..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

lunes, 31 de enero de 2011

Si...


Si sueño, 
sueño contigo.

Si ando, 
contigo ando las alamedas 
mientras las hojas secas 
mueren rendidas a nuestros pies. 

Si canto, 
es tu nombre el que recito en poesía. 

Si respiro, 
me faltaría el aliento
al faltarme tú. 

Si vivo, 
muero un poc,o día a día,
para resucitar y de nuevo empezar a quererte. 

Si anochezco, 
es por esperar tu día. 

Si amanezco, 
es porque te tengo. 

Si escribo, 
porque te siento.

Si duermo, 
para soñarte. 

Si sueño, 
sueño contigo… 

Y vuelta a empezar siempre que tú no me faltes. 

 …..ooOoo…..

viernes, 28 de enero de 2011

Haiku 39

Vuelas en círculos sobre mi unidad cristológica. En lo alto, una colmena de nubes otoñales amenazan derramar su triste agonía sobre el corazón de las almas heridas por el espanto del día a día. Nadie viene a mi encuentro y la noche se cierne sobre el llanto. No saben por dónde buscarme. No me encuentran ni saben cómo encontrarme. El mundo gime y tampoco se encuentra... Y entre tanto buscar, algo encuentran… Pero ¿dónde y hasta cuando?

Si cae la rama 
¿dónde anidará el pájaro 
en soledad?


miércoles, 26 de enero de 2011

Déjame Quererte (Si no te gusta mi querer me lo devuelves)



Déjame quererte antes de tu quererme.
Déjame quererte,
siente y déjate llevar.

Es un desafío, ya lo sé,
soy consciente porque el amor es así:
“uno siempre ama más, da más que el otro”
Y esto sucede
desde el principio de los tiempos.
Siempre ocurre y ocurrirá lo mismo,
desde los grandes amores griegos
hasta el hoy tuyo y mío.

Anda, déjame quererte,
y si no te gusta mi querer,
me lo devuelves.
Porque jamás podré quererte
a cambio de otro querer;
sería puro cambalache.
Que en amores,
yo no entiendo de trueques,
sino de la necesidad 
de sentir el placer de amarte,
que no es lo mismo que necesitarte.

Déjame quererte, anda,
y si no te gusta mi querer,
me lo devuelves.

…..ooOoo…..

lunes, 24 de enero de 2011

Candela Susurra Mi Nombre



Candela susurra mi nombre 
volando a ras de las tensas aguas, 
tensas como el violento viento 
ceñido de huracán de palabras 
que van y vienen 
con rumbo atrevido e impetuoso,
y directo. 

Candela susurra mi nombre. 

El rojo de sus labios, lascivo,
se insinúa sinuoso ante mi vista
y abrasa mis adentros. 
Porque Candela,
susurra mi nombre 
cada vez que sus llamas me llaman, 
y así, entre ascuas,
surgen saetas de aire
con letras de muerte 
que a mis sentimientos matan
de pura pasión. 

Candela sigue susurrando mi nombre.
Y a pesar de susurrarme al oído sus amores,
son sus amores los que a mis oídos suenan como gritos. 

Candela susurra mi nombre,
haciendo chisporrotear mi corazón. 

 …..ooOoo…..

viernes, 21 de enero de 2011

Mi Gato Perla (Especialmente dedicado a CarlosMundoGato y a Aldabra)


Mi gato es de un blanco perla 
y de ojos fascinantes, 
que me mira por detrás 
y me mira por delante. 

En la oscuridad, su mirar, 
son dos perlas brillantes 
que parecieran bailar 
cuando él se pone a maullar. 

Es mi gato, huésped en una concha marina 
con residencia bajo la mar. 
Y allá, arriba,
como flotando mansa y cristalina,
hay una roca
en la que, plácida, 
reposa la amante sirena
de mi gato perla de angora. 

Ella es, Sirena y Princesa Celta,
sirena engatunada
y aún más que enamorada
de mi gato asirenado.
Le canta sin cesar canciones de allende Galicia:
encantadoras alalás,
acunados entre sus anacarados 
y blancos pechos de sal,
tan bellos, como el rojo coral.

 .....ooOoo.....

Y en la dedicatoria he puesto a Carlos primero por el poema en sí que va de gato y que su mundo gatuno, me ha inspirado. Después a Aldi, porque conforme iba haciendo la madeja, iba viendo una sirena que venía hacia mí, y con su canto, me embrriagó y aluciné en colores... jeje. Besibrazos y buen finde. Yo he salido hoy a las =7:00h para Cuenca... a tocar en una boda... Regresaremos sábado en la tarde, supongo.

miércoles, 19 de enero de 2011

Haiku 38

Comenzaban las primeras nieves florales de la primavera a posarse en las ramas del jardín. Sobre la sombra de luna clara de uno de aquéllos árboles, extendí mi chaqueta e hicimos el amor apasionadamente aquella noche de grillos, arrullándonos con su canto. Hoy me queda el recuerdo de nuestros besos, alimentando las raíces de aquel árbol de miel.


bajo el almendro 
descansa la pasión 
de aquel amor


Perdonad si este finde no me veis-leeis por vuestros blog (yo sí tengo programado mi post de mañana viernes, como siempre a las 21:00H). y es que marchamos 8 gaiteros mañana a las 07:00h para Cuenca, a tocar en una boda. Regresaremos el sábado por la tarde. Ya sabéis, si me ve-lee alguien de la ciudad en cuestión y oye gaitas... Somos los de Cartagena... Los más chulos del entorno... jajajajajaja Besibrazos Muchos

lunes, 17 de enero de 2011

La Intención De Tus Ojos



Te abrazaría y te besaría entera,
hasta el último poro de tu cuerpo.
Y en la esencia de mi amor te bañaría.
Si tan solo supiera la intención de tus ojos por mí…
Y es que, habiendo amaneceres limpios
que pudieran despertar nuestros cuerpos unidos,
vivo en un continuo atardecer.
Temo a la noche y a su negro raso.
Y hasta al día con su luz.
Temo a la soledad si,
rodeado de gente
me faltas tú.
…..ooOoo…..

viernes, 14 de enero de 2011

Epitafio (Nada Fui)


Nada fui, 
porque de la Nada vine; 
tan solo aprendiz de poeta es lo que pretendí. 
Que de la Nada me parieron
y a la Nada me echaron 
como gato entre adoquines, 
para que sin nada sobreviviera 
y de la Nada me alimentara. 
Y entre el ir y venir por la Nada, 
al final, nada quedó, ni de mí, ni en mi. 
Ni tan siquiera, a mi piel desnuda, algo pegado. 
Tal vez haya quedado una sonrisa y algunas lágrimas, 
algún fracaso, (aquel por el que sufrí tanto), 
dos princesas de cuento y una Aurora Boreal 
donde pude descansar las heridas de mi corazón; 
a quien pude contar cómo lloran los delfines. 
A cambio, ella me enseñó a nadar junto a Neptuno 
y a pintar murmullos de caracolas. 

Nada fui y nada grande pretendí,
tan solo Vivir. 

Y ahora aquí, entre silencios oscuros 
que retumban insonoros contra estos muros 
de humedades terrenales, 
mi alma descansa ascendente, 
de la Nada a No Sé Dónde, 
donde podré encontrar,
tal vez, 
algo de Paz.

No pretendo, 
siquiera,
la eterna Felicidad. 

 …..ooOoo…..
(marcho de finde. el domngo en la noche o ya el lunes próximo nos vemos

miércoles, 12 de enero de 2011

Niña De Mi Soledad


Hay un mar en mi mirada 
con negras olas de espuma negra coronadas, 
que a romper van a mi playa 
entre ascuas vivas de volcán. 

Rompe la noche su velo 
en quejíos de muerte y duelo. 
Los amaneceres se perdieron. 
No más días parirán. 

Si vinieras a mi lado, niña de mi soledad, 
soledades rotas quedarían enterradas 
bajo aquellas negras olas, 
coronadas de negra espuma de mar. 

Bajo la mar y más allá 
de las simas abismales 
donde la Tierra de magma se preña, 
por tu mirar, 
yo bajaría a forjarte una pulsera y pendientitos de coral, 
para vértelos llevar 
en el primer amanecer 
que tus ojos me trajeran. 

 …..ooOoo…..

lunes, 10 de enero de 2011

Poeta De La Madera


Artesano que en tus manos llevas
raíz de poeta sabio. 

Poeta de labrar madera 
haciendo verso encajado 
consonante y asonante 
con la experiencia de los años. 

Gubia, azuela, escofina, 
cola blanca, prensas de gato.. 
Nada de clavos, cepillo, lija fina… 
Tanta herramienta para que, a veces, 
la fatalidad haga que dedos te falten para manejarlas. 
Pero a tus mañas, te las apañas. 

Maestría proporcional, 
arquitecto innato de universidad versada
que, en cada estrofa acabada, 
la belleza de tu obra va tomando forma 
entre rimas de viruta y serrín de corte de sierra. 

Y al final, tus manos impresas de callos, 
repasan, verso a verso, 
con la caricia que dan la suavidad de tus dedos, 
cada tramo de tu obra ya acabada.


Siempre me ha gustado ver cómo trabajan los carpinteros, desde chico; tal vez porque nací junto a una carpintería y bajaba a que Coloma, el carpintero, me contara cuentos mientras las ratas, ufanas, correteaban por los tablones dormidos de la carpintería. Yo tendría unos seis o siete años... tal vez. Hace unos meses comencé con un poema. Creé 5 versos y guardé lo empezado para mejores tiempos. Luego, llegó la enfermedad y hoy, que iba a visitar vuestros blogs para leeros y comentar, que sabéis que me gusta un montón, me acordé de este pubriño proyecto de poema. Lo abrí de nuevo (el poema) y empecé a escribir, cambiar, modificar, mover versos, cambiar rimas... lo de arriba abajo, en medio, cambiar palabras... total, para qué deciros más, si ya sabéis cómo son estas cosas... Y me quedó lo que acabais de leer, que espero que hayais entendido, porque, unas de mis mayores preocupaciones, entre otras, es crear poemas sencillos de entender, sensibles y con cariño. Y este poema, para mí, tiene especial cariño... Siendo consciente, siempre de mis limitaciones literarias, claro. :)

viernes, 7 de enero de 2011

Camino Hacia Tí


Camino hacia no sé donde, 
con lento y calmado andar, 
a mí se asomaron 
los viejos recuerdos
de los caminos andados, 
mientras pequeños luceros 
guiaban mi caminar. 

Iluminados mis pasos, 
no quedaron los andados, 
que de quedar quedaron, 
los todavía por andar. 

Yo quisiera questos pasos, 
pendientes por caminar,
la senda me los cuidara, 
no fuera que, tardando en llegar,
donde en llegar tuviera, 
la lluvia me los llevara 
y por otras sendas los distrajera. 
Que si sus pasos, la vida me los perdiera, 
¿cómo los pudiera encontrar? 
Cielo y tierra, si así fuera,
yo removiera por volverla a hallar. 
Y ahora, camino de no sé dónde ando, 
siguiendo sus pasos por encontrar. 

Pregunto a la noche a gritos, 
si aún es largo el camino por andar, 
si aún me quedarán fuerzas para poderla abrazar. 
Y la noche, con suave brisa a mis adentros responde: 
"donde la tierra y el mar se juntan 
y corren vientos de libertad" 

 …..ooOoo…..
Dedicado a Irene y a su amor tan grande por el Camino de Santiago

miércoles, 5 de enero de 2011

En caso de duda, mejor vivir, no??? Nos ofrece tanto la vida...



Querido amigo Jose: Contestándo a tu e-mail que he recibido hoy, y por arriesgarte a aguantarme una de mis peroratas, que ya sabes tú quemenrollo lo mío, te mereces un premio. Vamos allá. 

Ya de por sí, la vida y la muerte son un misterio. La necesidad de nacer. Lo que hay después de la muerte, y según las religiones, El Plan de Salvación. 

Qué necesidad tiene el hombre de nacer, y de combatir el mal para su salvación??? Qué es en sí la salvación???... En todo caso, el que me ha creado, que me salve, ya que yo no he pedido venir al mundo.

Qué cosas, verdad?... Para volverse locos o amargado toda la vida. Pues bien, si una cosa tengo bien clara es, que primordialmente, no nacemos para nosotros mismos, sino en función de los demás. Jodido, eh?... y más jodido hacerlo.
Es por eso que, tb creo que no podemos ir por ahí con un escudo invisible para apartarnos de los demás, sino libres de ataduras y abiertos a la vida. Tenemos derecho al fracaso, a caernos en lo más hondo de nuestra podredumbre humana, pero debemos levantarnos y seguir viviendo, aunque sea cambiando de estilo de vida, pero siempre con parte o toda la lección aprendida para ir mejorando en la vida. Podremos tardar más o menos, o jamás levantarnos del todo, sino es con ayuda profesional, pero por lo menos, procurar levantarnos, tener ahí la intención y el ánimo para volver poco a poco a ser persona, y pensar que, persona, tb se es siendo tetrapléjico, por poner un ejemplo. Creo que amar la vida, es amar a los demás... No hablo de santidad ni de perfección, pero en ese andar a extrapolarnos hacia los demás, o sea, a conseguir la madurez, nos llevamos muchos... mamporros... Pues bueno, es ahí donde sí deberíamos pensar que jamás llegaremos a ser perfectos, aunque hay quienes se atribuyen para sí la potestad de dirigir la vida a los demás, y de enjuiciar, como si ellos fueran perfectos y caminaran por la vida como santos y, nada más lejos de la realidad. Pero la vida tb es una escuela donde se aprenden cosas buenas y cosas malas... Mejor aprender cosas buenas, no te parece??? Ah!, y no solo recibimos mamporros, que tb amor. Y pensando que para vivir, lo único que el mundo necesita, es amor. Sí, como la canción.

Si todos pensáramos así y fuéramos conscientes del mal que estamos provocando en el mundo (los unos por los otros, la casa sin barrer) creo que todos nos tendríamos que tirar por el precipicio. O mejor, algo que cuesta más: Compartir todos nuestros bienes con los que menos tienen. Recuerdas cuando íbamos a la universidad y les copiábamos los apuntes a los que no venían porque, por ejemplo, tenían una resaca de cojones a causa de la juerguita del día anterior???… Pues hoy, como no sea pagando o tengas un muy buen colega… no hay tu tía. Tal y como están las cosas, está competencia fatal. Y hablando de compartir… ¿Cuanta gente ha sentado en su mesa a un pobre o a un drogadicto, o a un alcohólico sucio y hediondo, en la silla de su casa, e invitado a cenar en Noche Buena? Tal vez más gente de la que podamos pensar... o no tanta, pero para mí, lo importante no es que lo hagan por la "ley" de la religión que practique cada uno, o porque hay que hacerlo por narices, ya que estamos en Navidad, sino hacerlo, por la Gran Ley del Corazón, del Amor, de la necesidad imperiosa de hacer el Bien a los demás, porque sientes que eso repercute en tí mismo de una forma Buena. Que en el mundo hay quienes no han tenido, o la suerte que tú o yo hemos en la vida, o las posibilidades para estudiar y labrarnos un porvenir. Bueno, amigo Jose, pues yo no he sentado a nadie en mi mesa estas navidades. Ni éstas, ni nunca, por ahora. No, no me siento culpable (no vayas a pensar que tengo un sentido puritano del asunto y me doy golpes de pecho con el mea culpa… jeje) Duermo perfectamente por las noches, pero de lo que sí soy totalmente consciente es que, antes o después, tendré que hacerlo... saldrá de mí, como ya he dicho antes, una necesidad imperiosa… ojalá… la mismica necesidad de hacer el Camino de Santiago... que mira que tengo ganas, eh?, pero ya sabes que la espalda y el cuello no me acompañarían... jeje… por lo menos por ahora, pero descuida, que antes o después, lo haré, ya digo… Sí, sí… recuerdo que me comentaste que cuando estuviera dispuesto te avisara, a ver si estabas libre y nos íbamos los dos… Pero recuerda que te comenté que me gustaría hacerlo solo desde León o Astorga...

 Buffff!, vaya disertación... Si has llegado hasta aquí, te felicito... Ya te he dicho al principio que responderte a tu carta en la que hablabas sobre la vida y la muerte y la línea tan frágil que hay entre las dos, era arriesgarte a mis rollitos catequéticos… jajajaja

Bueno, mi querido amigo, es tarde ya y mañana me levanto a las 06:00h para ir al curro… (vaya, de qué me suena a mí este nombre) Me despido de ti con un Gran Abrazo.
Tu Amigo Guillermo

lunes, 3 de enero de 2011



El sol aún no había salido. No hacía frío a pesar de una densa bruma espesa y húmeda, como en un baño turco; hasta pareciera que relajara por la sensación de calma que allí se percibía. Pudiera decirse que allí reinaban olores intensos a romero y tomillo, y que un sutil aroma a azahar, era transportado por las pequeñas gotas de humedad que, suspendidas en el aire, sentía en mi cara. Allí, en medio de la nada, nada se podía ver a más de un palmo de mis narices. Silencio. Ni un ruido. Poco a poco, como si del sonido de una gaita se tratase que viniera acercándose lentamente, lentamente empecé a escuchar algo parecido al murmullo del mar. Poco a poco se fue clarificando aquel murmullo. Eran olas rompiendo entre rocas. Una brisa comenzó a invadir aquella paz y como si la prisa le acuciara, cada vez se convertía más y más en un viento que, si no totalmente desapacible, podría decirse que en determinados momentos racheados, sí resultaba molesto. Aquel lugar empezaba a convertirse en lo que por lo general, son aquellos sitios donde yo estaba. Lo apreciaba, lo sentía. Un nuevo olor a mar se filtraba por mis fosas nasales. Los roncos choques y estampidos de las olas sobre la roca, mezclado con el ahora desapacible viento golpeando en mi cuerpo, casi haciendo volar mi gabardina, no resultaba nada, nada grato. Fue un solo instante, pero me pareció oír un canto de sirenas. Giré a la derecha y dí unos pasos. Titubeé y paré. Seguí andando a pasos cortos. Unos pasos más y ya habría llegado a la frontera. Allí estaba yo pisando la frágil línea entre la vida y la muerte. Allá abajo, el aroma a mar, me llamaba. La tierra mojada y su humedad, me atraía. No se disipaba la bruma. Ni mis pies podía divisar. Allí, solo con la naturaleza, trataba de combatir contra sus elementos. Delante, la paz, el silencio, la quietud, la oscuridad, el descanso, el sosiego… Detrás, la luz, los colores, los problemas, la felicidad, los disgustos, el amor, los besos y el cariño, el llanto y la risa. Yo tenía el poder sobre la vida y la muerte. sobre mi vida y mi muerte. Nadie podía decidir por mí. Pero ¿no podía estar equivocado? ¿Si me quitaba la vida, no se la quitaba también, en parte, a los demás? ¿me pertenecen ellos a caso?... Por el contrario, ¿si me concedía seguir viviendo, no es cierto que le concedería parte de mi vida a los demás y les seguiría dejando parte de sus vidas? A mí me importan los que me quieren. Los que no me quieren… bueno, por mí o por ellos... Yo sé que viviendo y muriendo puedo alegrar a unos y puedo hacer llorar a otros. Pero me interesan más quienes me quieren y a quienes quiero, que aquellos que me desprecian. Pero soy yo el que debo vivir en la tribulación, en la angustia, en la alegría, en la paz, en el desasosiego… en el llanto o en la risa. Nadie pueden reir o llorar por mí. Podré compartír. Querrán o no, pero esa propiedad, me pertenece a mí más que a nadie... tal vez a alguien, algo más que a otros.