..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

lunes, 29 de junio de 2009

3rosas



(No queréis morir por arrogantes que sois. 
No queréis morir, 
porque el vivir, conlleva superación, 
madurez, transigencia, 
llanto, risa, ganar y perder. 

Vivir es compartir amor: darlo y recibirlo.)

¿Recuerdas? 
Un día escribí que quería quererte 
solo por el placer de amarte porque sí,
sin esperar nada a cambio. 

Y aunque eso es duro 
y en la debilidad no siempre se consigue, 
por lo menos, en este tiempo,
no espero nada de ti,
solo lo que estoy recibiendo: tu debilidad… 
tu necesidad de ser amada.

Y ellas tus tres rosas, ahí, 
resistiendo a morir; 
que aunque llevan 
ya más de una semana,
ahí están, como nuevas.
Míralas: altivas, arrogantes, vanidosas.
Que así, en estos días de este tiempo 
en el que nos está tocado vivir, 
me gusta por todo lo que eso significa.
En otro tiempo, ya sabes, 
no me gustan esos adjetivos. 

Las demás, una a una murieron, 
pero siempre hay un resto,
siempre queda un “resto” en pié 
al que nadie podrá doblegar.

Ahí estamos los tres, 
esperando el día de tu regreso a casa.

.....ooOoo.....

viernes, 26 de junio de 2009

Sensaciones



Veía pasar el tiempo. 
Mi cariño por ti envejecía, 
como envejece el buen caldo en su barrica, 
durmiendo su soledad de esperanza. 

Nuestras vidas, 
como explosión de estrellas fugaces, 
se esparcían lánguidas 
por entre limbos de pesadillas. 

El universo entero 
se filtraba, a través de mi cuerpo, 
de mis poros a mis venas, 
por cada músculo, 
por cada uno de mis sentidos. 

No podía pararlo.
...
Sensaciones de ahogo en mi agonía. 
Sensaciones de soledad en mi desierto.
.....ooOoo.....

miércoles, 24 de junio de 2009

... y se calamitó la dicha...



Hace años que escribí este pequeño relato... Por entonces corrían las pesetas. No, no lo tenía olvidado y ha aparecido por ahí... solo que, bueno, es que, en el hospital, ayer, a una señora le ha pasado algo parecido y yo la tuve que orientar... Cuando lleguéis al final de la historia comprenderéis.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 

 Y se calamitó la dicha, precipitándose al abismo de su propia desesperación. No podía por más tiempo permanecer en ese estado de exasperación incontrolada. Los nervios le consumían el alma. La hiperactividad emocional socavaba ávidamente su autoestima. No podía comprender cómo era posible, que aquello le estuviera ocurriendo a él.

Tres horas antes, como casi de costumbre, su despertador competía en loca carrera por ser el primero en desperezarse y llamar a Andrés, pero como casi de costumbre, Andrés estrangulaba ese ansia de pitido monótono con un simple deslizamiento del interruptor hacia la izquierda. “¡Otro día más las medallas para Luis! ¡Cachis en la mar...!” se decía para sí el despertador. Y claro, jocosamente, Andrés bromeaba sobre el hecho de despertarse por sí mismo antes que ser despertado. 


Bostezado y estirado, se incorporó y sacó las piernas por el lado de la cama, y al ir a calzarse las zapatillas, notó con extrañeza que no estaban en el lugar que les correspondían, más bien es que no estaban. "¡Ah, burlonas, salid de ahí debajo, venga, que tengo que ir al baño!"  Como que las zapatillas, juguetonas, no hacían caso, Andrés hincó la cabeza casi en el suelo y, esforzándose, alargó su brazo derecho por entre las piernas hasta alcanzar a aquellas remolonas de felpa con cara de oso panda. “¡Ya os tengo! No hay quien se me resista.” 


Ya en el cuarto de baño, se aseó tan a conciencia, que ni el mismo mármol de Carrara recién pulido por el mejor artesano, le hacía competencia. 


Duchado, acicalado y más guapo que un San Luis, se dispuso a salir a la calle, no sin antes prepararse un buen cafetito expresso. Bebido el café, puestas sus gafas de sol y perfumado de pies a cabeza... que por cierto, dejando marcas publicitarias a un lado, esas gafas carísimas y perfume carísimo, y no digamos la ropa que portaba el “gachó”, podíamos decir que más de... 4.000€.- portaba el “menda” sobre su cuerpo, contando con la ropa interior, naturalmente; y eso que era verano y ligerito de ropa: Polo, pantalones, zapatos y aderezos, a saber reloj, cadenas, gafas... Pues sí, así de esa guisa, salía Andrés de su casa, amén de la ropa deportiva y su raqueta en una gran bolsa de deportes. 


Ya en el ascensor, pulsó el “S2” (2º sótano) para llegar al aparcamiento donde le esperaba impaciente su “buga”. Solo diez pisos, más el bajo y los dos sótanos, separaban a Andrés de su querido y entrañable amigo “el rojillo”, como él le llamaba. Parecía que lo estaba oyendo: su aterciopelado y sereno rugido al introducir y girar la llave en el contacto, impregnaba las paredes del aparcamiento. Una dulce honda sonora bañaba al resto de los coches... claro, ninguno podía compararse con su “rojillo”, ni siquiera “Merche”, la del quinto izquierda, esa alemanita con su acharolado cuerpo y su precioso anillo en la nariz. Y es que, como su “rojillo”, no había nada. La ansiedad por subirse a sus recientes asientos de cuero y sentirse abrazado por ellos le embargaba. Emborracharse del olor, aún nuevo, de todo el interior, sentir el contacto del volante en sus manos, la suave y cálida caricia de la palanca de cambios bajo sus dedos... ¡Sublime!...Sin más comentarios. 


El ascensor paró justo donde debía de parar: “S2”. Por un segundo, ¿qué digo?, por milésimas de segundo, la normalidad disfrutaba en el ambiente reinante, que no era otra cosa, que la felicidad y buen rollito. Las milésimas de segundo pasaron al segundo, y el segundo dio paso a dos, tres, e incluso a cuatro, pero lo catastrófico del caso era, que no solamente pasaron cuatro segundo... pasaron miles de segundos, o por lo menos eso a él le parecía, y aquella asquerosa puerta se empeñaba en truncar los planes de felicidad que Andrés había preparado para aquel maravilloso día. No podría resistir que, debido a su tardanza, Lucas jugara de compañero con Roberto, contra Borja y José Arnaldo, y él, tuviera que subirse a la silla de juez y terminar con tortícolis. 


Desesperaito estaba el pobre. Y se calamitó la dicha precipitándose al abismo de su propia desesperación. ¡Aquella maldita puerta seguía sin querer abrirse!. No podía por más tiempo permanecer en ese estado de exasperación incontrolada. Los nervios le consumían el alma. La hiperactividad emocional socavaba ávidamente su autoestima... No podía comprender cómo era posible que aquello le estuviera pasando a él. Por momentos, el corazón parecía que se le salía por la boca, o como que le explotaba en el interior de la cavidad torácica. Una tras otra, las gotas de sudor frío se incorporaban al cortejo mortuorio. Estaba para que le dieran los santos oleos. Un estado de claustrofobia le apretaba todo el cuerpo, como si de una mortaja se tratara. Un fino grito por liberarse y convertirse en un alarido, iba tomando formas en el interior de su estómago cuando, ya, por el esófago, apunto de pasar a la laringe, fue éste interrumpido por un: -Por favor caballerete ¿va Ud. a salir ya de una vez del ascensor, o va a estar todo el día ahí parado? 


El mundo se paralizó y él se petrificó por un instante. Con aire elegante, y como el que no da importancia al hecho, o como el que por cualquier circunstancia se ha despistado, se giró lentamente 180º y replicó: “Cómo no, doña Adelaida, disculpe, ¡tantas cosas en la cabeza!.." Y con paso almohadillado como sobre nubes de algodón, Andrés iba disfrutando caminito a su “rojillo”, pensando: "¡Bendita doña Adelaida!, gracias a ella, este día, continuará siendo: ¡Un día feliz!”


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: 

...y para más coña, en mi caso, bueno, en el caso de la señora, el ascensor del hospital solo tiene una salida... La pobretica de la señora, estaba totalmente esperanzada en que las pared trasera se abriría. 

Guillermo: Señora, es por aquí
Señora: -girándose- ah!. Gracias. 

 Y nos cruzamos una sorisa.

lunes, 22 de junio de 2009

Haiku 16

Termina la jornada. Noche de San Juan. Los chiquillos ultiman los preparativos para la hoguera. Comienzan a sonar en el campo las melodías de la noche. El horizonte, tímido, muestra sus colores.



llamas de sol 
abrazando los cuerpos, 
noche de San Juan


viernes, 19 de junio de 2009

Si...



Si pudiera con mis manos 
agarrar los vientos que me azotan… 

Si con mis manos 
pudiera arrancarme el corazón 
y en su lugar ponerme tu dolor… 

Si pudiera aplastar tu sufrimiento contra la roca… 

Si tu mirada me mirara, 
en esos momentos, 
más calmada… 

 Si yo estuviera ahí y tú aquí… 

Si yo pudiera… 

Si no te quisiera tanto…
.....ooOoo.....

No me vence el Sufrimiento, pero hay momentos en los que lo intenta.

miércoles, 17 de junio de 2009

Por Verla A Ella




Parecía que salía el sol 
y, tímidamente,
volvió a ponerse 
tras una pequeña nube 
que ensombreció el paisaje. 

Sí, claro que sé 

del cielo azul 
y de la brisa del mar 
sobre mi cara,
más allá 
de esa pequeña nube, 
pero no es menos cierto 
que, en el frío invierno, 
también sabemos 
de los calores del verano, 
y a pesar de ello, 
tiritamos de frío
desnudos en el páramo

Es doloroso, 

sobre todo para Ella
y por verla a Ella.

También es cierto 
que, a pesar de todo, 
el sol está ah, con su calor, 
con su energía que irradia 
y nos da la vida. 

Lo  sé y es cierto


.....ooOoo.....


Besibrazos para todos.

lunes, 15 de junio de 2009

Haiku 15

Nos apartamos del sendero camino de la misa del domingo. Tus padres y los míos ya habrían llegado a la iglesia. Supongo que, sabedores de lo nuestro, se mirarían entre ellos como diciéndose… ¡Quién sabe qué se dirían con sus miradas! 

Apurados, llegamos justo a la bendición final. Y salimos bendecidos hasta hoy, y por siempre. 

Tu negro velo, de encaje fino, quedó atrapado en el tiempo, entre aquellos juncos verdes. Verdes como tus ojos verdes.




de caramelo, 
el sabor de tus labios 
junto al arroyo

viernes, 12 de junio de 2009

Hay Tantas Cosas En La Vida Por Las Que Nos Afanamos Y...



¿De qué le sirve tener al campo
el más bello árbol, 
si no hay, siquiera ,
un triste pájaro que lo alegre 
con su triste canción?

(Porque, cuando un pájaro canta, 
¿quién adivina si es de alegría
o de tristeza?) 

  .....ooOoo.....

miércoles, 10 de junio de 2009

Sensaciones





Fotos: Guillermo
Y aún así, a veces, ... más de las que suponemos o creemos, siempre hay una esperanza.

Gracias a todos por estar ahí... A ver si ya queda poquito.

lunes, 8 de junio de 2009

A Tí



Te quiero de muchas formas y maneras, pero aún más te amo, en tu debilidad.

viernes, 5 de junio de 2009

Viento Del Norte, Viento Del Sur



Poco a poco, 
léntamente, 
sin darse uno cuenta,
el brillo del sol desaparece. 
Y en esta oscuridad 
que de todo se apodera, 
el silencio se agudiza 
como gritos afilados. 

¡Silencio maldito que todo lo embarga, 

que todo lo envuelve! 

Soledad quieta y callada. 


Soledad, ya te conozco 

a pesar de tu canto tosco, 
a pesar del gélido aliento 
que a mis adentros mata. 

Es,

como si el frío Viento del Norte, 
aposentándose en el estío, 
plácidamente reinara 
y no marchase jamás. 

El viejo Viento del Norte, 

mis pensamientos reclama, 
mas a mi alma la rescata, 
el cálido Viento del Sur.

 .....ooOoo.....

Seguimos hospitalizados. Y parece ser que para bien entrada la próxima semana tb. Gracias por vuestros comentarios.- Besibrazos para tod@s

miércoles, 3 de junio de 2009

Tú... (y aún así...)



Cansado de tanto andar, 
allá, por la veredita abajo, 
junto al río descansé. 

El verde del campo 

me iluminó la mirada. 
Un trago de agua 
refrescó mi garganta. 
El canto alegre de los pájaros 
se entretejía con el perfume de las flores 
sosegando mi espíritu. 

Y aún así, me faltabas tú.


.....ooOoo.....

(Siento no poder visitaros... no sabéis hasta qué punto ... Ya, el publicar, me provoca un poco de complicación en el tiempo... Bueno, por vosotros. Gracias, gracias a todos por estar aquí... Esperemops que esta situación de enfermedad, dé un fruto bueno... Eso espero)

lunes, 1 de junio de 2009

Haiku 14

Tenencia ilícita de tus besos en mis labios, y tus abrazos, y nuestros cuerpos que susurran clandestinos nuestros nombres, aún, sobre las sábanas calientes. Maremoto incontenible gritando que te amo hasta la sima del océano embravecido. Hasta traspasar el magma por grabar tu nombre en el mismo centro de las entrañas de la tierra.



Suave perfume 
que a mis poros reclama 
siente mi alma