..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Edelweiss

No me gustan las entradas largas, pero bueno, aquí os dejo una bonita flor, con una bonita historia… con un pequeño poema de mi cosecha.

 Su nombre científico es Leontopodium alpinum, proviene del griego y significa ‘pie de león de los Alpes’. El tamaño puede variar entre 2,5 y 10 cm, pero su aparente fragilidad sólo es un espejismo tras el que se oculta una flor increíblemente resistente, capaz de sobrevivir a más de 3.000 metros de altitud y soportar las temperaturas extremas de las montañas alpinas.

El solo hecho de tener que escalar montañas, y alcanzar difíciles recovecos para conseguir un ejemplar, casi justifica por sí sólo las múltiples historias y leyendas que se han generado en torno a ella. Pero aún hay más.

La edelweiss vive camuflada. Se esconde bajo la apariencia de una sola flor, cuando en realidad es un conjunto de diminutas florecillas que han evolucionado y crecen agrupadas para sobrevivir.
Se la considera un símbolo de valor y coraje. La leyenda más extendida cuenta que los hombres que pretendían probar su amor tenían que subir más de 2.000 metros para conseguir una y entregarla a su amada.
También se dice que tomó su color de la luna, y que es capaz de huir de los esfuerzos de los hombres que la persiguen, elevándose cada vez más en la montaña. Representa el honor, el mundo de los sueños y el amor eterno, que nunca se secará. Su imagen es considerada como el reflejo perfecto de una belleza extraña y sosegada. En el lenguaje de las flores, edelweiss significa ‘escríbeme’.

La Leyenda

Allí, donde cada rincón es acariciado por un tenue manto helado, donde la nieve cubre las cumbres de las altas montañas, y el frío recorre los valles congelando los lagos, allí, en un lugar perdido entre el paisaje de los enimagticos Alpes, cuentan que un, apuesto joven, estaba enamorado de una mujer, que decían, de una belleza casi comparable a la pureza de la blanquísima nieve que cubría el pueblo cada invierno, de tez pálida, ojos grisáceos  cabellos rubio casi blanco y rasgos finos y suaves, convirtiéndola en una albina extremadamente hermosa. Edelweiss se llamaba.

Se encontraba Edelweiss recogiendo agua de la fuente cuando el se acerco, tímidamente le cogió de las manos, llevaba días escogiendo las palabras adecuadas para confesarle lo que sentía, pero ahora bajo la hechizaste mirada de esos ojos como la niebla, casi olvida por completo lo que le quería decir, titubeando y de la manera mas sencilla y sincera logro decir:

- No podía demorar por más tiempo amada mía, el momento de confesarte todo aquello que por ti siento. Sufro cada noche y cada día de dolor por dentro, al reconstruir tu bello rostro no solo cuando sueño, sino cambien a cada instante que cierro los ojos, pues es tan grande lo que siento por ti, que ni una tempestad que amenazase con arrasar el pueblo, no podría ni con toda su furia, llevarse un solo ápice de mi amor, ni siquiera toda la nieve de las montañas que nos rodean, serian capaces  de apagar el fuego que hace latir cada uno de mis órganos al veros, gentil Edelweiss os amo con todo mi ser.
Sorprendida pero halagada, recorrió su rostro mirándolo silenciosamente dejando una de sus manos entre las de el, sonrió tiernamente, y con un gesto en un tono totalmente diferente, le dijo:

-¡ Oh amado mio !¡ Abrumada me hallo ante tanta galantería ! Recibo tus palabras con el dulce mensaje con el que las proclamas. No obstante, ¿ no os parece que toda declaración debe estar acompañada de hazañas ?

- Hermosa Edelweiss, aquí donde me veis os pregunto, ¿que es lo que queréis?. Porque os aseguro que conseguiré todo aquello de lo que carezcáis si así consigo demostraros lo que siento y conseguir aunque sea una mínima parte de vuestro desvelo.

Sus finos labios sonrieron dejando ver una dentadura perlina y una melodiosa carcajada rompió la seriedad del momento. Después dijo:

-¡ Enamorado mio ! Os tomo la palabra y os digo, que si no es verdad que por mi amor lo que fuera haríais  este es el momento de que huyáis, porque el reto que os vengo a proponer no esta al alcance de miedosos y cobardes.

La miro sin mediar palabra, dando a entender que quería escuchar atentamente su propuesta, ante la seguridad de el, ella prosiguió:

- Cuenta la leyenda, que una noche, una de las estrellas de las que relucen en el cielo le lloro a la luna y le declaro que sentía envidia de todo aquello que vivía en la tierra, que deseaba abandonar el firmamento para convertirse en una flor. La luna
sintiéndose despechada, decidió vengarse enviándola al pico mas alejado de la tierra que en ese momento diviso, eligiendo el Dufourspitze, la enorme montaña que custodia nuestro pueblo. Allí, la estrella bañada por la nieve se transformo en una hermosisima flor de pétalos blancos, que siempre estaría sola en lo alto de la montaña. Es la llamada Flor de las Nieves.
Hizo una pausa y rompiendo el tono solemne con el que había narrado la historia le dijo:
- Si es verdad que por mi murieras, allá a buscar esa flor fueras… Y ya te aviso, que sino la consiguieras, tampoco mi amor obtuvieras.
El rostro del joven palideció un momento, después volvió a recobrar el color, cuando sus mejillas se encendieron mientras oprimía los puños y apretaba los dientes, sus ojos llamearon cuando juro:
-¡ Por tu amor Edelweiss, yo te traeré esa flor !. Y se marcho con un firme caminar.
Dicen que pasaron muchos días y que el joven nunca regreso. También dicen que aunque ella reía todas las mañanas cuando la luz le daba en el rostro, por las noches, cuando nadie la veía, sollozaba y rogaba que el volviera junto a ella.
Acabo perdiendo el juicio, sin salir de casa y llorando amargamente todas las noches mientras contemplaba el Dufourspitze.
Su pena culmino una de aquellas frías y largas noches, en la que según cuentan los descendientes de los vecinos de aquel lugar, a las tinieblas salio totalmente desnuda a buscarle, gritando su nombre hasta desgarrarse la voz.
Desde entonces en su honor, la flor de las nieves es llamada Edelweiss, y es símbolo del amor verdadero y eterno, como el de los dos jóvenes que murieron arropados por la nieve.

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

Te has convertido
en Princesa y Reina
de mi mundo.

Eres Princesa, por tus encantos,
por el brillo intenso de tus ojos
que encandilan mi alma,
por la claridad de tu mirada,
por la dulzura
del reposar tus sueños
sobre mi pecho.

Reina eres, por tu
estar de mujer serena
y sosegada,
por aquellas lágrimas
antaño derramadas
y hoy ya enterradas,
por la sabiduría adquirida
tras la cátedra de la tristeza,
la soledad y el abandono.

Pero ante todo,
Tú,
amada mía,
eres mi flor
edelweiss,
y has dejado que yo
te encuentre
entre las grietas heladas
de la vida,
para con mi vida,
darte calor.
Así, de nuevo,
con mi amor,
al amor eterno renacerás
para nunca más
sentir la sequedad
del desamor.
Y cuando llegue el frío eterno
del "adiós",
te seguiré escribiendo
mis poemas de amor.

….. ooOoo…..

viernes, 24 de mayo de 2013

El Amor Existe






Y así lo digo,
porque no puedo acallar
al mundo,
lo que mi corazón
a mi alma le grita
en cada latido:
"¡El Amor Existe!"
Y es que,
 este latir que siento,
es caballo desbocado,
como alma 
que persiguiera el diablo,
y me lleva a refugiarme
en los brazos de mi amada,
sabiendo que, al encontrarla,
también allí encontraré
la propia salvación
de mis pecados,
sintiéndome redimido
por todos los errores
antaño cometidos.
Perdonado 
por todo el daño
causado,
 y olvidando 
todo el daño
recibido.
Reconociendo
mis debilidades e imperfecciones,
pero a la vez,
sabiéndome
poseedor de suficiente
capacidad de amar,
así como de recibir amor.

.....ooOoo.....

martes, 21 de mayo de 2013

Mi Nuevo Corazón




He tenido sentimientos
de amores y quereres.
He disfrutados alegrías
y encajado tristezas.
Cuántas vivencias
a lo largo de mi vida,
cuántas nubes y tormentas,
cuántos amaneceres de muerte
y cuantos de expectativas
de un nuevo renacer.

Toda esa vida,
es mía.
Lo bueno por lo malo
o lo malo por lo bueno
doy por válido,
como el hijo que nace
y hay que educarlo
equivocándonos,
en ocasiones,
y en ocasiones
acertando.

Sí.
Cada segundo vivido,
cada minuto,
cada día,
cada mes o cada año,
ha sido un dolor de parto
extrauterino,
un amor nacido
o una desgracia parida,
pero, al fin y al cabo,
míos y mías han sido.

Nadie me los podrá quitar.
Ni si quiera tú, amor mío.

Pero tú, Mi Vida
en mi vida,
me parirás nuevos hijos,
nuevas sensaciones,
nuevos amores,
nuevos quereres
y recorrerás
cada palmo de mi piel
con el suave tacto de tu piel,
recorreré
tu cuerpo
con mi cuerpo
para que sientas
lo que jamás has sentido
y renazcas a la vida.

Tengo mi vida iluminada
y mi corazón ido
por tierras lejanas,
allá donde la razón se pierde
y los sentimientos se mantienen
en constante  levitar,
pero tú tienes mi corazón de ahora
que no se entorpece
con el tiempo
ni con el sol ni la tormenta.
Y este nuevo corazón,
que ha nacido para ti,
nació en el hueco que quedó
de mi otro corazón.

…..ooOoo…..

lunes, 13 de mayo de 2013

Dame De Tí




Dame tus manos,
que yo te daré mis brazos.
Dame tu cuerpo,
que yo te daré mi alma.
Dame el negro de tus noches,
que yo te daré la luz de mis días.
Dame un minuto,
que yo te daré cien horas.
Dame tu sonrisa
que yo te daré mi risa.
Dame tu tristeza,
que yo te daré mi alegría.
Dame tus lágrimas,
que yo te las secaré a besos.
Dame un vaso de agua,
que yo te daré un mar.
Dame un suspiro,
que yo te entregaré
todo el aire que respiro.
Dame tus labios,
que yo te daré los míos
y mis abrazos.
Dame el hablar de tu cuerpo
¡que me encanta!,
dame el movimiento 
y el meneo de tus cabellos
y el aleteo de tus pestañas
cuando giras la cabeza…
sí, ¡que me encanta!,
y yo te daré toda la ilusión
que por ti tengo.
Dame tu querer,
que yo te daré mi amor.
Pero si me das tu mirada,
me desarmarás todo mi yo,
y yo, ya no podré darte nada.

…..ooOoo…..


viernes, 10 de mayo de 2013

Cuando Entras En Mi Corazón



Y si me llegara la muerte
con un
"ya no te quiero",
y volaras
a recorrer tus cielos,
yo,
aún,
te seguiría amando,
en silencio,
apenas en un alejado
rincón;
porque de mi vida,
de mi corazón,
no 
se sale
tan fácilmente.

.....ooOoo.....

miércoles, 8 de mayo de 2013

Duda





--Tendré que aprender cuando, a veces, estás de broma y cuando en serio.

--Depende del sentimiento que tengas hacia mí. Si crees que quiero hacerte daño, aunque sea una broma, te enfadarás y pensarás que te lo digo en serio... pero si crees que jamás pretendería hacerte daño y te digo algo para ofenderte, pensarás que es una broma. Tú jamás me ofenderías... Te quiero demasiado. ¿Crees que alguna vez yo podría decirte algo para ofenderte?