..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

jueves, 23 de agosto de 2012




Eran las siete de la tarde,
estaba esperando
a quien no llegó.

Eran las nueve de la noche,
seguía esperando
a quien nunca llegó

Dieron las doce de la noche
y cenicienta aún esperaba
al príncipe azul que jamás llegó.

Todos los días ella espera
sentada en su banco
a alguien que la quiera.

Todas las tardes,
sin palomas mensajeras
que le trajeran amor.

Ella espera paciente
que alguien le llegue
y la bese en los labios.

Ella espera paciente
el abrazo de unos brazos
de alguien que nunca llega.

Ella, sentadita, complaciente,
saluda a la gente
cuando la ven esperar.

Ella anhela sonriente,
confiada, en que la espera
pronto acabará.

Una de tantas tardes,
se alargó tanto la espera,
que la espera terminó.

En la mañana, el sol salió
alumbrando junto a ella,
a quien tanto ella esperó.


No era príncipe azul.
Ni siquiera tenía color definido.
Era vulgar como tú o como yo.

Él, alguien inadvertido,
mientras le lloraba el corazón,
sostenía en sus manos, las manos de ella.

¿Quién sabe en qué momento
de aquella noche se encontraron?
¿Quién sabe de qué hablaron?
¿Quién sabe, si es que pudieron hablar?
¿Quién sabe si, en un preciso momento
de aquella noche,
ella recibió su abrazo,
y  su ansiado beso en los labios
y así encontró un trocito de felicidad?

.....ooOoo.....

13 comentarios:

  1. Muy bonita historia cuentas, al fin es la historia de todos, de alguna manera siempre esperamos lo que no llega, por eso en lugar de esperar es mejor disfrutar lo que tenemos. Aunque sea poco, si lo sabemos valorar es mucho.

    Besos y abrazos con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero por qué conformarse con medios días, habiendo días enteros???

      Besos y Abrazosssssss.

      Eliminar
  2. Entonces.....era su príncipe????, uf!!!, me alegro, después de tanto esperar....
    Creo que no sabia que , a los príncipes, te los tienes que encontrar, ni se esperan ni se buscan. Abctes. Hml

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la esencia del poema precisamente dice que no es su príncipe azul... Que los príncipes azules no existen... que hay algo más que la propia idea del hombre perfecto o la mujer perfecta... Aunque.... claro, en esta vida, casi todo es relativo... casi todo.

      Besibrazosssss

      Eliminar
    2. Y quizás sea porque casi todo es relativo.....me niego a vivir pensando en que la felicidad y en que la perfección de hombres y mujeres no existe.
      Una persona puede necesitar muy poco para ser feliz (existe la felicidad), otra necesitan demasiado(no existe), la diferencia está en saber o no ser feliz... Una mujer puede encontrar a su príncipe azul en cualquier hombre descolorido y que aparezca donde menos te lo esperas, sin buscar ni esperar en un banco todos los días.
      Quien sabe si ese supuesto trocito de felicidad que encontró es ...porque era su
      príncipe azul y su hombre perfecto..... al que no esperaba.
      La esencia de tu poema se entiende...pero se merecía un final feliz, por su espera, y como necesito el final feliz, y si no lo hay, le doy mi toque de imaginación y veo y leo lo que quiera. Abctes. Hml.

      Eliminar
    3. Y no he añadido, que me encanta leer tus poemas, de amor y desamor. Abctes. Hml

      Eliminar
    4. No es un poema triste. Tiene final feliz. Todo depende de montarse la historia y pensar que la noche estrellada tb es bella con su lunita nacarada y los grillos cantando junto al lecho del río... por ejemplo... jeje.

      Aquella persona por la que darías tus horas de sueño, tu bienestar y tu vida no tuviera sentido... esa/e es tu principe/princesa azul.

      Besosssssssssssssssssssssssss

      Eliminar
  3. ojalá que encuwentre la felicidad, al menos un pedacito de ella pues la felicidad completa no existe.

    biquiños,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encontró ese pedacito de felicidad... de una forma u otra, la encontró.

      Besicos Grandesssss

      Eliminar
  4. No debería esperar, sino llenar su vida con cosas que le alimenten el espíritu, la mente, el cuerpo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé de subir a las montañas y bajar a los valles, de sus soledades y bullicios, del propio bullicio y su soledad.

      Se de sentir pletórico el espíritu y del más profundo vacío.

      De todo, he sacado algo en claro: La gran debilidad que, aunque queramos ocultar, jamás nos desharemos de ella.

      Muchos Besicossssssssss

      Eliminar
  5. Yo creo que es un poema alegre porque al final entendió que no hay un príncipe azul", que el amor se puede hallar donde menos pensamos. Y que es una proyección de nosotros mismos, si no estamos preparados para ello, si no nos queremos en primer lugar a nosotros mismos y si no sentimos que merecemos amor, nunca lo encontraremos en nadie, y pasaremos la vida inventando quimeras. No hay nada más mágico que lo que es real de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquella persona llegó a aquel banco y ofreció su cariño... tal vez ni fuera príncipe desteñido... tal vez fuera solo mozo de cuadras, pero el final lo dice todo... y por supuesto, que nadie entienda que ese abrazo y ese beso es el solo eso... jeje.

      Gracias por tu visita. Besibrazos.

      Eliminar

Hola y Gracias por tu comentario.