..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

miércoles, 20 de julio de 2016

Memoria Histórica (como yo te quiero, en silencio)


A veces, solo a veces, decimos que los muertos claman justicia, cuando verdaderamente es nuestra propia justicia personal la que clama venganza.

Poema de la Jacinta a su Antonio, al terminar la guerra civil española.


No quisiera, a mi memoria,
atraer los viejos fantasmas de la guerra.

Que la guerra,
¡su guerra haga y se entierre con ella!

Yo quisiera, en mi memoria,
tu historia.
Tu historia buena,
la que a mí me rebosa
y de alegría me llena.
Tu historia, que es mi historia,
y no “aquella”.

No,
no quiero esa historia solapada
que divide, mata y asesina
las almas.

Quiero mi historia,
que es tu historia.
Nuestra historia de amor
y besos tiernos,
que es la única
que a ti y a mí nos ata.

Te quiero a ti,
¡mi amado!
Sin insignias.
Sin banderas.

Quiero tus mimos, y tus abrazos.
No quiero llantos.
Quiero tus juegos y tus risas,
mis mejillas
acariciadas por tus labios,
quiero el calor de tus manos
sobre mis pechos,
y quiero,
el dulce mirar de tus ojos
a mis ojos cansados.

No quiero el polvo de tus huesos
ni el vacío desorbitado de tu mirada.
Lo que quiero es tu silencio,
tu cuerpo callado.

No grites
a los oídos de los mortales
tu insomnio eterno.

No grites.

No grites.

Que yo susurraré
en tu oquedad obligada
arrullos de paloma enamorada.

No grites.

No llores
a los ojos de las madres,
ni des lanzas a los hijos.

No llores.

No llores.

Que yo, en silencio,
lloraré a tus oídos
el gran amor que te he tenido,
te tengo,
y aún después de la muerte
te seguiré teniendo.

Ya te lo he dicho:
Solo a ti te quiero
con la misma pasión
con la que antaño
ardían nuestros jóvenes besos.

¿Podría amarte
de otra forma?

Quiero,
tu memoria
en mi memoria,
en lo íntimo,
en la soledad de mi habitación,
en lo más profundo de mi corazón,
para mí sola
y para nadie más.
Sí,
que ya lo sabes:
antes, ahora,
y aún después de la muerte.
Que no quiero compartir con nadie
mi derecho a tenerte.

Y si ahora no estás,
no quiere decir que no estés conmigo,
no.
Claro que estás.
Pero no me pidas,
amor mío,
que grite
o que llore.
No quieras querer
que a tu manera te quiera.

No.

No alces
de la oscura fosa
y siembres sobre la tierra,
los amargos recuerdos de la guerra.

¿Hasta cuándo es necesario?

No me llames de esa forma
ni me llores, de esa forma.
Ni me grites.
Que ya sabes que te quiero,
que ya sabes que te amo.
Sin insignias.
Sin banderas.
Y en silencio.

…ooOoo…

Y es que, a la Jacinta, le fusilaron a su Antonio en una cuneta de nosédónde, una fría mañana de abril. A las 05:30h fueron a su casa y, arrastrándolo como si de un perro se tratara, lo sacaron de la cama, de su casa, del calor de los brazos de su Jacinta, y se lo llevaron, sí, a nosédónde, a aquella cuneta que le sirvió de cuna; donde tanto lo acunaron, que durmió para siempre. Dicen que fue una nana de muerte con estribillos de disparos y sólos de gracia en la nuca.
Jacinta no entiende de dioses ni de política ni de bandos. Ella solo dice que "maldita guerra que se llevó a su Antonio". Ella, consuela a la Bernarda que no vive, de la amargura que le corroe las entrañas de pensar en su Ramón... que también se lo llevaron, arrastrao como a un perro, con el Antonio.
Jacinta, con su sonrisa, sus chascarrillos e historietas, trata de hacer sonreir a la Bernarda, pero en su corazón no ha habido día que no llorara a su Antonio; sí, pero en silencio.
"Dejád a los muertos tranquilos, no sea que salgan de sus tumbas y se arme la marimorena", suele decir Jacinta, en su poco entender, cuando los jóvenes hablan de los muertos de la guerra y se enredan los unos de unas ideas con los otros de otras ideas. "¿No veis que llamando a los muertos, ellos vienen a vivir con los vivos y no nos dejan vivir en paz?"... Y los mozos del pueblo se burlan de ella. La llaman: "la loca feliz". Y yo digo que, "¿qué sabrán ellos de locura y de felicidad?" 
..............................................................................................................................

Bueno, pues este poema hace algunos años que lo cree, y ni siquiera recuerdo si lo he publicado en el blog. Lo he buscado y no lo he encontrado. Y es que, yo tb tengo derecho, de una u otra forma, a reclamar mi "memoria histórica" Y sí, con algún pequeñísimo retoque y añadida la hª de Jacinta, lo he puesto en el apartado de "poemas de amor", porque pienso que, quien no lo considere de amor, me parece a mi que... bueno, vale, sí, tb. Sí. 

viernes, 15 de julio de 2016

Cuando Paramos El Tiempo

Cuando tu boca
a mi boca
la comes
a besos,
tus labios
como címbalos
resuenan en mi alma,
como catarata
de estrellitas de plata.
Y el tiempo,
despavorido,
de a poquitos
huye y se desparrama.

El hoy no existe,
ni el ayer
ni el mañana,
tan solo el ahora
ajeno a la realidad
de un después,
de hace un instante.
El propio universo
cesa en el empeño
de equilibrar sus fuerzas.
El mundo cesa en su girar.

Aquello por lo que se llora,
se consuela.
La propia alegría
silencia su algarabía
reposando un instante.

Solos
tú, yo
y éste pequeño espacio
que nos circunda y abraza
a los dos.

A Cronos lo matamos
nosotros.
A Cronos,
lo mató nuestro Amor.


…..ooOoo…..

jueves, 30 de junio de 2016

Déjate Enseñar.

Si te faltara amor,
emplea el cariño,
y si no dispusieras de cariño,
emplea la ternura.

Si la ternura
en ti no existiera,
utiliza la razón,
y si ésta no te llegara,
haz uso de tu humanidad.

Si la humanidad
te hubiera abandonado,
más vale
te encomiendes
al amor,
al cariño,
a la ternura,
al sentido común
y a la humanidad de los demás,
no llegaras a cometer
una locura.

Allí,
en aquel lugar que te encontraras,
reconócete,
entonces,
falto de ti.

Déjate
enseñar,
entonces,
a dar amor
y a dar cariño,
a dar ternura,
a ser razonable 
y a recubrirte de la humanidad
de los demás.

Déjate enseñar.
El mundo,
el universo,
no se han confabulado
en contra de ti.


…..ooOoo…..

lunes, 13 de junio de 2016

Me Has Condenado


Como olas
que a mi orilla llegan,
una tras de otra,
así te siento.

Yo soy tu playa
cubierto de ti,
sumergido e ingrávido
en este amor
sereno y tranquilo,
arrebatado y consciente,
que me llena de vida.

Y en el día a día,
dejarme llevar
amándote,
y cada vez más,
como las ondas
que se esparcen
en la mar,
hasta perderse
en esta gran inmensidad,
que somos tú y yo.

¿Y qué más puedo pedir,
si la vida sin ti sería
un, tan solo subsistir?

No hay vuelta atrás.
Me has condenado
a tu dulce existencia,
y a perpetuidad,
a la eterna y por siempre
contemplación
del Amor,
encarnado en tu presencia.


…..ooOoo…..

jueves, 12 de mayo de 2016

Todo Yo

tengo escrito un poema
en cada rincón de tu cuerpo,
una canción,
una escena de amor
que nunca acaba,
a fuego grabada
su continuidad eterna,
por siempre,
infinita.

tan solo
en mi vida,
tu vida;
el cálido
de tu aliento
cosquilleando
en mis labios,
tu olor
y el suave de tu piel,
y tus andares,
y el estar de tu mirar
cuando me miras,
cuando te me arrullas
al compás de los latidos
de mi corazón,
y son tus pestañas
las que acarician mi pecho.

que sepas, mujer,
que si como hombre
yo a ti te amo,
también te amo
con el ímpetu
y la fuerza
de mi alma femenina.
Todo yo.


…..ooOoo…..

miércoles, 23 de marzo de 2016

Vivirnos A Tragos Lentos

No son tus ojicos guapos
ni su calidez,
que en mí siembran
estas ansias de abrazarte,
ni son tus formas y maneras
de mirarme,
que me derraman
primavera.

No es el sabor
de tus besos,
ni el olor
a hierba fresca
que a mi cuerpo
tu cuerpo impregna;
ni el verte
a lo lejos venir
con tu sonrisa
abierta,
ni tu carita
de luna llena
que ilumina
nuestra estancia
en las mañanas,
ni tanta y tanta
bondad
que me regalas,
como si nada
y por nada,
como si de natural
la vida te brindara
y me ofrecieras,
como si nada.

Es,
tu propia esencia,
en todo mi ser,
día a día,
de sol a sol.
Es, esta dulce sensación
de desamparo
que me haces sentir,
que me lleva
a encontrarme vacío
sin ti,
a saberme
viajero de tu vida,
sin detenerme,
despacio, despacito,
sin prisas.
Es,
la desnudez
frente aquel frío
de escarcha,
la negra soledad
que, sin nosotros
querer,
nos visitó
invadiendo nuestras vidas.

Y ahora,
revestidos de amor,
tan solo nos queda
vivirnos
a tragos lentos,
despacio, despacito,
con todo el cariño
que, a jirones
y en ascuas,
nos quedó
prendido en la piel,
hoy convertido
en fragua
de pasión,
para toda una vida
que nos queda
por vivir.

No,
no son, tan solo,
las bondades
de tu corazón,
es,
tu propia alma
que ha enamorado
a mi alma,
y para siempre.

…..ooOoo…..

jueves, 10 de marzo de 2016

Respiro A Ti

Respiro a ti
mientras me hablas,
mientras suspiras.

Respiro a ti,
mientras susurras
palabras de amor.

Respiro tu vida
junto a la mía,
cuando me miras.

Respiro, vida mía,
tu respirar,
que me llena el alma.

Respiro tus besos,
la pasión de tus abrazos,
cada uno de los caminos
de tu cuerpo.

Tu risa,
la respiro,
tus pasos al andar,
los respiro.

Respiro tus anhelos,
tus cuitas y suspiros,
tus recelos, tus miedos;
la sonrisa
de tus ojicos wapos.

Respiro tus días
y tus noches,
tus amaneceres,
tu despertar.

Tu piel junto a mi piel,
la respiro,

Respiro la luz
del sol que te ilumina.

Te respiro
toda tú,
sereno y profundo,
hasta quedar sin aliento.


…..ooOoo…..

martes, 23 de febrero de 2016

Recordando al "viejo" y su Estrado Azul.


Pues, simplemente, que me acordé de este poema que le escuché al "viejo", y quería recordarlo aquí con una pequeña apología a la libertad de pensamiento, fuera el  aborregamiento, con esta imagen.

Hay un pozo en mis entrañas 
que no consigo encontrar;
pozo que se ahonda en mis penas, 
ay! penas de mi penar. 

Acá por la serranía 
entre tiros de combate 
hierve la sangre a mares, 
mares de mi soledad. 

Tres paladas en mi tumba 
son suficientes, no más, 
para enterrar mis lacrimales 
y no volver a llorar. 

Anda el hombre sus caminos
 junto al sordo y junto al mudo, 
anda el mundo coronado 
de fastuosa vanidad. 

Andan y andan los cojos 
por donde los ciegos encomiendan, 
sicarios busca la muerte: 
a quien pueda interesar. 

Platos rotos no alimentan 
aunque me los quieran tragar, 
ni el trigo de plata y de oro 
las barrigas van a engordar. 

Me siento preso y ahogado 
con ganas de echar a volar, 
siento mi vida guiada: 
es que me la quieren salvar. 

Señores, quiero contarles
que tengo derecho a errar, 
no me quieran ayudar 
a hundirme en el lodazal. 

Sutil "religión" la que pretende, 
en aras de la libertad, 
expoliar el derecho y la conciencia 
de quienes nos queremos expresar. 

Yo solo busco, en mi vida, 
un poco de libertad. 

Mis manos guardan las letras 
que nunca querré cantar, 
mi voz se la ofrezco al viento 
para quien me quiera escuchar. 

Que no quieran ni pretendan 
intentarme gobernar, 
si acaso cumplo las leyes 
y otra cosa es lo demás. 

Grilletes a mis tobillos 
se empeñan en colocar, 
no saben quienes lo quieren 
que no me pueden encadenar. 

Yo solo busco, en mi vida, 
un poquito de felicidad.


...oO0...

(Publicado en El Estrado Azul. 13/Nov.2009)

jueves, 11 de febrero de 2016

Tú Y Solo Tú Me Haces Sentir

Y este amor que me embarga,
amor a la antigua usanza,
siempre a la vida dando gracias
por la amada.

Cantares de gesta cotidianos,
de andar por casa cuando,
en lo diario,
un hola y un te quiero
pueden cambiar lo efímero
en perdurable en el tiempo.

Amor al despertarse
en la mañana,
y al cerrar la noche,
amor en la mirada,
en un pequeño gesto
que todo lo habla,
en una suave caricia,
en el latir de un corazón
que al otro corazón abarca.

Amor, amor…Amor.

Todos los días,
henchida y alegre el alma
por la bendición
de tener a la mujer amada
que me ofrece, tanto amor.

Es tan fácil amarla,
tan bonito y fácil quererla,
que los infiernos a su paso
se congelan,
y los cielos abren sus puertas
al  resplandor de su sonrisa,
a la luz de su mirada.

Pronto será San Valentín,
un día más
en el calendario
de nuestras vidas,
pero, es que no puedo ni quiero 
dilatar el tiempo,
a la espera
de contarte cómo
y cuanto te quiero...
aunque tú,
ya de sobra lo sabes.

San Valentín,
ayer, hoy, mañana...
da igual,
todos y cada uno
de los días de nuestras vidas,
son fantásticos para amarte,
para sentirte entre mis brazos,
para acariciar tus sentimientos,
para disfrutar tus besos,
para proclamar a los cuatro vientos
que tú y solo tú,
me haces sentir
que al día le faltan horas
para pensarte,
para amarte todo lo que tú
te mereces.

Solo tú me haces sentir,
que no hay suficiente espacio 
en mi pecho,
para que mi corazón pueda latir
cada vez que pienso en ti. 

…..ooOoo…..