientos. Mis propios sentimientos. Y tan seguro de ellos estaba, o por lo menos en aquellos momentos así lo sentía, que consideraba que debía defenderlos. El silencio se hizo entre nosotros cuatro mientras, de fondo, se oía el ruido de las jaulas golpeando sobre el camión. No me lo pensé dos veces, y dije: 


--¡A quien se mueva de aquí, le doy un mamporro en las narices y se las dejo como las mías de gordas y chatas! –Una frase, por cierto, nada acertada, después de todo lo que había dicho antes sobre la violencia... etc, etc. Pero tenía que ser así. 


Salí como una exhalación de la cueva en dirección al campamento de los cazadores humanos. Corriendo, corriendo sin parar, llegué hasta los camiones. Por suerte no me habían vistos los hombres. Con sigilo, me deslicé debajo de uno de los cinco camiones. Había en total siete vehículos: cinco camiones y dos 4x4. Como pude, con sumo cuidado y temeroso por si me veían, uno por uno fui a los vehículos, y a cada uno les quité las llaves de contacto que estaban puestas, con el fin de que no pudieran arrancar y marcharse. Siete vehículos, siete llaves.
---
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Gracias a tod@s los que por aquí pasais.

5 comentarios:

  1. Que le depara la historia a Poncho?... esperamos su continuación, como en las pelis.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jo, me he quedado con ganas de más.
    De mucho más...
    jeje

    Muchos besos-besicos, Guillermo!

    ResponderEliminar
  3. ... yo también me he quedado con anas de más.
    oye no supe poner la nueva música y me busqué la vida en otra chisma que es muy buena, si quieres que te enseñe, dimelo trade más de 5 horas en aprender, soy muy bruta pero lo consegui besotes

    ResponderEliminar
  4. bueno, era hora de que Poncho saliera de su lugar de oscuridad... pero deberías empezar por el principio... un capítulo a la semana, por ejemplo.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  5. LoyLo
    Lourdes
    MÁngeles
    Aldi

    Graciassssssssssssssssssssss

    Besibrazosssssssssssssssssss

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.