..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

miércoles, 7 de enero de 2009

Galopín (Droga y Muerte)



Galopín tuvo una infancia buena, 
sin sobresaltos, sin llantos; 
sin preocupaciones ni por él ni por sus padres. 

Galopín nunca pasó sed ni hambre. 

Galopín fue un niño guapo, fuerte y sonrosado. 
Galopín fue bueno, amable, simpático y modélico. 
Galopín fue feliz, porque nunca le regañaron. 
Jamás fue contrariado. 
Galopín tuvo amigos buenos, amigos malos. 

Galopín tuvo padres que nunca lo miraron... 

como se debe mirar a un hijo: Con ojos preocupados. 

Galopín tuvo padres ocultados tras la duda del saber. 


Galopín tuvo unos padres no culpables. 

Nadie les enseñó a hacer.

... Ángel Galopín volaba por aquí, volaba por allá. 

Ángel Galopín, arrancaba como potro y se paraba justo ahí. 
Ahí, justo al borde del precipicio que susurraba su nombre. 

Todos los días susurraba su nombre aquel precipicio. 

Todos los días, aquella voz sin fin, martilleaba su cerebro. ... 
“¡Hola, Galopín, celebro conocerte!” 
Decía aquella voz. 
Y Galopín pensaba: “Éste, ¡qué va a conocerme!” 

Inocente Galopín, claro que te conocía. 

Y aquella voz insistente, pertinaz e impertinente, 
día a día martilleaba su cerebro. 
“¡Hola Galopín, celebro conocerte!” 

Aquel acantilado sin fin, 

por fin un día celebró la bienvenida. 
“¡Hola, Galopín! Ves como te conozco 
¡claro que te conozco!” 

Y Galopín participó en la fiesta de los confetis rojos. 

Un mal chute, se lo llevó pronto. 

..........ooOoo..........




No siempre, los padres podemos sentirnos culpables por las "desdichas" de nuestros hijos, que son nuestras propias desdichas. 

No siempre los padre, en nuestra buena fe por ayudar a nuestros hijos, sabemos acertar. 


No siempre, los padres, tenemos la fortaleza y sabiduría para enfrentarnos a nuestros hijos. 


No siempre, los padres, hemos recibido la educación necesaria para hacer de nuestros hijos "mujeres y hombres de provecho" 


No siempre, los padres... 

No siempre, los... 
No siempre, ... 
No... ... .. .

20 comentarios:

  1. Y es que tiene que ser complicado lo de saber educar.
    O por lo menos, lo de saber cómo hacerlo para que el crío en cuestión,
    sepa elegir bien los caminos...
    Encima de él no se puede estar todo el tiempo, no?

    Besos-besicos, Guillermo.

    ResponderEliminar
  2. Es dificil acertar querido, los padres son una parte mínima de responsabilidad, pero a veces todo esto se nos queda tan grande!

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. Lástima que no existan escuelas que nos enseñen a ser padres, nosotros, intentamos hacer lo mejor.
    Querido Guille, te dejo mi saludo fraterno y mi deseo sincero de que este año sea maravilloso para ti.
    Con el cariño de siempre.

    ResponderEliminar
  4. No siempre los padres lo hacemos tan mal...
    No siempre nos escuchan...
    No siempre...

    Ese abismo ha conseguido que se me encoja el corazón antes de leer, uffff

    Besitossssssssss

    ResponderEliminar
  5. Yo tambien soy padre pero cuando leí tu post en realidad pensé en los mios y en mi, en el que yo era hace muchos años.
    He llegado a la conclusión de que es un error ser demasiado tolerantes, que los hijos no siempre saben lo que les conviene y que es necesario imponer con autoridad la cordura y la experiencia para trazar un camino de vida que sea inequivoco. Dificil tarea es, pero es lo que hay que tratar de hacer y no hay que tener dudas pues estoy seguro que el amor nos guiará la mano.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Vemos lo que queremos ver y cerramos los ojos a lo que nos supera.
    Todos tenemos debilidades y el amor, muchas veces, es la mayor de ellas. Necesitas tanto que te amen que olvidas que existe una palabra: NO.

    Peliagudo tema al que con demasiada frecuencia obviamos.

    Besines Guille, ya estoy de nuevo por aqui.

    ResponderEliminar
  7. Lourdes... Es que los padres son el espejo donde se miran los hijos, con todo o que eso conlleva de positivo y negativo, de sentimientos mutuos, responsabilidades, sensibilidades... Todo muy complejo.
    Besicosx1000

    Belén... Yo creo que los padres sí somos una parte muy importante y máxima en la responsabilidad de educar a nuestros hijos, porque a un hijo se le empieza a educar desde la primera hora de nacer... con permiso de la comadrona... jejeje... Otra cosa son los casos puntuales y complejos en su problemática.
    Besicos.

    Marysol... Ya ves, incluso así cada familia es un mundo, aunque, claro, hay pautas generales de educación.
    Igual te deseo para tí toda la felicidad.
    Besicos.

    Mar... Claro, por supuesto, estoy de acuerdo contibo, pero es que el hijo, siempre tiene, lógicamente, la rebeldía generacional... es como el proceso de negatividad a los 3 años... O es que no te acuerdas???
    Besicos.

    Sinespacio... Estoy totalmente de acuerdo contigo... Totalmente. Y siempre acordándonos de cuando nosotros teníamos sus edades.
    Un abrazo.

    Mariposa... Qué alegría de tu vuelo por aquí!... Sí, es cierto lo que dice: Dar amor para que se reconozcan amados y queridos. Y valor para enfrentarse con ellos cuando consideramos que se equivocan, como en ocasiones nos hemos equivocado nosotros. Porque nosotros no somos amiguicos de nuestros hijos, somos sus padres y educadores y quienes más tenemos que amarlos sin sobreprotegerlos.
    Bsicos.

    ResponderEliminar
  8. Un post como para levantar el ánimo... anda que... sí ya siempre me rompo la cabeza (tú lo sabes), después de leer ésto...

    me dan ganas de acompañar a Galopín al precipicio... ainssss!

    biquiños.

    nos buendiamos el lunes ¿no?

    ResponderEliminar
  9. Aldi... El Marrrrtes... Yuhuuuu!!!

    Al único precipicio que te asomes, que sea al de los acantilados de los delfines voladores... ;) para escribir bonicas historias como tú sólo sabes escribirlas... vale???

    Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Nadie nos enseña a ser padres, es la universidad de la vida la que nos va enseñando cada día desde nuestros fallos, que sirven para hacerlo mejor, pero sobre todo, siempre con el cariño que les ofrecemos a nuestros hijos, que es la base más primordial, el amor por nuestros hijos.

    Un beso Guiller, y ya volvemos a la normalidad, aunque hoy estuve sin internet, ya estoy de lleno en tu blog.

    ResponderEliminar
  11. genial denuncial, post muy bueno y... educar es una trea muy dificil. enseñas con tus sentimientos, tu escala de valores y a veces se te olvidan renglones por el camino

    ResponderEliminar
  12. María... A pesar de la literatura y cursos para padres, cada familia es un mundo.
    Sí, educar con cariño, amor, que es lo mismo que corregirlos. Saber decirles SÍ y NO... aunque se les reviente la hiel (y a nosotros tb.)
    Besicos.

    Mª Ángeles... Precisamente, esa escala de valores es la experiencia adquirida con los años que, no siempre nos la reconocen nuestros hijos... jejejeje... sin olvidar que nosotros somos o hemos sido hijos, y que, a veces, en la actualidad, se las menospreciamos a nuestros padres... :))
    Sí, es difícil porque entra en juego los sentimientos paternos que se entrechocan con los de los hijos, el "mundo"... la teleeeee
    Besicos.

    ResponderEliminar
  13. Galopín...Galopaba en un caballo salvaje que un día se desbocó.
    Normalmente los padres no pueden correr mas que los caballos.
    Originál forma de contar una triste historía.
    Original forma de contar.
    Original historía.
    Originál
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno Guillermo! De verdad, ser padre-madre es una tarea de tiempo completo, el más grande desafío de nuestras vidas y somos responsables de los resultados.

    Un besote Amigo, muchas gracias por la publicación.

    ResponderEliminar
  15. Leni... Bienvenida.
    Es cierto que los caballos corren veloz, pero... Cuando se le ve venir de lejos... Por eso digo yo que los padres debemos mirar a nuestros hijos con mirada preocupada, no con preocupación, sino atentos, porque más vale la valentía dereconocernos equivocaos ante una afirmación, que la cobardía a no querer enfrentarnos con los hijos. De todas formas, es complicado.
    Besicos.

    Susana... Sí, a tiempo cmpleto. Los padres, como las funerarias, estamos de servicio las 24h... jejeje.
    De todas formas, esa responsabilidad paterna hay que saberla ejercer, y no todos sabemos responder adecuadamente a las necesidades de nuestros hijos. Eso no quiere decir que nos machaquemos la vida si las cosas no salen como deseamos... Y es que todo depende de muchos factores.
    El amor y el cariño... y el buen hacer es lo importante... y cuando fallan las "matemáticas"... el sentido común
    Besicos.

    ResponderEliminar
  16. El oficio de la paternidad es uno de los más difíciles de ejercer. No siempre conseguimos nuestro objetivo, pero lo intentamos y si la conciencia nos dice que lo hemos hecho lo mejor posible, el resto ya forma parte de la elección que nuestros hijos adopten para vivir su vida.

    Un buen texto, nos ha encantado.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Cumpa, todo en la vida es un duro aprendizaje, nada se nos da en bandeja, lo que facilita las cosas es la cuota de afecto que ponemos en ello; difícilmente alguien que enseñe desde el amor, pueda estar equivocado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. "No son tus padres quienes te dan la vida, sino quienes te ayudan a vivirla"

    con tus errores, equivocaciones, felicidad...
    ( a los padres hay que educarlos)


    saludos de un jamon!

    ResponderEliminar
  19. LoyLo... Pero siempre nos puede quedar una duda razonable sobre si lo hemos hecho bien... razonable, digo, y sin complejos.
    Besibrazos.

    Carlos... Las equivocaciones, si con amor, menos equivocaciones, no?...:)
    Un abrazo.

    Wychyrrona... Los padres no sé si te dan o no la vida, pero que tu madre te ha parido... me juego los apellidos... :))
    Bueno, eso de educar a los padres... en cierta manera, según y cómo, estoy de acuerdo contigo.
    Besicos.

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.