..................................................

En Mis Rincones (barra derecha color verde, y casi al final del todo), podrás encontrar los diferentes temas que trato.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES DE ESTE BLOG SON SUBIDAS DE INTERNET. SI VES ALGUNA QUE ES DE TU PROPIEDAD Y DESEAS QUE LA ELIMINE, ME LO COMENTAS Y ASÍ LO HARÉ.

domingo, 1 de junio de 2008

El Caballero III.- A su Dama.























Mi amada.
Mi consuelo.
Mi lucero.
Mi guía.

Ya hace tiempo, mi señora,
que de vos nada sé.
Que encarcelada mi persona
entre seres fantásticos
y traviesos,
se encontraba.

Mis deseos ardían en mi pecho
y mis ansias por escribiros
desbordaban mis mayores anhelos.

No había para mí consuelo
en esta desdicha por
no poderos escribir.

En todo este tiempo que ha pasado,
no sé que habréis pensado
al no recibir, siquiera,
una pequeña misiva
de este viejo caballero.
Y esa duda,
ese no saber de vos
y el qué de vuestro pensar,
me desmayaba el alma.

¿Os importuna ahora
que os escriba?

¡Vos,
que en tanto tiempo
de mi obligado cautiverio
habéis sido mi
pan y mi agua,
mi luz del mediodía.
Mi sol y mi luna.
Mi consuelo...!

¡Vos!,



Que por vos
he sobrevivido,
si ahora soy bien recibido,
despierten los ángeles
y tiliten refulgentes
en el cielo los luceros.
Mas, si en el olvido me tenéis...
Más me valiera
que una dulce daga,
de mi corazón se enamorara,
y partiera en dos
mi amor por vos.

Dulce muerte
sin cabida para el reproche.
No podría.

Pues mi amor,
sin vos,
no es amor.
Es fantasía.

En espera
de vuestra respuesta,
queda este Caballero.
Que fuera cual fuera,
solo por leeros de nuevo,
mi vida os la diera.

13 comentarios:

  1. si pudiera ser la dama de ese hermoso caballero, le diría que tiene mi amor, y mis ojos como lucero...
    Si pudiera ser su dama no lo dejaría nunca, y abrazaría su causa por noble y por auténtico...
    te quiero

    ResponderEliminar
  2. Mi querida dama enredada
    entre la noche y el día,
    entre lo real y la fantasía.

    Os quiero y os adoro.
    Cómo no iba a quereros?
    Acaso yo sería
    diferente al resto
    de damas
    y caballeros blogeros...?

    Mas,
    la que mi alma roba
    y colma de pasiones,
    es quien Guillermo
    me grabó a fuego
    en mi corazón.
    Y este amor,
    supera en demasía
    al que, por vos,
    o cualquier otra dama tuviera.

    Mas, no os sintais despechada,
    mi querida Enredada.
    Querida, sí,
    pues vuestra persona,
    se enreda y trama
    la trama que enamora.
    Que a este caballero,
    encariña.
    Y es que,
    hay cariños grandes,
    hondos y profundos
    como la mar
    en sus entrañas.
    Cariños preciosos,
    como rubíes o brillantes,
    Cariños,
    como el que este caballero
    por vos siente.

    un beso, mi bella dama Enredada.

    Y con esto,
    me retiro a mis aposentos,
    que bonico día
    lleva este mendo... que diga, menda.

    ResponderEliminar
  3. Grande amor profesáis por esa dama,
    que a la muerte saludais en beso eterno,
    si el silencio es la respuesta a vuestro ruego.
    Quiera dios que no ocurra esa desgracia.
    Caballero por mil damas ensalzado,
    caballero del amor enamorado, caballero que la vida dais en pago
    por palabras de consuelo de una dama....
    Esconded la daga entre los pliegues
    de la túnica que cubre vuestro cuerpo
    y con ella enterrar vuestros desvelos.
    Pueda ser que la dama de los sueños,
    os profese gran amor...pero en silencio.
    Suerte, caballero.
    Besines alados.

    ResponderEliminar
  4. Mmmm y yo que vengo de Alcalá del finde... creo que hubiera sido muy apropiado tus versos querido Guillermo... bueno, siempre lo son!

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. Agradecdo quedo de vos,
    mi dama mariposa,
    por vuestros certeros versos,
    que no prosa,
    aciertan de lleno
    en la diana.

    Y es que,
    mis desvelos por mi señora dama,
    me apretujan sin piedad
    mi pobre y cansado corazón,
    de tanto trasiego
    por estos campos de Dios.

    Y lo que espero,
    bien lo decís:
    Que ella,
    en su silencio,
    amarme aun pueda ella,
    para espantar mi desconsuelo.

    Mas sabed,
    mi bella dama mariposa que,
    a vos, como al resto de las damas,
    que por estos bloges pululan,
    y desean mi bienestar emocional,
    en mis pensamientos
    y quereres os llevo...
    a todas,
    faltaría más.
    ..........................

    Ay!, mi Belén,
    mi Belén que no solo del cuerpo
    se preocupa,
    sino de sanar también las almas.

    Mi querida tambien Belén,
    querida como a las otras damas.
    Tened siempre presente,
    si lo estimáis conveniente,
    mis versos hacia vos...
    si no es atrevimiento por mi parte,
    y si así,
    disculpad mi osadía,
    pues quiero solo demostraros
    mi total garantía,
    de mi cariño hacia vos que,
    como anteriormente he mencionado,
    a todas y a cada una estimo
    en lo verdaderamente os merecéis.
    Y debéis consideraros,
    todas, en demasía.
    Que si la una, por su eso,
    que si la otra, por su otro,
    que si la de más allá, por...
    Cada una, repito,
    os merecéis mi cariño
    y atodos mis respetos...
    que ya lo debéis saber
    porque no es la primera vez
    que aquí lo digo.
    :::::::::::::::::::::::::::

    Mis querida damas
    Mariposa y Belén,
    vaya un beso sincero
    de despedida y...
    vos, Belén, sabed que,
    dejaros a Guillermo
    a un lado...
    Qué sabe ese
    de mis cariños por vos
    y por el resto de las
    damas de este blog.

    Él, que me encomiende
    a mi Dama Amada,
    a mi Señora esperada,
    mas con vuestras mercedes,
    todas las aquí damas
    que en comentarios me visitáis,
    aquí, soy yo quien habla,
    escribe... y se explaya...

    ResponderEliminar
  6. No hay lugar a dudas, Caballero, de que habéis conseguido,con vuestros versos, subyugar a todas las damas.

    Nos habláis de vuestro corazón, en cautiverio enamorado. Más a mi parecer, el que ama es el más libre de todos. No hay rejas que puedan encarcelar a los amantes, ni tiempo que les distancie, ni muros que les separen.

    Vuestra Dama, es afortunada. Seguro que acogerá con algarabía cada una de vuestras cartas. Se regocijará en sus palabras, y en ellas hallará solaz y calma.

    No alberguéis dudas sobre su amor. Confiad en el vuestro, que hasta ahora nunca os ha fallado, brújula que hasta ella os ha guiado.

    Los corazones enamorados siempre terminan encontrándose, reconociéndose, y amándose.

    Que vuestro coraje, no os abandone. La Dama que amáis --seguro-- que os aguarda en silencio.

    Mis respetos, Caballero.

    (suave inclinación de cabeza)

    ResponderEliminar
  7. ojalá pudiese ser un poeta como tu

    muy bueno el blog

    mucho amor por el escribír.

    Pablo.

    ResponderEliminar
  8. Pues, si que ha salido romantico este caballero....¡¡Pardiez!!

    ¿No le estará hechando una mano el primo Guille, con su buena poesia?

    Jajajaja....es un Caballero Ilustardo....aunque tambien dispuesto a la "batalla" amorosa...

    La definición de orquidea que dió Elbi, no la conocía....jajajaja...me dejó de piedra...ahora ya sabemos porqué son "tan delicadas"....las orquideas...me refiero....jajajaja

    Lo mismo que Rox, con lo de "niña pija".....que risa pasé leyendolo.
    Estas chicas, son un encanto.
    Saludos, Guille.

    ResponderEliminar
  9. Elbereth, dama mía,
    sabed que la incertidumbre
    que me trae cada nuevo día,
    es desasosiego para mi corazón.
    Sabed que, mi pasión por ella,
    es cumbre inalcanzable
    para los mortales.
    Que ya se encargó
    el Guillermito de mis pesares,
    vestir mi alma
    con la pasión por mi señora y dama.

    Mas, a vos,
    como en antecedentes proclamo,
    siento no poder amaros,
    pero si quereros
    y desearos buenaventuras
    en esta vida cotidiana.
    Y que en cuidaros
    no descuidéis...
    más el alma que el cuerpo,
    aunque, si alguna manzana...
    vuestro estómago necesitara...
    bienvenida fuese.

    Y vos decís afortunada
    que es mi Dama...
    Más bien yo, que,
    aunque de quimeras por ella
    me alimento,
    no es menos cierto que,
    en acierto habéis hablado,
    cuando de libertad
    decis que el amor procura.
    Y ese amor que por ella siento,
    aun en el dolor,
    es el que a mi alma cura
    de espantos en el día a día,
    porque... bonico esta el panorama.

    Mi dama Elbereth,
    a vos os beso y os admiro.

    ... Y ahora...
    me retiro.

    ::::::::::::::::::::::::::::::::::
    Señor don Pablo,
    es de agradecer
    su sentimiento expresado
    en su comentario.

    Humildemente,
    soy consciente de mis limitaciones.
    Que no son versos,
    que son... eso,
    ripias.

    No trato de ganar afectos.
    Es a mi Dama y Señora
    a quien pretendo
    hasta en sueños.

    Es a ella y por ella,
    que aun existo.

    Es el amor que me domina,
    el que no marchita
    mi esperanza.

    Ella es mi vida.

    Sabed, don Pablo,
    que reitero mi agradecimiento.
    Y que daré,
    buenas noticias de vos
    a Guillermo.

    Reciba,
    de este Caballero,
    mi más admirado saludo.

    Hasta más ver, don Pablo.

    ResponderEliminar
  10. Don Alex,
    se le saluda.

    Ya Guillermo me abló de usted, que,
    pardiez!,
    vaya insigne elemento
    está usted hecho,
    representando al género humano.

    Que según parece,
    no le cae nada mal
    a Guillermito, y es que...
    Claro,
    el corporativismo masculino,
    que terminando lo dicho,
    como usted podría...
    je, je, je... y jejé...
    y otra vez, pardiez!
    que es que, usted,
    no para con los jejé.

    A la una,
    a las dos
    y a las tres...
    todos a la vez
    je, je... y jejé.

    que más que comentarios,
    es usted...
    una saquito de la risa que,
    hasta a mí, al final,
    me va hacer sonreir...
    pero solo sonreir.

    Ríanse ustedes dos,
    Usted, digo, y Guillermo...
    sí, a la sazón.

    Que ya les queda poco
    para entrar en la edad crítica
    de pensar en...
    sopitas de leche
    y buen vino.

    Y ya todo dicho,
    por donde este caballero vino,
    se marcha a toda pastilla,
    pues Guillermo reclama su sitio.

    Y que si no soy obediente,
    seguro que me da un castigo...
    como usted diría...
    jejeje... y jé,
    a mí, a mi edad!!!
    Nada más y nada menos
    que a su caballero...
    Un castigo!!!
    Como se atreva este Guillermo,
    le corto...
    el plumero.

    --Caballero!!!

    Perdón, Guillermo.

    --Ve pensando en retirarte y vete despidiendo de Alex.

    Bien dicho, Guillermo.

    Pues nada, don Alex.
    Que lo dicho, queda dicho
    y que no hay bicho,
    en este mundo,
    por grande y maligno que sea,
    que pueda impedirme
    saludarle como se merece.
    Como primo y colega
    de Guillermo.

    Sinceramente agradezco
    su comentario.
    Reciba un muy afectuoso
    y coardial saludo.

    Nos vemos, don Alex.

    ResponderEliminar
  11. --Caballero.
    --Dime Guillermo.
    --ablar, es con "h" de falar.
    --Ya, ya Guillermo.
    Será, la rapidez en el.. hablar.
    --Ya.

    ResponderEliminar
  12. Hay ese caballero ...pues que pronto se haga la respuesta de la dama.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Wychy... tendremos que esperar hasta el domingo en la noche... pero, no le digas nada a él... Creo que pudieran haber buenas noticias
    Besicos

    ResponderEliminar

Hola y Gracias por tu comentario.