En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

viernes, 18 de abril de 2014

Mis Versos En Tu Piel.



Me encanta escribir poemas
sobre tu piel,
acariciando la cálida timidez
que acuna, uno a uno,
mis enamorados versos.

Me encantan, circunflejos,
los acentos en tus pechos
al derecho y al revés,
y en tus caderas,
recrear cada letra
existente o inventada,
mayúscula arrogante
o minúscula agazapada
a la espera de un circunloquio
voraz que te consuma
y me consuma de placer.

Y es que, me encanta escribirte
versos con mis besos
en el lienzo de tu cuerpo,
con las caricias de mis dedos,
con todo mi cuerpo.
De piel a piel.

¡Cómo me encanta
ver corretear
las diminutas y húmedas palabras
que de mi lengua saltan
juguetonas por tu espalda,
y van directas a caer
por las laderas de tu cintura!

Son tus nalgas
el placer del sublime adjetivo,
puro eufemismo amable,
admirable recreo,
deseable reencuentro
de las ninfas con sus faunos,
alegoría, siempre,
de fantásticos mundos de fantasía.

Tus muslos, ambrosía y deleite
en consonancia y asonancia
de mundos paralelos
que se saben, tan iguales,
pero tan diferentes…
Guardianes cómplices
de las puertas del cielo,
de las sendas del placer.

Me encanta suavizar el matiz
del significado de la palabra amor, 
para alargar, en circunloquio,
mi último verso
en tu último renglón,
entre sustantivos y verbos
consecuentes y dispares,
inconexos, susurrantes de placer,
tras la lectura lasciva
de mis estrofas
en cada uno
de los renglones de tu piel.

Y así, entre anáforas y epiforas,
entre onomatopeyas plenas
de bellas y amorosas aliteraciones,
entre anadiplosis y sinestesias,
me encanta amarte con mis versos
escritos en tu piel.

Junto a mi piel,
tu piel

Cómo me encanta,
después de escribirte
mis poemas,
ofrecerte mis brazos,
abrazarte y arroparte,
junto a mi.
Apartar el pelo de tu cara
para ver tu linda cara,
y besar esos ojicos wapos
que son mi perdición,
mis musas, mi dolor
de tanto quererte.


…..ooOoo…..

lunes, 7 de abril de 2014

Sentirte




Sentirte,
como la mansa hola
siente la arena
de tu playa
al recostar
su cuerpo sobre el tuyo.
Sentirte.

Sentirte,
como siente la rosa
el abrigo de tus pechos suaves
al calor de tu abrazo.
Sentirte.

Sentirte,
en la dulzura de tus labios,
en el acariciar de mis dedos
a la suavidad de tu cuerpo.
Sentirte lentamente caminando,
despacio, sin prisas,
por los secretos
senderos de tu piel.

Sentir.

Sentirte
como siente el magma derramado
las calientes laderas de la montaña.
Sentirte.

Sentirte
ola brava apasionada
envuelta en torbellino
rompiendo diques
y desatando tu pasión.
Sentirte.

Sentirte
cielo y fuego,
silencio y clamor,
huracán que a tu vórtice
me arrastras,
todo yo,
y me pierdes
en este universo
de sábanas y estrellas
que hemos creado
para los dos.

Sentir
que me sientes,
como te siento yo.
Sentirte.

Sentirte,
entre besos y caricias,
entre abrazos.
Entre susurros,
y promesas de amor.


…..ooOoo…..

martes, 1 de abril de 2014

Dame las Respuestas





Dame las respuestas, porque cuanto más estoy en ti, menos comprendo lo que significa Amar. Y es que, lo nuestro, tiene que ser mucho más que Amar, mucho más que eso.


¿Sabes la alegría que en mí
provoca tu alegría?

¿Sabes, acaso,
el sentimiento profundo
que en mí se ahonda
y en mi pecho anida
cuando te siento
desnuda entre mis brazos?

¿Acaso sabes
a qué mundos fantásticos
me transportan tus labios?,
¿qué clase de sensación
tu piel a mi piel procura,
que nunca he sentido,
superando toda cordura
y que a la locura me acerca?,
¿de qué está hecha
la dulce espina
de amor dulce
que en mi corazón clavas
cada vez que me miran
tus ojicos wapos?

Dime, ¿¡sabes lo que mi corazón
siente cuando me llamas amor!?

Dime qué es el Amor,
qué es Amar.
Dame las respuestas,
porque yo no las tengo,
por más que navego
mares inciertos,
por más que me adentro
en secos desiertos,
por más que persigo
los surcos que dejan
las aves en sus vuelos
por los infinitos cielos,
no consigo hallar respuestas
a todo lo que por ti siento.

Y cuanto más estoy en ti,
entre tus caricias,
mimos, cuidados y cariños,
menos comprendo.


…..ooOoo…..

martes, 25 de marzo de 2014

Nostalgia Romántica



Amor, ya viejos los dos,
morir quisiera no antes que tú,
que quiero ser yo el primero
en llorar lágrimas de despedida,
por no poder  sentirte ya más
entre mis brazos cansados.

Amor,
no quiero que tu amor por mi
se haga lanza clavada en tu pecho,
ni que las alas de mi muerte
sean amarga flor que nazca en ti.

Déjame que sienta, Amor,
la nostalgia de tus besos,
el recuerdo de tu cuerpo
entre caricias de mis manos,
hacedoras de tu placer.
Déjame ser,
el dolor de no tenerte,
el vivir sin ti
apenas sobreviviendo.
Déjame sentir
nuestra cama vacía,
yerta, helada y fría,
sin el calor de tus abrazos.

Déjame que no deje que te inmolen
entre despiadadas
dentelladas de fuego,
porque querré que te entierren
entre blancas lápidas,
para poderte llevar flores,
hablarte y recitarte poemas de amor,
como siempre,
y sentir tu falta y mi desespero.

Quiero, cuando llegue el momento,
convertirme en polvo,
a poquito a poco junto a ti,
en lo oscuro de nuestro enterramiento.
Quiero, que el silencio de los muertos
me canten tu nombre al oído.
Que mis huesos toquen tus huesos
y que un bonito y bello fuego fatuo,
por fin, nos eleve junticos,
hasta el mismísimo cielo.


…..ooOoo…..

jueves, 20 de marzo de 2014

tE aMO

Quién es el ser humano para prohibir la felicidad al propio ser humano. Maldito el hombre que al hombre subyuga, humilla, violenta o mata. Maldito quien, por no saber usar el cerebro, razona a coces. Maldito quien instiga, quien se escuda tras el débil, quien maltrata. Maldito tú si te ves limpio y solo ves suciedad en los demás. Maldito sea yo si maldigo por mis intereses personales. Maldito quien quede ciego ante las injusticias del mundo, y ni siquiera piense en ello o lo escriba en la puerta de un wc.


El Amor, no es malo. Nosotros lo hacemos malo.




    
Te amo,
en lo que eres,
en el ser que anida tu alma.
Te amo,
porque siento la pasión
que en tu pecho, por mi palpita.
Te amo,
porque tu sola presencia
me excita hasta morir.
Te amo,
porque eres mi alegría,
mi cariño y mi consuelo.
Te amo,
porque mi cariño por ti,
es y será eternamente limpio.
Te amo, amor,
porque tu amor
traspasa mi universo.
Te amo,
porque no puedo dejar de amarte.
Te amo,
porque embelleces mis días.
Te amo,
porque enriqueces mi vida.
Te amo,
porque no amarte me mataría.
Te amo egoístamente.
Te amo perdiendo la vida.
Te amo cada mañana,
Te amo cada día.
Te amo a cada instante.
Te amo
contra corriente,
entre peñascos de río.
Te amo…

¡Te Amo!

...ooOoo...

lunes, 10 de marzo de 2014

Colibrí



Tiene el colibrí
en sus alas,
el brillo de tus mejillas;
la gracia de tus pestañas,
al volar;
el resplandor de tus ojico wapos,
cuando vuela bajo el sol;
y en cada flor
va dejando,
el sabor de tus labios,
el aroma de tus besos,
la calidez de tus abrazos;
mas, cuando el cáliz 
como ofrenda se ofrece,
surge la maravillosa
y bonita sensación
de tenerte.


…..ooOoo..…

viernes, 7 de marzo de 2014

Día De La Mujer

 El pecado de ser Mujer










¡hola!, mujer,
¿sabes?
mi vida siempre
ha transcurrido
entre vosotras
desde…
pues eso, desde siempre
 y… sí, incluso
hasta hoy,
por eso,
yo no puedo tratarte
por desigual
ni lo haré jamás,
pero, por favor,
déjame la parcela del amor,
el momento de las caricias;
deja a tu cuerpo
que a mi cuerpo se una;
tus ojos,
que resplandezcan en los míos.
Déjame, mujer,  
ser hombre para ti,
déjame serlo
en la inmensidad del universo
y déjame que te siga escribiendo
versos que rompan la mañana
en tu despertar,
versos que te cubran
con el terciopelo del manto de la noche,
que te besen con la dulzura
de unos besos en tus párpados.
Deja que mis versos en ti despierten
la pasión propia de ser mujer.

Mujer, déjame que te sueñe
como muchos,
pero que sepas que,
como yo,
nadie jamás te ha soñado.

.....ooOoo.....

Ya, ya sé que a pesar de todo, a pesar de los tiempos que corren, 
en los que nos jactamos de igualdades, aún luchamos por ellas. 
Aún seguís luchando por una justicia que a vosotras, 
más veces de las que se quisiera, no os toca ni de cerca.




viernes, 28 de febrero de 2014

Garabata Reyna



Erase que se era,
una gata conocida
como gata Garabata.

Qué infeliz y qué triste
los días pasaba,
pensando que en la corte
de los nobles gatos,
ella nada pintaba.

--¿Podré –se decía ella misma para sí-
algún día 
ser gata aristócrata,
o tan siquiera cortesana?

Tanto lo pensaba,
tantas ganas tenía,
que hasta en reuniones,
el deseo se la comía
y la traicionaba
impulsándola
y comentar sus aspiraciones.

Con el tiempo,
a oídos del rey gatuno llegó,
que por cierto, era soltero,
y fue tanta su curiosidad
por conocer  a quien portaba
aquel profundo deseo 
de dicha aspiración,
que de inmediato ordenó
buscaran y encontraran a la gata
y a su presencia la llevaran,
no sin antes la engalanaran
con las mejores joyas de palacio,
y si estuviera algo sucia y churretosa,
la bañaran,
que el rey, para ciertas cosas,
era muy pulcro.

Así fue ordenado
y así fue hecho con esmero
aquel mandato.

Encontrada fue la gata,
bien vestida, bien tratada
y acicalada como el rey impuso.

Así, de esa guisa,
la gata Garabata
fue al rey presentada:
hermosa, bella, guapa;
parecía una estampa
de la más bella dama gatuna
de todo el reino.
Ninguna otra gata
superaba aquel esplendor felino
representado por Garabata.
Ah, y no hizo falta
que la bañaran ni perfumaran,
pues Garabata, aunque hortelana
y de campo criada,
modales y educación
tenía de dama y señora.

--Decidme, bella gata,
¿por qué tanto anhelo,
por qué tanta gana,
ser gata cortesana?

--Por estar cerca de vos,
mi majestad y señor.
Que un mal día
le vi salir del castillo,
montado en su corcel blanco,
y caí en desdicha perpetua.

--¿¡Cuál fue el mal!?

--Vos mismo, mi señor.

--¿¡Yo!?

--Fue posar mis ojos
en vuestros ojos,
y quedar prendada de vos.
Noche y día se hicieron una,
el alimento no me saciaba
y mis pensamientos hacia vos
siempre volaban…
y aún vuelan.
Ahora, ante vos…
perdonad, pero creo que…
voy a desmayar.

--¡A mí la guardia!
¡por dios!
¡que esta gata
se me desbarata!
se me cae por los suelos,
¡A mí la guardia!
¡mandad traer al galeno!

--No, majestad,
no es necesario,
ha sido, como quien dice,
una frase hecha,
aunque, más bien pareciera
que en verdad yo cayera a sus pies
de tanta emoción y gratitud
por haberme traído ante vos.

Con todo esto,
el rey se emociono
y observó con profundo sentimiento
a aquella preciosa gata
que ya estaba arrodillada a sus pies.

--No, dama bonita y bella
donde las hubiera,
por favor, alzaos,
tendría que ser yo
quien a vuestros pies
cayera.
Jamás nunca en mi vida,
ante mí, se han atrevido
a decirme cosas tan bellas,
y sobre todo,
a mostrar tan lindo y sincero corazón.
Alzaos, Garabata,
asid mi mano, apretadla
 y levantaos del duro suelo.

Levantada Garabata,
ya en pie y frente al rey,
los dos, casi rozando sus caras
y mirándose juntos a los ojos,
aquellas miradas
se fundieron
como el anochecer en el horizonte,
como la luz en la aurora.

Garabata se quedó a vivir en el castillo,
como ordenó el rey,
y un grandioso día,
fuera de las murallas
de aquella fortaleza,
volaron los vivas y los maullidos.
Garabata se casó con Garabato rey
y en reina se convirtió
para siempre de los siempres.
Y no solo reinó
junto a su amor en aquel reino,
sino que también supo reinar,
en el corazón de su señor…
por siempre de los siempres.

Y colorín colorado,
este cuento se ha acabado.
Y vivieron divinamente,
comieron sardinas,
pero que a mí no me dieron
porque, no es que no quisieron,
sino porque para mí hicieron
un jugoso salmón…
con patatitas al hornooooooo… 

…..ooOoo…..