..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

viernes, 27 de abril de 2012

Despertar.2



Ven, dame tu manita caliente
de bajo tus sábanas
y deja que te la bese por su palma 
y que éstos, mis besos, 
por tu antebrazo vayan subiendo 
hasta tu hombro desnudo. 
Pequeñitos besos tiernos y mordisquitos 
siguen su camino 
para anidar en tu esbelto cuello. 
Te acaricio tu linda cara 
y te beso los párpados,
la frente, tus mofleticos, la nariz, 
hasta llegar a tu boquita 
de labios carnosos y sensuales. 
Los mordisqueo con ternura 
a la vez que los humedezco con mi lengua.
Los abro, tus labios, con mis labios 
y rozo la punta de tu lengua 
con mi lengua, y te sigo besándo. 
Paro, te miro, y aun mantienes 
tus ojos cerrados 
pero esbozas una pequeña sonrisa de felicidad. 
Ya por último, 
te doy el beso más tierno y más sentido, 
y el más largo. 
Beso tu frente.

Vamos, perezosa, 

levántate.

Y dándote un pequeño palo en el trasero,

me dirijo a mi ducha diaria de aseo.


.....ooOoo.....

lunes, 23 de abril de 2012

Desde Tu Orilla A La Mía (Como agua en la sequía)

Cuando mis malos momentos, allí estaba ella para animarme. Decía: "verás como no. Todo se arreglará"
Cuando la cosa no se arregló, ella aún seguía ahí animándome, gastando bromas con su risa contagiosa.
Cuando yo estaba mal, triste o decaído, al final, siempre me hacía olvidarme de la tristeza.
Ella siempre ha estado ahí, aquí, conmigo, sin juzgarme, sin una mala palabra, siempre diciéndome "Guille, yo estoy aquí...." y ahí estaba.
Ella llegó a mi vida como el agua en la sequía y aún me anima en mis malos momentos y me hace reir y nos contamos historias.
Nos damos los buenos días y nos damos las buenas noches.

He pensado que, tanto cariño que me ofrece, tenía que agradecérselo de alguna manera, y este aprendiz de poeta, lo único que le puede ofrecer es un total sentimiento de gratitud.

No he querido un poema amigo, sino algo más, como si fueran 2 docenas de las mejores rosas rojas que la naturaleza pudiera crear. Únicas, irrepetibles, como el mayor diamante del mundo. Y es que ella, se lo merece... o tal vez, solo una, pequeña.... pequeña como se hace una mujer en los brazos de su amante, sí, pequeña e insignificante, como esas pequeñas cosas que, por pasar tan desapercibidas, son las más preciadas y maravillosas de la vida.  Sí, eso, una pequeña rosa.






El no tenerte, me mata.
Por no tenerte muero.

El océanos que nos separa
es un muro infranqueable
que se eleva en su horizontal
como setos de espinos
que al intentar atravesarlo,
mi corazón en rojos jirones
se convierte.

Cada jirón es un Te Amo,
cada gota de mi sangre
un Te Quiero...
cada espina que se me clava
es un suspiro de Amor
que hasta tí llega.
¿Y mi cuerpo?
... anclado
al otro lado de tu orilla,
suspira por no saber
a que saben tus besos.


Solo las estrellas
allá en el cielo
saben mis sentimientos.
Solo ellas,
saben de mis pies descalzos
por las orillas de las playas,
pensando que, tal vez,
esa pequeña ola que toca mis pies,
haya sido bendecida
por el roce de tus manos.
Y suspiro hacia lo profundo de la noche,
para que la brisa del mar,
te lleve lo que por ti siento.


...

Dime que me amas
y que sin mí no puedes vivir.
Dime que me quieres
y quieres ser mi mujer.
Dime, que sin mí,
tus noches no son noches,
que son pesadillas
y las pasas insomnes
pensando que te falto yo
convertido en la  realidad
de unos labios que te besen
y unos brazos
donde poder hacerte pequeña
y sentir mis caricias.

Dime que me amas,
como nunca has amado
y dime, que soy tu hombre,
tu amor, tu compañero.
Dime que todos los días
te sientas a tu orilla
a mirar el horizonte
por ver si aparezco
en un barquito de plata,
para robarte
y llevarte más allá
de los confines de este mundo,
pero juntos.

.....ooOoo.....


STEMA, No lo encuentres atrevido, ya he dicho antes que quería algo grande paa agradecerte todo tu cariño y, como yo solo entiendo de sentimientos de amor... pues...

jueves, 19 de abril de 2012

Este Pequeño Corazón






¿Qué más te puedo decir,
si me tienes cosidito
al encaje de tu blusa
por donde tus pechos se adivinan
inquietos de pasión?

¿Qué más puedo darte yo,
después de recibir todo el amor
que tu me brindas
y que he sentido
pegadito a tí?

Solo puedo ofrecerte
este pequeño corazón
que únicamente 
a ti te pertenece.

.....ooOoo.....

lunes, 16 de abril de 2012

Si Me faltaras






Todo mi vivir me espanta
si pienso que me faltas.

Si me faltaras, amor,
ni el agua saciaría mi sed de ti
y los arenales cubrirían mi cuerpo
más allá del anochecer.

Y aún en la muerte,
seguiré amándote
por siempre.


.....ooOoo.....

jueves, 12 de abril de 2012

Poema Alegre.





Apartaré del cosmos
el concepto de infinito
y en secreto
te amaré eternamente.

Atrapare para ti
el calor de las estrellas
y un cobertor
te hare con ellas,
para tus frías noches
de escarcha.

Ay amor
que a mi llegaste
en amarga primavera
y te alojaste en mi alma,
envuélveme en tus suspiros
que yo crearé para los dos,
la más bella danza de amor
que bailaran tus pies descalzos.

Dame tus lágrimas, mi niña,
que haré con ellas collar de brillantes

para que por tu cuello resbalen
y sobre tus pechos descansen.


Dame tus tristezas, Amor,
que en papelillos de verbena
las he de convertir
para que caigan sobre tí

al son del baile de tus enaguas.


Y dame, Vida mía,
tus lindos ojos,
tu linda cara
de agüita clara,
que yo transformaré
en esperanzas.



-----ooOoo…..

lunes, 9 de abril de 2012

jUEGOS dE gARABATO




Soy un simple garabato
pegadito a la pared,
pero me pintaron con carboncillo de amor.

A veces,
cuando la oscuridad
reina en tu habitación,
me despego y vuelo hasta tus sábanas
donde duermes plácida
el descanso merecido
que todas las almas buenas,
como tú,
se merecen.

Y es allí,
bajo tus sábanas, digo,
que vuelo a través de los perfumes
a tierra brava que destilan tus poros.

Soplo a tu pelo y juego entre ellos
como si fueran tentáculos
de monstruo marino…
y siempre ganas tú.
Siempre me enredo,
sucumbo y muero
a la suavidad de tus cabellos.
Y eso, me gusta.

Descubrí otros juegos,
y es tirarme por tu hombro
y resbalar hasta tu cuello,
que he notado que te agrada
porque, en sueños,
cada vez que lo hago,
sonríes y te acaricias
suavemente por la zona
que resbalo.

¿Y en tus pechos?
Ay tus pechos.
Es ahí donde juego
a correr por desfiladeros
de pasión y donde subo y bajo
por montes y llanos.

Cuando bajo por tu vientre,
lo hago en un trineo
gritando… ¡Yuhuuuuuu!
¿Sabes? Un día, casi te despierto.

Y entre los pliegues de tu sexo,
me pierdo en laberinto de amores,
entre suspiros y ayes,
entre ti y el cielo.

Un día quedé atrapado
en una de tus ingles.
Jugaba al escondite
entre tus labios, resbalé,
caí y…
te giraste y me atrapaste.
No podía salir,
casi perdí la respiración.
Menos mal que pronto,
volviste a girarte
y pude liberarme.

Pero lo que más me gusta,
es correr
por tus bellas y largas piernas,
llegar hasta tus dedito,
y a cada uno de ellos darle mordisquitos.
Por último,
te hago cosquillas en la planta del pie,
para hacerte mover y sonreír
de las cosquillas que te hago.

Pero todo lo bellos y bonito
tiene su final.

Por entre las rendijas de la ventana,
cada mañana entra un sol impertinente y curioso.
Viene a verme cómo son mis juegos contigo
y yo le digo:
“¡corre, vete de aquí,
que no me dejas que juegue!”
Pero es inútil.
cuando viene, viene
y no se marcha.
Así que, harto de divertirme
pero con ganas de más,
y sin más remedio que me queda,
vuelvo a mi pared esperando al día siguiente.

Y es que,
soy un simple garabato
pegadito a tu pared,
pero me pintaste, amor,
con aquel carboncillo
que guardabas en el cajón.

.....ooOoo.....

martes, 3 de abril de 2012

Distancia




Llega el amanecer del nuevo día,
y yo aquí, desnudo y frágil,
junto a este escarpado acantilado,
siento nacer en mi espalda
pequeños rayos de sol
que serpentean cálidos,
calentando tímidamente mi cuerpo.

Tengo frío.
A pesar de este sol incipiente,
aún tengo frío.

Una pequeña brisa
recorre mi cuerpo
y yo me alargo gris, etéreo,
inexistente,
queriendo llegar a tu orilla
a través de este océano
donde navegan barquitos de amor
con mismo puerto de destino.
Y quiero llegar a ti
para convertir en hombre
a quien vive en su mundo plano y vertical.

Tengo frío.
A pesar de este sol incipiente,
aún tengo frío.

Quisiera parar el tiempo,
parar este sol que no calienta,
porque me siento retroceder
y eso me inquieta.

Todos los días lo mismo,
conforme el sol se alza,
retrocedo y mis manos se alejan
cada vez más de ti.
No hay reproche,
sé que nuestra vida es así
Y no hay remedio;
pero si entre nuestros mundos
no cambia la distancia,
nosotros podremos cambiarla,
acercar nuestras orillas
tendiendo un puente de amor
con barandas de abrazos
y, con nuestros besos,
luminarias en los cielos
para hacer brillas la senda
y no perdernos.

Ya no tengo frío,
a pesar de este sol incipiente,
y este viento que congela la sangre.



.....ooOoo.....