..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

miércoles, 25 de abril de 2018

Desde Mi Ventana.4 (Relatividad)





Con todo y con nada. Con lo puesto. Por aquí y por allá. Desubicándome. Que así aprendí a sentir la vida. A sentir por quien llora y también por quien ríe. Ella, la propia vida, digo, ha tatuado su huella y marcado el sendero por el que hoy ando y seguiré andando hasta el día final de mi existencia terrenal.

Siempre el mismo camino. Desde que nacemos. No hay otro. Por eso, es en él donde encontraré la puerta de salida -¿Tal vez sea la muerte?- que me lleve a mi último reducto. Que por decir lo digo, ya que a ciencia cierta...

No se puede cambiar el destino, si por destino entiendo nacer, vivir, y  aquello que llamamos morir. Esta es la única predestinación en la que creo.

Pues sí, la única verdad cierta es, que nacemos, vivimos y "morimos", por lo menos, hoy por hoy, que mañana, ya veremos. Recordemos que todo es relativo. Sí, y lo relativo, por la misma regla de tres, también hoy, que mañana ya veremos.

Que nacemos y vivimos es una perogrullada, pero eso de morir... A ver, una de las grandes preguntas: ¿Hay vida después de la muerte?

Nadie tiene la respuesta a pesar de los muchos avatares que nos han venido a visitar. Sólo hay interrogantes. Tan sólo  existe la divagación, las cábalas por respuesta aunque, según la fe y creencias de cada uno, unos y otros dicen tener la gran respuesta. Pero esta respuesta es todo un dogma de fe. 

Lo cierto es, que cuando estiramos la pata, dejamos de dar el coñazo a una parte de la humanidad con la que convivimos. Unos se alegrarán y otros nos echarán en falta, pero todos llorarán, o casi toedos. De risa o de tristeza.

Digamos, que la ciencia empírica nos demuestra el “pulvis es, et in pulverum reverteris”. -No, no, la traducción no es: “de un polvo te hicieron y en polvo te convertirás” no- Pues eso, que queda demostrado. Y mientras estamos entre polvos, aquí nos encontramos, en esta bendita -ay- senda obligada por la que debemos andar, unas veces llana, otras cuesta arriba, otras cuesta abajo... sin saber por qué ni para qué, ni a qué o a quién le estamos haciendo el “juego”... 

¿Será cierto aquello de que somos un experimento de laboratorio de ciertos seres superiores, que no tenían otra cosa que hacer que matar el tiempo jodiéndonos, y aún siguen aburriéndose y jodiéndonos? 

Y con todo ésto, y a fin de cuentas, soy consciente de que existo y  vivo en el placer y el dolor, en la alegría y en el llanto, en la luz y en las tinieblas. Vivo en la opción de joder al personal o morir por mis semejantes. Otra opción, por supuesto, y haberlas haylas, es vivir sin cerebro ni calentamientos de cabeza, como una maleta, de mano en mano, de un lado a otro sin enterarme y, lo que es peor, ni preocuparse por nada. A la “sopaboba”. Vamos, al “dame pan y dime tonto”.

También soy consciente en mi credo, que nadie sabe si venimos queriendo a este mundo. Que no somos culpables del todo de aquellos actos malos y terribles que podamos causar a los demás o a nosotros mismos. Pero que cuando los causamos, hacemos sufrir a los demás. Cuando nos lo hacen, somos nosotros quienes sufrimos. Y eso, debe y tiene que tener consecuencias.

Y muchas cosas más.


2 comentarios:

  1. Ayyyyyy....esas divagaciones me encantan...

    ResponderEliminar
  2. A ver, nocturnas o diurnas... (En qué quedamos?)
    Besicosssssss

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.