..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

sábado, 30 de abril de 2011

Elena (¿Cielo o Infierno?)



Recostada sobre la acera
y apoyada la cabeza
en la pared,
yacía Elena
soñando su último sueño.
Quién sabe.

Una mala noche
presentó, sin saber,
al emisario dañino
que, tras no querer pagar,
asestó sin cuidado
beso de muerte
con lengua punzante de acero
en aquel blanco vientre,
mientgras ella, ya en la calle,
reclamaba el pago de su servicio.

Miradas que huyen sin querer saber.
Pisadas ligeras.
Presurosos pasos
que sin eco se alejan
del parto extrauterino
que aquella navaja
dejó huella de luz de luna
confundiendo a la farola.

Un reguero de sangre
recorre caprichoso
los surcos de las baldosas callejeras
cayendo en catarata
a la alcantarilla.
Tal vez,
un alma caritativa llame al 112
Tal vez,
las lágrimas de Elena,
laman su herida.
Tal vez,
el alma de Elena
se eleve hasta la cornisa y, curiosa,
caprichosa se siente y otee
la indiferencia de las gentes
que junto a su cuerpo transitan
meditando en sus propios problemas
sin parar siquiera,
a pensar en los demás.

No ha llegado el 112.
Aún no llegó y Elena
no sabe si marchará a los cielos
o seguirá en el infierno.

Lo que sí es cierto, es,
que la vida a Elena se le acaba.
Que la luz de la farola
difumina a las personas
hasta hacer desaparecer sus sombras.
Y Elena, en su cornisa,
espera indecisa
no sabiendo dónde estará
el túnel del que tanto hablan
y su luz que tanto ilumina,
pero que no daña.

¿Cielo, o infierno?

Y el 112 que no llega.

17 comentarios:

  1. Qué triste Guillermo...Y lo más triste es saber que esta historia ocurre realmente en todos los lugares del mundo y que, como tú señalas, miramos hacia otro lado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. !Que tremendo poemazo, Guille!, y según lo iba leyendo me sonaba en la cabeza Ruben Blades cantando indolente su Pedro Navaja... pero tu poema es más, es mucho más, es la dejación de la gente ante el dolor de los demás, es la falta de caridad y de humanidad, es que todos nos hemos vuelto autistas, encerrados en nosotros mismos, incapaces de sentir nada por los demás, es como el Ensayo sobre la ceguera de Saramago... !a veces la raza humana provoca una tristeza!, y mientras, Elena perdiendo lentamente la vida ante la mirada ausente de los demás, en medio de la calle...

    Millonazo de besotes gordotes

    ResponderEliminar
  3. " Miradas que huyen sin querer saber ", qué triste, qué cierto...Tenemos realmente corazón?, a veces me lo pregunto...

    Cuando la amargura se convierte en belleza y mira que es difícil, pero lo has hecho en este poema.

    Un beso, querido cuñado.

    ResponderEliminar
  4. Elena...tan solo finge estar dormida mientras de sus venas la sangre escapa tratando de encontrar vida calle abajo...y sin trabajo, los clientes de otras noches hacen como que no la reconocen y apuran el coche mientras olvidan marcar el 912...

    Triste relato del final de una mala noche..

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Uff, qué triste el poema.
    Y sobrecoge, eh? Quizás porque sé a ciencia cierta que es verdad, que miramos sin ver, que no tenemos tiempo o que no queremos complicarnos.


    Besos-Besicos, Guillermo!

    ResponderEliminar
  6. LoyLo
    apm
    Noel
    Viky
    Doña
    Lourdikas


    Gracias por vuestros comentarios, vuestro tiempo...

    Últimamente mestá dando por ser un pseudo camusiano... (pseudo) Bueno, pasaremos la etapa, seguro y entraremos en otra... jeje.

    Repito las Gracias

    Besibrazos y un Besibrazox2

    ResponderEliminar
  7. Un poema crudo, realista como la vida misma, fuerte y conmovedor, Guille, y mucho.

    Yo creo que es un verdadero homenaje a la vida, al ser humano, sin diferencias de ningún tipo. Una vida es una vida, no importa de quién sea, siempre valdrá lo mismo.

    Como dice apm... ¡un poemazo!

    Besos, abrazos y cariños.

    ResponderEliminar
  8. Lili... Sí, pero, desgraciadamente, hay vidas que la sociedad hace parecer que valen menos que nada.
    Besibrazos.

    ResponderEliminar
  9. Marcho a dormir, ques tarde ya (03,59h)

    Buenas noxes

    ResponderEliminar
  10. Pero todas las vidas son hermosas y valiosas, y todas las mujeres merecen ser amadas, incluso las que hacen la calle y se la juegan cada día con desconocidos... muy realista y justo, amigo. Un abrazo, y gracias por tu palabra, precisa y sincera...

    ResponderEliminar
  11. Lobo... Tú lo has dicho, todas las vidas son valiosas y todos los seres humanos debemos ser amados. Quien no conoce el amor es difícil que dé amor.
    Gracias
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Eso lo decidirán en la entrada del cielo, ¿no?

    Besicos

    ResponderEliminar
  13. Tan triste y real como la vida misma, como la muerte misma, como la discordancia de esta sociedad misma, como...misma...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Belén... O los médicos si llegan a tiempo, porque la dejarán en el infierno.
    ;)
    Besibrazos

    Miguel... Bueno, tb hay gente buena que se preocupa por los demás. ¿Pasará alguien así por su lado???
    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Impresionante este poema.
    La situación límite que plantea está descrita con crudas pero poéticas imágenes.
    Me ha encantado.
    Un abrazo
    Mercedes

    ResponderEliminar
  16. Mercedes... Gracias. Otro abrazo para tí.
    Besibrazos.

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.