......................................

....................Este Blog pertenece a Curro Cañavate....................

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ. SI ME PERMITES MANTENERLA, TE QUEDO AGRADECIDO

En Mis Rincones (barra derecha, casi al final del todo, podrás encontrar los diferentes temas que trato.


martes, 2 de agosto de 2022

La amante impertinente.

 


 Si bien nunca se dejó ver, sí que notaba su presencia. Siempre me seguía, a todas partes donde yo fuera, ella me seguía. Sus mensajes de amor llegaron a agobiarme. 

De ser primeramente una tímida y perfecta desconocida, poco a poco pasó a hacerse totalmente presente en mi vida. Primero, pequeños mensajes de amor, como: “Mis sueños son amarte” o “lograré conquistarte” o, “cada día que pasa más te amo”  y desvaríos así. Al poco tiempo, esos pequeños mensajes pasaron a ser algo más largos, pero era tal su fijación por mí, que paulatinamente hizo que terminara enviándome mensajes más extensos y amorosos, incluso de varias páginas; cartas en las que siempre terminaba diciéndome:  “Soñar contigo es mi obsesión 

 ¡En todos sus mensajes siempre terminaba soñando conmigo! 

Llegué a agobiarme, ya no podía resistir más.  Era mucho tiempo soportando tanta tensión. Y es que, todo en esta vida tiene un límite y yo, ya no podía más. Hasta que llegó el momento en el que sentí tal desesperación, que no tuve más remedio que actuar. Así yo no podía seguir viviendo, tenía que poner fin a esta situación, truncar sus sueños de amor, su persecución implacable a mi persona. ¡Se estaba adueñando de mi vida!.

Una noche, en mi biblioteca, después de leer su última carta, la doblé meticulosamente y la dejé sobre la mesita junto a la copa de brandy que había apurado hasta el final. Me levanté y me dirigí a la caja fuerte. El resplandor del fuego de la chimenea iluminaba lo suficiente, así que no fue necesario encender la luz. Marqué la combinación y la abrí. Allí estaba, dormido de muerte. Inmaculado. Jamás lo había  usado. Su brillo de fuego, a causa del resplandor de las llamas de la chimenea, por segundos cegó mi pensamiento. Respiré hondo y, como madre que saca a su hijo de la cuna, así lo saqué yo, entre mis manos. Estaba cargado. Lo amartillé, metí el cañón en mi boca y lo apoyé en el paladar. Un segundo, dos, tres... Lentamente, como el que saborea un Martini contemplando un atardecer, apreté el gatillo. 

En fin, entiendan que era la única forma de pellizcar a la muerte para que así, dejase de soñar conmigo.

 

(Relato basado en: 

“Pellízcale a la Muerte,

porque creo que conmigo

está soñando.” 

que publiqué en 2010 en el “Rincón” Opaca Lucidez)

martes, 7 de junio de 2022

Haiku.52 (No a la Guerra)

        Si me guías por el camino no tropezaré, pero guíame tú con tu dulzura. Si me abrazas, tendré tranquila el alma, pero abrázame tú. Si consuelas mis heridas, sanaré, pero que sea tu consuelo el que pare el brotar de mi sangre. Calma mi agonía, o moriremos los dos. 
        Perdón, ¿quién soy yo para pedirte todo esto? ¿Acaso bombardean mi casa?, ¿matan a mi gente?, ¿ violan a mi mujer o a mis hijas?, ¿destruyen y arrasan mi ciudad...?
        





lágrimas dulces
en tu rostro tranquilo,
corazón roto

miércoles, 25 de mayo de 2022

Nieva En El Corazón



Nieva en el corazón,
mientras el alma se eleva
y navega cielos de algodón.
 
Nada apaga la sed
ni calma esta inquietud.
La Nada sobre el vacío
agota su impaciencia
y recala en puerto ajeno
su tragedia.
 
Las mentes se estremecen,
e indiferentes
se solapan entre ellas
y ensordecen,
separando el aquí y el ahora
del ayer y el adiós.
 
¿Quién entiende a la razón?
 
¿Quién, al desengaño se abraza,
y en bajando la mirada calla?
 
¡Adiós, cordura!
¡Adiós, corazón!
¡Adiós, alma bella de mis entretelas!
¿Querrás una flor?
¿Volverás a amar?
 
Y mientras nieva en el corazón,
el alma se eleva
y navega cielos de algodón.
(Algodón de feria,
algodón de fresa,
como le gusta a ella).
 
…..ooOoo…..


jueves, 19 de mayo de 2022

Celebramos Nuestro Encuentro

 


Celebramos nuestro encuentro.

¡Tantos años sin vernos...!

Y al final, 
ceremonia de vestirnos y escapar
de aquella cruel realidad. 

Afuera,
las luces de las farolas
iluminaron las huellas
que fuimos dejando.

Furtivos,
terminamos de besarnos,
una vez más.

Llenos de sexo
y viejos recuerdos,
nos despedimos.

Tú, a tu hogar,
yo, a caminar sin rumbo fijo
por las calles de la gran ciudad.

 
…..ooOoo…..


jueves, 28 de abril de 2022

Haiku.51

 

¿Es vereda, camino o senda, el surco que van dejando nuestras huellas?. en esta noche callada, ¿la realidad engaña a la fantasía, o nuestro amor, que marchó entre cortinas de llanto y lágrimas ha vuelto para echar raíces o, para beber de las heridas?. La arboleda en la que estamos, ¿nos ahogará con sus hojas secas, o las yemas olorosas de sus ramas impregnarán nuestras sienes?. Dime, amor, ¿de qué color es la sonrisa amarga de nuestro encuentro?



tú eres la hiedra,
yo, el árbol que suspira
entre tus brazos



sábado, 23 de abril de 2022

Siempre Hay Espearanza

 


Siempre hay una esperanza,
aunque a veces se retrase 
en presentarse ante nosotros.
Y es que,
tan acicalada y guapa se pretende,
que se despista y se retrasa,
y ensimismada queda
pensando en la sorpresa
ante su llegada.
Y es entonces,
que toda bella nos llega
y a los ojos nos mira,
cara a cara,
portando aquel mágico regalo,
que siempre habíamos esperado.
 
…..00O00…..


lunes, 4 de abril de 2022

La Guerra Feroz. (No Quiero Guerras)

 


¿Cuál fue el pecado de nuestra historia
y quién nos la robó?
 
Que fue el Lobo Feroz,
que de la Guerra Feroz
se enamoró,
sólo para crear maldad,
viniendo en ansias
de desgarrar vidas
y de hacer llorar
a niños y grandes.
Y de 
sangrar y matar
a inocentes sin culpa alguna.
 
Ninguna culpa
tiene el que parido viene
a una u otra tierra.
Culpa, ninguna,
por vivir y querer ser feliz
en este mundo,
al que no tuvo opción
ni opinión para elegir.
 
¿Qué fue de nuestra historia,
y quién nos la robó?
 
El Lobo fue, el Feroz,                    
que de la Guerra Feroz
se enamoró.
 
¿Dónde quedaron nuestras risas
y noches de amor?
¿Dónde, de tus brazos,
el abrazo y el calor,
que me encendía
como hojita seca
en la fragua de tu pasión?
 
¿Y el perfume de tu piel?
Hoy tan sólo la hiel
exhala su perfume de muerte
reptando por mi piel.
 
¿Dónde quedó nuestro Abril?
¿Dónde nuestros besos
que paraban el tiempo?
 
Ay,
¿dónde tus labios blanditos,
señalándome el camino
de tu desesperación?
¿Dónde el amor
brotando por cada poro de tu piel?
 
Hoy,
tan solo la hiel
corre por mis venas.

Tengo una bolsita,
hecha de espumita de mar,
con encajes de llanto
y bordados de sangre,
remaches de espanto
y lacitos de espinas, hechas,
con mis propias manos.
 
Es, una bolsita de amor
para guardar tus encantos,
para recordar
todo el daño
que esta guerra nos trajo.

Y ahora, amor,
¿Dónde podré encontrarte?
Dime el camino,
que sin ti me pierdo,
que sin ti no vivo.
Que sin ti,
el vivir se me hace inmenso,
como el desierto sin agua,
como pájaro en vuelo y sin reposo,
como inmensa es la mar
para un barquito sin gobierno,
como inmenso es el universo
sin estrella, si no estás tú.

Dime, amor,
¿cómo encontrarte,
si apenas logro encontrarme
entre tanta ruina y esc
ombro,
entre tanto espejo sin luz, roto,
entre tantos corazones rotos,
entre tantos cuerpos destrozados
por tantas balas y bombas?
 
Dime, amor,
¿cuál fue el pecado de nuestra historia?

Maldita oscuridad,
que a los hombres oscurece
creando monstruos
sin bondad.
 
…..ooOoo…..

sábado, 5 de marzo de 2022

Sangre Sobre Mi Cuerpo (No quiero guerras)


 

Estoy desnudo.
 
Impotencia.
 
Sólo hay negro y vacío.
 
Desnudo, me siento sobre la sangre
derramada
de los inocentes.
A manos llenas
la voy recogiendo
en el cuenco de mis manos
cubriendo con ella mi cabeza.
 
Espesa,
baja lenta por mis sienes,
sobre mis orejas.
Empapa mis ojos abiertos,
-no quiero cerrarlos-
Baja recorriendo mi nariz
y al inhalar penetra,
al exhalar forma una pompa
que explota,
como explota un misil
destrozando
los cuerpos de los niños,
de los ancianos,
de los inocentes.
 
La sangre sigue bajando
e inunda las comisuras de mis labios.
Saco la lengua
y su sabor salado
me recuerda
las lágrimas de las madres
por la muerte de sus hijos
en el combate.
Su sabor metálico
me recuerda
las armas de los asesinos.
 
Continuamente
recojo sangre
y me voy empapando en ella.
No quiero que mi agonía acabe.
No quiero que el dolor ajeno
se aleje.
No quiero convertirme
en una bestia sin sentimientos.
 
¡Y grito!
 
Pero nadie
de los que tienen que escucharme
gira la cabeza.
 
Sólo atienden a matar.
 
No paro de recoger
sangre
empapando continuamente
mi cabeza.
Sin descanso.
 
No quiero
que la sangre
de los inocentes
se seque
en mi cuerpo
y forme una coraza
indestructible
que me impida
llorar.
 
Y no paro
de recoger
sangre, sangre, sangre...
sangre en el cuenco
de mis manos,
empapando
continuamente
mi cabeza.
 
Sin descanso.
 
Porque no quiero
que esa sangre
se seque
en mi cuerpo
y forme una coraza
indestructible,
que robe
mi humanidad.
 
…..ooOoo…..

viernes, 25 de febrero de 2022

No Quiero Guerras (Un poema sencillo)

 



No quiero guerras.

Me da igual quien las comience.

No quiero guerras.

Todos pierden.

No quiero guerras.

Todo es tristeza,

No quiero guerras.

 

No quiero guerras.

Los niños mueren.

No quiero guerras.

Los viejos mueren.

No quiero guerras.

Mueren los padres.

No quiero guerras.

Las madres mueren.

No quiero guerras.

Siempre gana la Muerte.

No quiero guerras.

 

No quiero guerras.

Vengan de donde vengan,

no quiero guerras.

 

No quiero guerras

ni días oscuros.

No quiero guerras.

Ni quiero refugios.

No quiero guerras.

Quiero la Paz en nuestras vidas,

la Luz del mediodía,

el calor de tus labios,

el amor de tu mirada,

la calidez de tu abrazo.

Quiero el sosiego

del corazón calmado,

la confianza de tus ojos cerrados.

No quiero guerras.

 

No quiero guerras

vengan de donde vengan.

No-quiero-guerras.

 

No quiero guerras,

ni a quien de ellas

se alimenta.

No quiero guerras

ni a quien las justifica.

No quiero guerras,

que roban vidas.

No-quiero-a-quien-quiera-las-guerras.

 

Gritaré ¡No quiero guerras!,

vengan éstas de donde vengan.

Y a quien tenga la intención de hacerla

le diré: No-quiero-guerras.

 

Y le diré:

¿Acaso no ves

las lágrimas del indefenso,

de los niños, de los viejos?

No, no-quiero-guerras.

¿Acaso no oyes el lamento del Pueblo?

 

No quiero guerras.

 

Pienso, que tendría que haber una ley

que, a quienes la  guerra promovieran, 

les obligara a ir los primeros,

encabezando a sus soldados,

y a pecho descubierto

y con su banderica en la mano.

 

Sí, los primericos de todos,

los más expuestos a los disparos,

y si así no fuera,

murieran de dolores

de entuerto y diarrea,

y dolores secos de parto.

 

… Y ahora,

hablando más enserio:

No quiero guerras.

 

No te quiero a ti,

que de muertes te alimentas,

que en el sufrimiento ajeno

tu cuerpo revuelcas

como cerdo en un charco

ahogado de barro.

 

No te quiero a ti,

que del llanto ajeno

bebes fortaleciendo

tu ansia de maldad.

 

No te quiero a ti,

sátrapa adorador de la mentira,

de la falsa bandera

ante la que te arrodillas

y tu dios es un arma para matar.

 

No quiero a quien quiera la guerra.

 

Y quisiera, no tener que decir, nunca: ¡No a la Guerra!

(entre otras maldades del ser humano)

 

…..ooOoo…..


jueves, 13 de enero de 2022

Payaso

 


Color, alegría, carcajada.
Augusto, pierrot, mimo.
Zapatones grandes,
nariz redonda y colorada.
Voz cómica.
Acróbata, músico.
¡La explosión
de un mundo de colores!
 
Guitarra, acordeón, trompeta,
cascabel y pandereta.
 
La tragedia y la comedia.
 
Una lágrima
encerrada en una risa,
sin derecho a la tristeza,
es el payaso
 
Es el payaso,
el haz y el envés
de la misma hoja,
dicotomía
entre la risa y el llanto.
Es el negro y es el blanco.
 
Cómico de la “triste figura”,
de la mano en el pecho,
tal vez escondiendo
la amargura de su corazón.
 
¡Apoteosis de júbilo
que hace vivir al niño
mundos mágicos de ilusión!
Que hace enniñecer al adulto
en su mundo de hormigón.
 
Es el payaso,
ajenjo y yerbabuena,
azúcar, sal, canela;
la saciedad y el hambre.
Comediante.
 
Pompa sutil de amor.
 
…..ooOoo…..