..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

domingo, 20 de noviembre de 2011

La cueva llena de luz artificial (algo real, o así yo lo veía en aquel entonces)




El oxígeno me falta. Pareciera que mi nariz, mis labios, todos los poros de mi cuerpo se negaran a recibirlo. ¿O será que al recibirlo lo transforme yo en espeso y no pueda respirarlo?

El aire que respiro me falta. Mi pecho se hincha y deshincha en monótono e intenso y doloroso vaivén, que hasta las costillas me duelen de tanta intensidad… de tanto querer agarrar el aire. Y los pulmones, ya casi resecos, se acartonan y se agrietan sin poder apenas ejercer su función… que pareciera que pidieran clemencia por vivir.

Y por si fuera poco, para acelerar mi muerte, aquí me encuentro en esta total e infinita agonía, desconsolado, encerrado en esta cueva llena de luz artificial, agónica, que abofetea mis párpados enajenando mi mente y arrastrando la decadencia laboral por entre las rendijas del suelo, carcomido por los efectos del arrastrar de las suelas pesadas y cortantes de los zombis administrativos que a mi alrededor pululan, archivando hurones y comadrejas en sus agujeros metálicos, aporreando narices chatas de micos, pegadas a una tabla Dell… mirando, ensimismados, pantallas hecha de cristalinos de adolescentes enamorados de ellos mismos.

Y cuando la negra uña del reloj señale inquisidora la salida, para mi eterna desdicha aun estaré vivo, que yo quisiera muerto para así poder vivir. Pero seguiré viviendo entre velos y andrajos de muerte.

Sí, ya es la hora. Nuestras pequeñas almas se unirán en una sola alma que, como una pieza desengrasada, chirriará y se desengranará, rulando por el tobogán de la salida hasta parar al mar... para, al día siguiente, resurgir de la carroña metálica, pútrida y fétida, impregnada del aceite rojo que circula por sus conductos. Y poco a poco, cada uno se dirigirá a su cubículo.




:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

(y es que, claro, acostumbrado a tener luz natural por los cuatro costados, que hasta tenía que correr las cortinas de láminas, un buen día llegan y me comunican que todas nuestras oficinas deben trasladarse a otro lugar. Lugar amplio y aire acondicionado, sí, pero sin ventanas y pocos luxs. Nada de luz natural ni aire natural... Una agonía, oyesssss. Pero bueno, ya digo que esto sucedió hace... más o menos, si no me equivoco, hace unos pocos años. - Este post tiene menos años)

5 comentarios:

  1. ¡Qué horror, Guille! Si te entiendo, y cómo no. He pasado años en la cueva con luz artificial y aún hoy estoy pagando las consecuencias...
    Menos mal que aún te queda salir a respirar "de verdad" a pleno sol :)

    Este texto me parece grandioso, Guille, la sensación de opresión de estos ambientes hace mella en el ánimo y en corazón. Lo has expresado de maravillas.

    Besotes gigantes y llenos de sol.

    ResponderEliminar
  2. Lili... Todavía rula lo tuyo???.
    Bueno, como digo, hay que entender que venía de otra oficina con grandes ventanas y mucha claridad y sol, así que aquello, aunque no lo fuera, parecía una cueva de lobos... jeje
    Gracias.
    Te mando muchos Besibrazos.

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor del texto es que eso fue hace unos pocos años.

    Entiendo el trauma y sé tambié lo que te costó el cambio pero ahora sólo tienes que pensar en positivo y mirar hacia delante.

    Recuerda el refrán: "Agua pasada no mueve molinos"

    biquiños y mucho ánimo, que pronto ya estaremos "emiliados a diario"

    Aldabra

    ResponderEliminar
  4. Que luego se te pone un color clarucho en la cara, hombreeee!!!
    Menos mal que esto ya fue, no?

    Pues eso!
    :)


    Besos-besicos, Guillermo!!!

    ResponderEliminar
  5. ¿Lo mío? Pufff Guille, que esto recién empieza, a cómo va la cosa y según me han dicho, llevará años!!! Creo que debería irme al Tibet, a algún templo budista o algo así :))

    Cueva de lobos... cueva de lobos... ¡me suena! Jajajajaja

    Muchos besibrazos, gracias por preguntar, Guille.

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.